La Cura por el Agua


Así como la Providencia da el sustento a las avecillas del campo, pero no se lo pone en el pico, así también la Naturaleza proporciona al hombre en las plantas, en las hierbas y en las aguas los remedios más eficaces para la cura de sus males. pero al hombre le corresponde descubrirlos y extraerlos. Para llegar a tales conclusiones la humanidad ha tenido que recorrer un largo y difícil camino de experimentación. Pero el hombre reflexivo siempre halla la senda más promisoria cuando retorna a la Madre Naturaleza.


El agua es uno de los agentes primordiales para el organismo fisiologico.
La falta de agua ocasiona la mayor parte de enfermedades
Son muchas las  personas que toman muy poco agua y sufren de muchísimas enfermedades por esta  causa. Es imprescindible que hablemos de dos de los usos del agua mas  importantes, el baño interno y el baño externo.
El primero se refiere a la limpieza que debemos hacer de nuestro sistema  digestivo, por dentro, ayudandonos del agua. Para eso es muy util inyectarnos  por el recto con la ayuda de un irrigador, un litro de agua lo mas caliente que  se pueda soportar, evacuar, dar masajes al vientre de derecha a izquierda y  pasados tres minutos colocar otro litro de agua. El agua no se inyecta  precipitadamente sino lentamente para que vaya suavizando y desprendiendo la  materia fecal que a veces tiene años pegada y es trasmisora de multiples  enfermedades. Este tratamiento debe aplicarse tres noches seguidas, despues tres  veces mas pero una noche si y otra no, a continuacion cada tres noches por tres  veces mas, y despues cada semana por tres veces. Para mantener la limpieza de  nuestro aparato digestivo debemos tomar mucha agua, dos litros minimo.
Al hablar del baño externo nos referimos al que debemos tomar todos los dias  por higiene y para evitar que nuestros poros se obstruyan lo cual evitara que  nuestra piel cumpla con sus funciones especificas.
Aprovechemos a nuestra madre naturaleza.