Embarazo después de los 30 años

La mayoría de las mujeres que rebasan los 35 e incluso los 40 años, y quedan embarazadas, no tienen ningún inconveniente mientras sean saludables, si acaso surge algún problema se puede tratar de manera sencilla y efectiva.


Hasta hace muy poco tiempo el embarazo después de los 30 años era considerado algo arriesgado, sin embargo, en la actualidad esto ya no asusta ni es motivo de preocupación debido a los grandes avances no sólo en ginecología y obstetricia, sino a la consciencia que tienen ya muchas mujeres de cuidar su dieta y su salud, la práctica del ejercicio y la alimentación consciente crean cuerpos mucho más fuertes y saludables, aptos para que la mujer pueda concebir niños totalmente sanos y sin riesgo después de los 30 o 40 años.

Tener un bebé después de los 35 o 40 años puede resultar una experiencia muy diferente que tener un bebé a los 20, no sólo el cuerpo resiente de forma diferente un embarazo sino que la cuestión emocional y la madurez de la mujer pueden influir positivamente en este momento.  A continuación te damos las ventajas, algunas recomendaciones y cuidados especiales si es necesario que debes tener si estás embarazada o planeando un bebé después de los 35.

VENTAJAS DE SER MAMÁ DESPUÉS DE LOS 35 ó 40
• La mujer esta por lo general mucho más madura emocionalmente, si es primeriza, la experiencia puede ser mucho más disfrutable y enriquecedora que cuando el embarazo ocurre a los 20 o 30.
• Si la mujer ya ha tenido hijos previamente y ha estado a cargo de su educación, estará llena de gran experiencia para guiar y hasta disfrutar mucho más a su nuevo hijo.
  En caso de que sea un embarazo inesperado, se pueden tomar decisiones con la pareja (en caso de tenerla) con mucha más consciencia.

EMBARAZO DESPUÉS DE LOS 35 o 40 EN MUJER SALUDABLE
Si eres una mujer saludable realmente debes seguir las recomendaciones que se les da a las mujeres embarazadas con buena salud como:

• Mantener una dieta de alta calidad evitando productos chatarra, fritos y embutidos, moderando el consumo de azúcar y panadería refinada, ya que estos productos son los principales responsables del exceso de peso, lo cual nunca es conveniente durante el embarazo, sobre todo si ya pasas de los 35, ya que tu cuerpo es más propenso a acumular grasa y a otros padecimientos como diabetes, etc.
• Evitar estrías: toda mujer debe mantener su piel bien hidratada y nutrida para evitar las estrías, pero a esta edad debes poner un poquitín más de atención y cuidado pues tu piel necesita más humedad y elementos nutritivos. Aplica diariamente gel o crema de aloe, miel, pepino, manzana, tepezcohuite o rosa mosqueta, en tu vientre para mantenerlo bien lustrado. Consume frutas y vegetales frescos ricos en antioxidantes (como la zanahoria, la naranja, el brécol, las uvas, las cerezas, las bayas de goji, el té verde, etc.)  para ayudarle a la piel a estirarse con suavidad y evitar que se rompan las fibras de la piel fácilmente. 
• Mantén una rutina de ejercicios aptos para cada etapa de tu embarazo, los estiramientos suaves, la natación y la caminata son los mejores ejercicios para este momento.
• Hay algunos problemas que pudiesen ocurrir como a toda mujer embarazada saludable que se acentúan un poco más en esta edad. Estos problemas son: presión arterial alta, aborto espontáneo,  placenta previa, parto prematuro o por cesárea, etc.
• A esta edad tienes más probabilidades de que puedas tener gemelos.
• Evita el consumo de alcohol y no fumes.
• Si vas a tomar algún suplemento de hierbas, revisa siempre que no esté contraindicado para embarazadas, ya que algunas hierbas no son convenientes para embarazadas, como el té de epazote, la verbena, el perejil, el hinojo y la ruda. Las mejores plantas o infusiones  en este momento son la manzanilla, el romero, la hierbabuena y la salvia.
• Recuerda incluir en tu dieta alimentos ricos en ácido fólico, hierro, vitamina C, A y E.
• El consumo de nueces, semillas, verduras frescas, cereales integrales (como amaranto, tapioca y avena, etc.) y suplementos alimenticios como alga espirulina, levadura de cerveza, etc. Son muy recomendables en este momento.
• Visita cada mes a tu doctor para que pueda dar un seguimiento efectivo  tu embarazo, y pueda resolver posibles complicaciones que se presenten, así como de realizar algunas pruebas necesarias prenatales. No dudes en consultar a tu doctor si padeces algún dolor o síntoma fuera de lo normal.
• Busca disfrutar lo más que puedas tu embarazo, no hagas esfuerzos innecesarios y mantén una energía emocional calmada y armónica, si te sientes muy tensa o ansiosa, toma un té de manzanilla con miel y limón o date un descanso, estos meses debes consentirte mucho.

EMBARAZO A LOS 35 EN MUJER CON PROBLEMAS DE SALUD
Lo más recomendable es que se planee el embarazo para que se puedan tomar medidas previas si deseas embarazarte a esta edad y padeces algún problema de salud. Sin embargo, si ya estás embarazada y tienes alguna afección, aquí te damos algunas recomendaciones:

• Cada organismo es muy diferente y responde de diversas formas, lo mejor es que consultes a un profesional en la salud que te pueda guiar de forma efectiva durante tu embarazo, o te ayude a eliminar posibles impedimentos para quedar embarazada.
• Es muy importante que mantengas, cualquiera que se tu afección, una dieta adecuada, y evites el azúcar y panadería refinada, embutidos, comida chatarra y frita, así como irritantes. 

INFERTILIDAD A LOS 35
Si no has podido quedar embarazada y ya tienes 35 años o más, es importante que cuides con más atención tu dieta y consultes a tu doctor lo antes posible, pues la fertilidad se va debilitando conforme pasan los años, sobre todo si tienes problemas de salud.
Muchas mujeres que no han podido quedar embarazadas recurren a la inseminación para lograr el embarazo. Esta técnica puede provocar embarazos múltiples entre mamás que superan los 35 años.
Protected by Copyscape DMCA Takedown Notice Search Tool