Agradecer... ¿Una cualidad olvidada?


Muchas Gracias por tu correo; nos anima a seguir, precisamente estábamos pensando en cerrar el blog porque vemos que muchísima gente entra, baja todo lo que quiere, copia recetas y recomendaciones, linkea los vídeos y los audios, baja las películas y los audiolibros y ningún comentario dejan para ver si les sirvió, si les fue útil, si funcionan las descargas, etc., pero bueno... por personas como tú vale la pena seguir.
Un Abrazo en Luz;
Ghermain y Violeta.

Respuesta de Myrla al correo de arriba.

Por nada cierren el blog. Voy a referirlo a otras personas. El universo les retribuye de las maneras menos esperadas.
Lo que pasa es que hemos perdido el valor del agradecimiento, la gratitud, la cortesía, etc.
Justo ayer cuando subía al bus y  me llamaba algo la atención.
Generalmente sucede que subes,  saludas y nadie te contesta; si acaso alguien se digna a contestar  cosa que  sucede muy pocas veces y lo más raro es que el conductor conteste. A final de cuentas quien tiene esa cortesía termina cansándose y también se hace indiferente.
Justo ayer era el conductor quien saludaba a los pasajeros al subir,  algo milagroso aquí en Panamá y más que viniese de un chofer del transporte colectivo que tienen fama de arrebato, bulla y velocidad, grosería y demencia.
Lo que me llamaba la atención era la cara de rareza que ponía la mayoría de la gente al ver que era el chofer quien les saludaba. No podían ocultar un gesto en sus rostros como quien dice: "bueno y a este que le ha dado". A muy pocos se les alegraba el rostro.
Así pasa también en otros aspectos lo que importa es el beneficio individual, sin importar, reconocer o valorar el esfuerzo del otro.
Siempre en gratitud,
Myrla