Agua potable contaminada con químico cancerígeno en USA

La organización ambientalista Environmental Working Group, en un informe señaló que por lo menos 31 ciudades de los Estados Unidos (Norman, Madison, Omaha, Honolulu, Pittsburg, Los Ángeles, Washington, Las Vegas, New York, Miami, Oklahoma, entre otras ) están consumiendo agua potable contaminada con cromo hexavalente, un peligroso químico posiblemente cancerígeno.

Si bien para muchos escuchar cromo hexavalente no significa nada, ya que desconocen de qué se trata, cabe recordar la famosa película Erin Brockovich, protagonizada por Julia Roberts (que le valió un Oscar a mejor actriz), en la cual ella es una abogada que emprende una dura lucha contra una compañía que contamina el agua de un pueblito con esta sustancia, y termina por ganar una millonaria demanda legal.

El cromo hexavalente fue muy utilizado en la industria hasta los años 90 y aún se usa en algunas como las de curtido del cuero, fabricación de plásticos, colorantes y pigmentos, industria de cromado y conservación de madera.

Elevados niveles de cromo hexavalente, se asocian con el cáncer, entre ellos, con el de pulmón, si es inhalado y si es ingerido, con el cáncer de estómago, leucemia, daño hepático y daño renal en conejillos de indias.

Las autoridades nacionales luego de que el Instituto Nacional de Salud lo considerara en 2008 como “un probable cancerígeno”, comenzaron a analizarlo y la Agencia Federal de Protección del Medio Ambiente evalúa la posibilidad de limitar su nivel en el agua potable. Este químico está incluido en las listas, tanto nacionales como internacionales, de sustancias altamente tóxicas sobre las que se aplican estrictos controles.

El estudio de Environmental Working Group, es el primero que mide a nivel nacional la presencia de restos de cromo hexavalente en los sistemas de agua potable de las redes públicas norteamericanas.

El grupo ambientalista analizó el agua de un total de 35 ciudades estadounidenses, incluidas Washington y Maryland, y en 31 de ellas encontró este químico en el agua proveniente de los grifos, 25 de las cuales presentaban niveles muy superiores a los establecidos por California (Norman y Oklahoma presentaban el más alto, con 200 veces más que lo fijado por California). Desde el año pasado dicha ciudad emprendió una intensa campaña con el fin de proteger la salud pública y disminuir la presencia de sustancias químicas en los suministros de agua, limitando los niveles de cromo hexavalente en el agua potable, a 0.06 partes por 1.000 millones.

Rebecca Sutton, una de las científicas de Environmental Working Group y principal autora del estudio, señaló que si bien ella esperaba que los niveles de cromo en algunas de las ciudades analizadas fueran altos, no esperaba que eso sucediera en tantas de estas.

Señaló también que el agua envasada no es una garantía de pureza y no siempre está menos contaminada que la que sale del grifo. La mejor forma de proteger a la familia y de asegurarse de que el agua que consume no está contaminada, es utilizar un filtro de agua.

Protected by Copyscape DMCA Takedown Notice Search Tool