¿Qué es la Alcachofa? ¿Para qué sirve la Alcachofa?

La alcachofa es una de las hortalizas más apreciadas por los gastrónomos y, además, una de las más saludables. Rica en vitaminas y minerales, apenas contiene grasa y goza de una reputada fama por sus propiedades depurativas. La alcachofa es la parte floral no madura de la alcachofera (Cynara scolymus), una planta propia de climas templados. Las partes comestibles son, en realidad, el receptáculo floral (corazón de la alcachofa) y las hojas carnosas y protectoras que la rodean.

La alcachofa carece prácticamente de grasas (0,12%) y, al igual que el resto de las verduras, contiene cantidades pequeñas de hidratos de carbono (2,90%) y proteínas (2,40%), aunque éstas sean mayores a las cantidades aportadas por la mayoría de ellas. Por esta razón, su aporte calórico es bajo (21,56 kcal/100 g).
Además, la alcachofa es rica en fibra, necesaria para la regulación del tránsito intestinal entre otras muchas funciones, y aporta minerales como el fósforo, hierro, magnesio, calcio y potasio.
Cien gramos de alcachofas cubren aproximadamente el 16% de las ingestas diarias recomendadas de fósforo, un 10% de las del hierro y el 8% de las recomendadas para el magnesio.
Entre las vitaminas, destaca la presencia de vitamina B1, niacina y vitamina C.
Por su composición, la alcachofa no es sólo un alimento que aporta nutrientes sino que se revela como eficaz protector de la salud.
Su bajo contenido calórico y alta proporción de agua y fibra la convierte en un recurso excelente de las dietas de adelgazamiento. A su vez, su contenido de fibra, vitamina C y flavonoides antioxidantes ayuda a prevenir del riesgo de cáncer y patologías cardiovasculares.
Es muy destacable es el efecto protector que ejerce la cinarina sobre el sistema digestivo y, en particular, sobre el funcionamiento hepático biliar. La cinarina logra aumentar la producción de bilis necesaria para la digestión de las grasas. Por esto, la alcachofa facilita las digestiones pesadas.
Además, la cinarina ejerce un efecto positivo sobre el riñón, aumentando la producción de orina, evitando la favoreciendo la eliminación de toxinas, de ahí su fama como depurativa.
Además, la insulina presente en la alcachofa, aparte de tener las propiedades clásicas de las fibras alimentarias para regular el tránsito intestinal, contribuye a la mejor absorción del calcio, a la estimulación de las defensas naturales de la flora intestinal (efecto bífidus) y a reducir el colesterol y los niveles de azúcar en sangre, lo que convierte a la alcachofa en un alimento muy aconsejado en la dieta de los diabéticos.
Todas estas propiedades convierten a la alcachofa en prototipo de alimento aliado de la salud. No obstante, las mujeres lactantes deben moderar su consumo porque modifica el gusto de la leche materna.
La Alcachofa sirve para la protección de varias partes del organismo, su consumo da como resultado un cuerpo sano que combatirá de maneta natural, diversas enfermedades e incluso para combatir el sobrepeso.
Dentro de las propiedades de la Alcachofa se pueden enlistar las más importantes:
- Protege y descongestiona el hígado.
- Favorece el funcionamiento biliar.
- Reduce los niveles de colesterol en la sangre, reduce la presión arterial, previene la arterioesclerosis, infarto, angina de pecho.
- Rebaja los niveles de azúcar en la sangre.
- Es diurética, elimina el ácido úrico, mantiene saludable los riñones.
- Previene el cáncer.
- Depura la sangre.
- Previene la Osteoporosis.
- Fortalece el Sistema Inmunitario.
- Mejora los problemas digestivos y regulariza el buen funcionamiento de los intestinos.
- Provee mayor energía al metabolizar eficientemente los hidratos de carbono.
- Evita la aparición de enfermedades como nerviosismo, ansiedad, depresión o insomnio.
Y una de sus mejores cualidades previene la obesidad ayudando a mejorar el metabolismo de los ácidos grasos.
No esperes más y prueba los suplementos alimenticios de Alcachofa.