Dieta y alimentos para evitar y combatir estrías


Las estrías son líneas blancas que se marcan en la piel, la cual tiene la propiedad de ser elástica y poderse estirar, aunque si se mantiene por mucho tiempo estirada y luego se encoge, entonces es posible que aparezcan y marquen lo que ya conocemos como estrías, las cuales no son sino pequeñas cicatrices que se forman en la piel debido a la ruptura de las fibras de la piel. Las embarazadas y las personas obesas o que las que bajan y suben de peso rápidamente, son más propensas a padecer estrías. (by K.L.Garcés)
Para prevenir y menguar las estrías, es necesario que la piel esté en las mejores condiciones de manera que la piel este tan lubricada y humectada que pueda estirarse sin daño y recuperarse de las posibles cicatrices. Además de untar aceites o cremas en la piel cuando se está embarazada o se está bajando o subiendo de peso, un punto básico es la alimentación, por lo que hay que poner especial atención en lo que comemos, incluir jugos, ensaladas, aceites vegetales, proteínas, etc. De una forma adecuada y suficiente.
La dieta para prevenir y menguar estrías consiste en empezar por los intestinos, de manera que estos funcionen óptimamente y puedan absorber nutrientes y depurar toxinas.
Para mantener los intestinos depurados, se recomienda que dos o tres veces al mes escojas una fruta y la consumas durante todo el día sin agregarle sal, azúcar u otra cosa. En este día, hay que beber dos litros de agua pura. Durante el resto del mes, es necesario seguir tomando dos litros de agua y consumir jugos de vegetales frescos como el de aloe, zanahoria, tomate, etc.
En tu dieta diaria, te recomendamos incluyas los siguientes alimentos:
- Bebidas antioxidantes, reparadoras y regeneradoras de la piel:
- Jugo de aloe, té verde o rojo, jugo de zanahoria, jugo de apio o tomate.
En las comidas:
Debes procurar consumir alimentos lo más natural posible, como ensaladas frescas, frutas, cereales, etc. Recuerda que la cocción mata muchas propiedades de los alimentos, si comes mucho pero cocinado, no te están nutriendo debidamente, y tu piel s uno de los órganos principales que primero resiente la falta de vegetales frescos en la dieta.
Consumo de frutas y verduras:
Debes consumir al menos tres frutas y tres verduras frescas diariamente.
Consumo de aceites vegetales y vitamina E:
Incluye en tu dieta diaria aceite de oliva extra virgen o aceite de sésamo, los cuales son ricos en vitamina E, un elixir para la piel. No te olvides del aguacate, las almendras, las nueces, el maní, el pescado etc., los cuales, si se consumen con moderación (en especial el maní y nueces), son un elixir para la piel.

Receta de jugo anti-estrías
Necesitas:
• Un vaso de jugo de aloe o un nopal pequeño
• Medio vaso de jugo de zanahoria fresca
• Un poquitín de alga espirulina (opcional)
• 3 almendras
Licua todo y bebe, a sorbos, despacio.

Sándwich anti- estrías
Necesitas:
• 2 rebanadas de pan integral
• Medio aguacate maduro
• Medio limón
• Una rebanada delgada de tofu o queso (cuajada o campesino)
• Un tomate rojo
• Un poquito de germinado de alfalfa
• Aceite de oliva extra virgen
Elaboración:
Prepara el pan con un chorrito de aceite de oliva en ambas rebanadas. Agrega la alfalfa, el tomate en rebanadas y acomoda el resto de ingredientes. Puedes calentar un poco o comer templado.

Licuado anti-estrías
Necesitas:
• Un vaso de leche de almendras
• Una rebanada de papaya
• 2 almendras
• Melaza de arroz
• Una cucharada de avena.
Pon todo en la licuadora y cuando este bien licuado todo, bebe a sorbos despacio.

Jugo depurativo, antioxidante, regenerativo celular
Necesitas:
Un vaso de jugo de naranja fresco,
1 taza de fresas
Una cucharada de avena molida
Una cucharada de linaza
Licua todo y bebe despacio sin colar.

Ensalada regenerativa, rejuvenecedora y sanadora de la piel
Necesitas:
Una taza de germinado de alfalfa
Una taza de brotes de soja
Una cucharada de aceite de oliva extra virgen
Dos limones
Una cucharada de sésamo crudo
Una cucharada de polen
Tomate rojo
Elaboración:
Mezcla todos los ingredientes y decora con el tomate rojo y el sésamo espolvoreado.