El Kundalini-Yoga

El Kundalini-Yoga es una rama del yoga que trabaja sobre la energía que se encuentra dormida en el interior de todas las personas. Mediante el Kundalini-Yoga se busca despertar esa energía Universal que se compara con una serpiente enroscada esperando para saltar. Su despertar significa el despertar de la conciencia suprema y eterna.

El concepto de Kundalini no solo está presente en el yoga. También lo encontramos en el tantra, el budismo y en el taoísmo. Representa una energía invisible que se encuentra dormida en el Muladhara, el primero de los chakras que se encuentra en la zona del perineo.
El Kundalini-Yoga busca despertar esa energía que normalmente se encuentra dormida en nuestro interior dirigiéndola hacia el Sahasrara o chakra superior pasando por los siete chakras con la finalidad de unir cuerpo y espíritu, en un intento de integrar el materialismo con la espiritualidad, principios que son habitualmente opuestos.
Las practicas yoguis que se usan para activar el Kundalini incluye asanas (posturas), pranayama (control de la respiración), kriyas (ejercicios) y canto de mantras o mudras.
Las posturas no son complejas y requieren poca exigencia física. Acompañadas de una respiración dinámica logran en el practicante tranquilidad mental y vitalidad. Se le da especial importancia a la lentitud de los movimientos, la concentración mental, la respiración profunda, la inmovilidad total de las posturas y la relajación antes y después de cada ejercicio.
El Kundalini se representa como una serpiente enroscada a la columna vertebral, es una energía que está dormida dentro de nuestro cuerpo y puede ser peligroso despertarla prematuramente. Los instructores de yoga nos enseñan que el Kundalini-Yoga es una técnica peligrosa. Todos los grandes maestros espirituales nos advierten al respecto, no se debe forzar nunca esta energía. Hay una posibilidad de dañar el cerebro si no se practica correctamente y sin una supervisión adecuada. Se puede sufrir una enfermedad que ninguna ciencia o médico conocidos pueden curar.
Muchos yoguis nos advierten que la práctica incorrecta del yoga puede llegar a poner en peligro la salud mental de una persona al expandir su estado de conciencia sin estar preparado para ello
Algunas posiciones del Kundalini-Yoga pueden ser practicadas sin problemas por aquellos que se inician en la práctica de yoga, pero se aconseja no realizar las poses de yoga si no se tiene noción alguna acerca de esta práctica. Para empezar debemos asistir aunque sea a una clase de yoga o consultar con un instructor.
Algunas posiciones del Kundalini-Yoga:
Pose de estiramiento
Acostados de espaldas colocamos las manos debajo de la cola con las palmas hacia abajo para apoyar la zona lumbar. Levantamos los talones unos 10 o 20 centímetros del suelo con los pies y con los dedos de los pies apuntando hacia delante levantamos la cabeza levemente y miramos los dedos de los pies.
Pose del camello
Se comienza en posición de rodillas, con los pies y sus dedos extendidos hacia atrás. Con las manos apoyadas en la parte posterior de la cintura baja y los dedos de las mano apuntando hacia abajo.
Arqueamos la espalda llevando las caderas hacia delante, expandiendo el pecho y presionando con los codos simultáneamente.
Pose de la cobra
Acostados en el piso boca abajo y con los pies extendidos colocamos las manos cerca de los hombros y levantamos el torso, los muslos deben permanecer en el piso. Movemos la cabeza hacia arriba y hacia los lados estirando el cuello.
Todas estas posiciones del Kundalini-Yoga pueden durar desde 15 segundos hasta 10 minutos o más dependiendo de cuan avanzado sea el practicante y se combina con técnicas de respiración como el Pranayama. Se recomienda combinarlas con los mantras de Kundalini yoga.