Adiós al insomnio con la meditación

No dejes que la falta de sueño te impida disfrutar al máximo todas las actividades de tu día, si sientes que no duermes bien y te sientes cansado, apático y no muy concentrado en el día, sin duda este articulo te encantará, ya que te ayudará con una meditación y algunos tips para corregir este desorden del sueño y llenar tus días de energía y buena salud. 

Las causas que provocan los trastornos de sueño o insomnio son varias: falta de vitaminas en el cuerpo (mala nutrición), estrés emocional, exceso de azúcares refinados en la dieta, falta de actividad física, hábitos desordenados de vida, preocupaciones, etc.

Si bien nunca está de más observar la calidad de hábitos y de nuestra alimentación, y cerciorarnos de que estemos consumiendo suficientes vitaminas y minerales, el insomnio puede ser tratado sin duda con la meditación, la cual tiene innumerables beneficios en la salud y es uno de los recursos más efectivos para que duermas todas las noches como un bebé.

Entre algunas de las finalidades de la meditación, es la de guiar a la mente a crear el estado anímico que se desea. No sólo se puede meditar cerrando los ojos y en un lugar especial, la meditación puede llevarse a cabo en cualquier lugar, sin embargo, en este caso te enseñaremos a meditar con la finalidad de que cada noche puedas descansar muy bien.

¿Cómo saber si tienes trastornos de sueño o insomnio?

• Si tienes dificultad para conciliar el sueño.
• Si te mueves muchas veces en la cama para “acomodarte”.
• Si roncas, ya que los ronquidos se deben a una dificultad para respirar adecuadamente.
• Si te quedas dormido en el día o andas somnoliento.
• Si caminas (sonambulismo) o hablas durante el sueño.
• SI tienes frecuentemente pesadillas o terrores nocturnos.
• Malestar físico general.
• Falta de concentración.
• Si tomas más de 3 tazas de café o fumas tabaco.
• Si te despiertas con frecuencia por las noches.

¿Cómo hacer la meditación para combatir insomnio?

La meditación puede realizarse de tres formas:

GRABACIÓN: se graba la meditación previamente y se coloca el CD antes de dormir.
MENTALMENTE: La meditación se aprende y uno mismo la efectúa antes de dormirse.
GUIADA: en este caso puede hacerse con alguna persona que esté cerca y que tenga una voz suave y apta para ayudarnos a meditar. En este caso, la meditación guiada puede ser un muy buen recurso para las mamás que tienen niños a quienes les cuesta conciliar el sueño. En este caso, la mamá puede optar proponer música suave y escribir un guión de la meditación para y leerlo al niño, usando una voz suave y arrulladora. Una vez que la mamá tenga practica en narrar el guión, puede usar su imaginación para crear sus propios guiones.
Antes de dormir e iniciar la meditación:

Toma una taza de té de anís, manzanilla, hierbabuena, lechuga, pasiflora o mejorana, endulza con una pizca de miel de abeja y luego a dormir.  También el jugo de manzana fresco y ciruela son estupendos para ayudar a relajar, ya que son ricos en melatonina, la hormona que ayuda a inducir el sueño. Recuerda cenar una o dos horas antes de acostarte pues si cenas mucho antes de irte a dormir la digestión entorpecerá el sueño y la meditación.

Guión para combatir el insomnio mediante la meditación. Entre cada punto, da 5 segundos de espacio para explicar el que sigue, tu voz debe ser muy suave y acariciadora, puedes usar alguna música tranquila de fondo para ayudar a ambientar, aunque no es necesaria la música.

1. Cierra tus ojos y da un hondo respiro, y cuando exhales permite que se libere todo el estrés o tensión de tu cuerpo.
2. Vuelve a inhalar muy despacio y recoge con tu inhalación todo el estrés de tu cuerpo, y exhala dejando libre a tu cuerpo de tensiones, siente como se relaja todo, siente su peso encima del colchón.
3. Ahora, concéntrate en tus pies, y siente como tus dedos están muy relajados, como la planta del pie esta fuera de toda tensión, así mismo, tu tobillo y tu pantorrilla. Siente como tus pies pesan, pesan mucho, están libres de cualquier tensión.
4. Así mismo, siente tus piernas, tu cadera, tu abdomen y todo tu torso, siente como tu cuerpo se hunde en el colchón, está muy relajado, y sientes como la piel de tu cara está totalmente estirada, no existe ninguna arruga pues no hay ninguna tensión en ella, ni en tu cuero cabelludo.
5. Ahora, imagina que vas bajando una escalera, y cada vez que bajes un escalón estarás más y más relajado, ahora bajas el segundo escalón, y el tercero…., observa como todo tu cuerpo está cada vez más relajado y se empieza a sumir en un sueño profundo…
6. Ahora bajas el cuarto escalón… y el quinto… y sientes como cada vez es más y más el sueño, tu cuerpo está totalmente relajado ahora…
Muchas personas se logran dormir en este punto, sin embargo, aunque se hayan dormido, necesitas continuar el guión de manera de reprogramar su mente hasta el otro día. Si notas que la persona ya se ha dormido, entonces continúa con el último punto:
7. Ahora caes en un sueño profundo y reparador que te pondrá a descansar profundamente hasta el otro día.

Si la persona no ha logrado dormirse, entonces sigue bajando “las escaleras” y guiándolo a una relajación más profunda.

Si tu estas mentalmente repasando este guión, antes de empezar la meditación para dormirte, di: “Esta meditación servirá para dormir profundamente esta noche, para mañana despertar llena de energía y bien descansada". Luego, procede a realizar la meditación.

Si eres mamá y deseas dormir a tu hijo con esta meditación, puedes ayudarle a que entre más rápido en ella pidiéndole que se imagine una “estrella” o una “bolita” de luz la cual ira desplazándose por cada pate de su cuerpo y relajándola totalmente. A los niños les funciona bastante bien la música relajadora.

Protected by Copyscape DMCA Takedown Notice Search Tool