Remedios caseros para la indigestión


Cuando se acercan las fiestas de fin de año a veces nos excedemos un poco con las comidas y las bebidas. A quien no le ha pasado que después de una cena de fiesta, al otro día nos levantamos con un dolor en el estómago, acidez, diarrea, vómitos y malestares estomacales.
Esto puede ser debido a una indigestión. Esta es la mejor época del año para recordar que hay algunos remedios caseros para la indigestión que nos pueden ayudar mucho. (by Sebastián Rossi)
Siempre hay que cuidarse con las comidas, sobre todo los platos muy condimentados y con salsas. Los dulces, bebidas alcohólicas y productos de repostería también deberían consumirse con moderación.

Remedios caseros para la indigestión:
Jengibre: Agregamos una cucharada de raíz de jengibre en una taza de agua hirviendo, dejamos reposar y colamos. Tomar sin azúcar después de las comidas.
Limón: podemos preparar una infusión con hojas del limonero o también se prepara una mezcla del zumo de un limón en un litro de agua, tomar un vaso cada 3 horas sin azúcar.
Semillas de hinojo: masticar unas semillas de hinojo es muy bueno, especialmente si la indigestión es debido a que comió demasiado.
Infusiones: Una infusión de menta, tilo o manzanilla puede ser un gran alivio para la indigestión.
Plátano: un plátano bien maduro puede llegar a ser una solución para la indigestión. Es muy bueno para aliviar la inflamación y actúa como un antiácido natural.
Vinagre de manzana: Poner una cucharada de vinagre de manzana en un vaso de agua. También actúa como un antiácido y ayuda a la digestión.
Piña: Si creemos que vamos a comer y beber abundantemente podemos prevenir la indigestión comiendo una rebanada de piña antes de comer. De esta forma la piña mejora el proceso digestivo.
Así que feliz año nuevo para todos y en lo posible a festejar comiendo saludablemente, pero si no lo hacemos, ya tenemos la solución natural para “el día después”.

Photobucket