Dormir pocas horas genera enfermedades e irritabilidad

Dormir es una función imprescindible para el organismo.

Como mínimo, los adultos deben dormir seis horas, aunque ocho es lo indicado

La falta de sueño envejece prematuramente, las células no se oxigenan lo suficiente, lo que acelera el envejecimiento


A dormir juntitos, solos o como sea, pero a dormir. Y completo. Las ocho horas que, en todo el mundo, se han estipulado como el tiempo necesario para dormir a diario, tienen una razón de ser. Dormir poco, como rutina, genera consecuencias negativas para la salud e incluso para la belleza.
En el caso de los niños dormir poco trae problemas de aprendizaje y puede obstaculizar su crecimiento.

Toda persona adulta debe dormir, rutinariamente, como mínimo seis horas. Jamás menos que eso. Y los niños deben dormir más: "nueve, diez, once horas, incluso".

Cuando dormir poco se hace rutina, por causas voluntarias o no, este hábito degenera en lo que los médicos han denominado "privación crónica de sueño". Los problemas que trae son muchos: "Puede derivar en trastornos metabólicos, males cardíacos, aumenta la incidencia de la diabetes y de la disfunción eréctil y hace a la persona muy irritable. Incluso eleva la tendencia a la obesidad", explica.

El problema es que se altera el metabolismo y el funcionamiento corporal. Al dormir poco, aumenta la tensión arterial y el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y diabetes, porque se eleva la hormona cortisol. Es también, durante el descanso nocturno, que los tejidos pueden repararse pues se libera la melatonina. También se oxigenan las células, incidiendo en la estética: menos arrugas y piel más lozana.

Especial importancia tiene el descanso de los niños. Es durante el sueño nocturno cuando el cuerpo segrega la hormona de crecimiento. Es positivo que los niños y también los adolescentes descansen más de ocho horas. El problema con los jóvenes es que salen de noche y, a veces, no pueden recuperar el sueño perdido. Deben hacerlo.


También puede ser beneficiosa una siesta corta,  lo recomendable es dormir durante un lapso comprendido entre veinte minutos y una hora. Lo ideal es después del almuerzo. Los beneficios que genera son, sobre todo, de tipo cardiovascular.

“Necesitamos dormir no sólo para descansar, también dormimos para recuperar funciones mentales, físicas, para fortalecer nuestro sistema inmunológico. Si una persona no duerme bien va a estar fatigada, va a tener problemas cognoscitivos, toma de decisiones, pensamientos, lenguaje. Su estado de alerta duerme”, dijo Reyes Haro Valencia, director de la Clínica de Trastorno del Sueño de la UNAM.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que el adulto joven, en edad productiva, duerma como mínimo siete horas. En la práctica, la mayor parte de la población duerme sólo entre cinco y seis horas.
Se estima que más de la tercera parte de la población mundial padece algún trastorno del sueño, es decir, 10 por ciento de la población, y 10 millones de personas, tienen trastornos crónicos.

¿EN QUÉ AFECTA NO DORMIR LO SUFICIENTE?

Académicos e investigadores aseguran que el poco descanso trae problemas en la salud, en el trabajo y en la vida social. Al dormir se secretan hormonas importantes como la del crecimiento o de la saciedad.
“Quienes duermen menos tiempo del que requieren producen menos ésta hormona y no tienen aquel estímulo que les indica que es tiempo de dejar de comer, y comen más; esto produce un sobrepeso y entonces aumenta la posibilidad de desarrollar hipertensión arterial, o trastornos metabólicos como la diabetes”, dijo Reyes Haro.
Laboralmente el empleado carece de energía y comete errores.
“El sueño nos brinda la posibilidad de consolidar la memoria, si yo necesitaba mandar documentos a determinada persona, termino mandándoselos a otra, acabo provocando conflictos en la comunicación institucional”, comentó Hans Oleg Olvera, director en investigación psicológica-académico, de estudios profesionales de la UIA.
Cuando no se duerme hay menor rendimiento y mayor susceptibilidad a los accidentes.
“La probabilidad de accidentarse es mayor cuando las personas no han consolidado este sueño o el dormir adecuadamente. La productividad se ve muy afectada porque el trabajador está cometiendo errores”, agregó Hans.
Si se duerme menos, el dolor de cabeza, la irritabilidad, la neurosis, la depresión y el cansancio serán la constante.
Y lo importante, dicen, es dormir de noche porque ahí es donde entran las funciones regeneradoras.
“El sueño solamente se compensa durmiendo”, afirmó Hans.
Los expertos piden no sustituir, ni tratar de compensar las horas de sueño con estimulantes o drogas; eso dicen, sólo deteriora más la calidad de vida.

Trucos y soluciones para conciliar el sueño

Para poder conciliar el sueño y mantenerlo mejor durante toda la noche es conveniente tener en cuenta los siguientes consejos:

- Utilizar la cama solamente para dormir. Si estamos nerviosos deberíamos levantarnos y escuchar música, leer, etc. en una habitación diferente. Solamente deberíamos volver a la cama cuando tengamos verdadera necesidad de dormir. Nunca se debe trabajar en la cama.

- Dormir solamente las horas necesarias. Deberíamos intentar acostarnos y levantarnos a la misma hora cada día. Las siestas no deberían prolongarse más allá de una hora.

- Evitar realizar ejercicios físicos violentos dos o tres horas antes de ir a la cama. Sin embargo, un ejercicio moderado, como un paseo agradable después de cenar o unos breves estiramientos antes de meterse en la cama, pueden ayudar a conciliar el sueño.

- Evitar las cenas ricas en grasas, saladas y cuantiosas unas horas antes de ir a la cama. Por el contrario una comida ligera rica en proteínas o hidratos de carbono, como un vaso de leche de cereales, y algunas frutas pueden ayudar a dormir. De igual manera aquellas comidas ricas en calcio, magnesio y vitamina B y C favorecen el sueño.

- Si se es una persona mayor, se tendrá que evitar beber mucho por la noche para evitar tener que despertarse por gana de orinar.

- Evitar la ingestión de tóxicos y de estimulantes como el café, el chocolate, bebidas con cola, etc.

- Un baño con plantas relajantes en agua un poquito fría resulta a veces muy útil.

- Adoptar algún método de terapia alternativa como masajes, ejercicios respiratorios, cintas de relajación pueden servir no solamente para relajar nuestro cuerpo, sino para dirigir nuestra mente hacia unos pensamientos más positivos, desviándola de las preocupaciones o del stress que muchas veces nos impide dormir.

- En caso de una habitación de a una calle muy ruidosa, la utilización de ventanas con doble vidrio puede aislar el ruido exterior. Incluso se pueden utilizar tapones para los oídos.

- Con habitaciones muy luminosas, la instalación de cortinas opacas, puede favorecer el sueño. Si esto no es posible, se pueden utilizar máscaras para dormir.

- No se deben tomar pastillas para dormir sin prescripción médica. Muchas de estas pastillas
( sedantes o calmantes) pueden ser contraproducentes y agravar el problema.

DORMIR POCAS HORAS AL DÍA ES UN PROBLEMA DE INSOMNIO

Interpretación emocional
El insomnio indica una tensión crónica y una falta de capacidad de abandonarse. No confiamos en que los problemas que tenemos puedan solucionarse.

Emoción positiva del insomnio
Hemos de confiar en la magia de la vida y en nosotros mismos. Las cosas se solucionarán, a menudo, más fácilmente si les damos menos vueltas y les damos la importancia adecuada.


Alimentos para combatir el insomnio

Es probable que hayas oído en numerosas ocasiones que nuestra alimentación influye en la calidad de nuestro sueño, pero aunque todos sabemos que la cafeína de noche es muy peligrosa, poco más sabemos sobre el asunto.

Y es que hay alimentos que pueden ayudarte a dormir como un angelito. ¿Quieres saber cuáles son?

¿Qué te conviene comer para acabar con el insomnio? Antes de nada recuerda que es fundamental que te mantengas en tu peso, ya que las personas con sobrepeso tienen más problemas de insomnio. Además, la cena debe ser ligera para que el estómago no se haga notar por la noche. Es especialmente importante cuidar los alimentos que se consumen a última hora, ya que pueden ayudarnos a conciliar el sueño. Es lo que hacen los siguientes:

  • Alimentos ricos en triptófano: el triptófano es un aminoácido esencial que ayuda a regular el ciclo diario de vigilia y sueño y tiene un efecto relajante. Lo encontramos en: Cereales integrales: maíz, cebada, trigo, etc. Legumbres como soja (tamari, tofu, etc.) Frutos secos, sobre todo en las almendras. Frutas, en especial el plátano, manzana, piña, aguacate.
  • Alimentos ricos en vitamina B6: ayuda a absorber el triptófano.
  • Alimentos ricos en magnesio: funciona como la vitamina B6 y además actúa sobre el sistema neurológico favoreciendo el sueño y evitando el estrés. Es habitual que los niveles de magnesio estén bajos en ancianos y en personas que siguen dietas hipocalóricas. Puedes encontrar magnesio en frutos secos, cereales, legumbres,  y  frutas como la banana, la palta  o el durazno.
  • La lechuga: contiene lactucario, un sedante natural.  ¡Prueba a prepararte ensaladas de cena! Cuidarás tu línea y tu sueño
  • Hidratos de carbono: frente a lo que se suele escuchar de que no hay nada peor que tomar carbohidratos de noche, se ha demostrado que ayudan a preparar el cuerpo para el sueño. Eso sí, deben ser hidratos de absorción lenta como la pasta, el arroz o los cereales integrales. Pero lo mejor son las patatas, especialmente cocidas o en puré.
  • Alimentos que proporcionen ácidos grasos Omega 6, ya que influyen en el sistema nervioso ayudando al cuerpo a relajarse. Puedes encontrarlos en nueces, pan integral, cereales, aceite de oliva o semillas de lino y Chía.
  • Alimentos ricos en hierro: niveles bajos de este mineral dificultan conciliar el sueño. Puedes encontrar hierro en lentejas y vegetales de hojas verdes.
  • Infusiones relajantes: son un remedio clásico contra el insomnio. Las más eficaces son el tilo, la valeriana y la hierbaluisa.
  • Por contra, hay alimentos que es mejor evitar a última hora del día. ¿Cuáles?
  • Alimentos con cafeína: la cafeína es un estimulante del sistema nervioso que puede provocar trastornos a la hora de ir a dormir. Hay personas que son tan sensibles a la cafeína que pueden notar efectos perniciosos solo con beber una taza de café al día.  Averigua cuánto te afecta la cafeína, pero en todo caso, nunca tomes de noche los siguientes alimentos y bebidas: chocolate, té, café, bebidas de cola o jarabes contra el catarro.
  • Alimentos ricos en grasas: provocan una mala calidad de sueño y apneas en las personas propensas. Evita tomar fritos, así como aceites, margarina o mantequilla.

La acupuntura para curar el insomnio

El insomnio se puede tratar, y es muy probable que consigas volver a tu rutina de sueño de cada noche y sentirte restaurado y capaz de funcionar de nuevo como todos los demás. Sin embargo, la mayoría de los medicamentos disponibles en el mercado hoy crean dependencia y, por lo tanto, es posible que nunca más podrás dormirte sin tomar una píldora primero.
Antes de iniciar ningún tratamiento con pastillas, echemos mano a las plantas medicinales por ejemplo,la melisa, flor de azahar, pasiflora, espino blanco, tila, o toronjil, entre otras pueden contribuir a mejorar la calidad del sueño ya que poseen suaves efectos tranquilizantes y en absoluto nos crearían dependencia.
Las podemos encontrar en forma de planta seca para preparar infusiones, en forma de tintura (gotas) para beber disueltas en un poco de agua o bien incluso en cápsulas o comprimidos viniendo ya combinadas en este último caso.

Si tampoco notamos alivio con las plantas, podemos probar con la acupuntura. La acupuntura es una técnica oriental milenaria, por lo que está suficientemente probada su eficacia, y cada día hay más gente que se trata con ella. El objetivo de la acupuntura es restablecer el equilibrio de la energía vital que actúa libremente por todo el cuerpo, se utiliza para la curación y el alivio de muchas enfermedades y estados de alteración psicológicos, tales como: ANSIEDAD, AGITACIÓN y ALTERACIONES DEL SUEÑO

La acupuntura para el insomnio ha sido practicada durante siglos con resultados excepcionales. Sin embargo es importante saber que hay que seguir un tratamiento que puede durar algunas semanas, y a veces incluso meses, dependiendo de cada persona.
La acupuntura para el insomnio funciona a nivel de los nervios, con  agujas de distintos tamaños que se utilizan para penetrar la piel para llegar hasta ellos: los nervios son estimulados para calmar tus sentidos y así inducir el sueño.
La acupuntura es indolora y no tiene ningún efecto secundario. Sin embargo es conveniente seguir un tratamiento completo para obtener los resultados deseados. La acupuntura para el insomnio funciona con el cuerpo y la mente para relajarte y devolver tu sueño natural de nuevo a su ciclo normal.
Para un tratamiento específico de insomnio, suelen ser suficientes de cuatro a diez sesiones de acupuntura.

OTRAS TERAPIAS ALTERNATIVAS Y TÉCNICAS ENERGÉTICAS  TAMBIÉN DAN EXCELENTES RESULTADOS:

  • FLORES DE BACH
  • MASAJES RELAJANTES
  • FITOTERAPIA
  • REIKI
  • MEDITACIÓN
  • YOGA
  • TAI CHI
  • AROMATERAPIA
  • CROMOTERAPIA
  • CRISTALES
  • MUSICOTERAPIA

Todas estas y más las encontrarás en esta página de CLAVES DE SALUD, busca en el índice, y si no encuentras algo nos escribes o dejas un comentario con tu inquietud.
Consúltanos.