Tres mascarillas caseras para la piel seca

La humectación que pueden ofrecer los ácidos grasos naturales es sencillamente única. No hace falta recurrir a cosméticos, cremas costosas ni nada por el estilo si padeces de cutis seco. Basta con recurrir a los ingredientes indicados y juntarlos en una buena mascarilla casera. Esta, compuesta deplátano, pero con la inestimable ayuda del huevo, la miel y el aceite de almendras, puede ir de perillas para todos aquellos que sufren de resequedad en la piel.


Ingredientes:
  • Un plátano
  • Una yema de huevo
  • Una cucharada de miel
  • Una cucharada de aceite de almendras
Preparación:
Pela el plátano y colócalo en un recipiente. Comienza a machacarlo con un tenedor. Obviamente, si optas por un fruto maduro, resultará más fácil. Añádele la yema del huevo, la miel y el aceite de almendras y sigue machacando hasta que te quede una crema suave, homogénea.
En el momento de la aplicación, simplemente tendrás que esparcir este truco de belleza sobre las zonas de la piel que más afectadas estén por la resequedad. Deja actuar la mascarilla unos 15, 20 minutos y luego retira con agua fría. Repite dos o tres veces a la semana.
Por supuesto, esta no es la única opción para restaurar tu cutis seco. También puedes recurrir a una mascarilla de maní o una de aguacate; los ácidos grasos naturales de estos ingredientes también van de maravillas contra la resequedad.


Mascarilla casera de cacahuate contra la piel seca
El maní o cacahuate, como casi todos los frutos secos, tiene una gran capacidad humectante. De hecho, puede utilizarse tranquilamente para preparar una mascarilla casera para la piel seca. Añadiéndole ingredientes como miel o aceite de oliva, su acción se potenciará aún más. Sólo tienes que intentar esta receta en tu casa habitualmente, si sufres de cutis reseco.

Ingredientes:
  • Dos cucharadas de maní o cacahuate molido
  • Una cucharada de miel
  • Una cucharada de aceite de oliva
Preparación:
Coloca el maní o cacahuate en un recipiente, moliéndolo todo lo posible, resultando un mortero el lugar idóneo para esta tarea. Añade posteriormente la cucharada de miel y también la de aceite de oliva, haciendo que los ingredientes se integren entre sí lo más posible, formando una mascarilla bien homogénea.
Luego sólo tendrás que aplicar esta mascarilla sobre las zonas de tu piel que quieras humectar, dejándola el tiempo suficiente (unos 15 o 20 minutos) para que tu cutis la absorba. Finalmente, no tendrás más que retirarla con un poco de agua tibia. Puede emplearse varias veces por semana sin problemas.


Mascarilla casera de aguacate contra la piel seca
La piel seca puede ser tratada, afortunadamente, de muchas formas caseras. Una buena manera de mejorar su estado es aplicando una mascarilla casera de aguacate. Este fruto le aporta ácidos grasos naturales de gran calidad. Además, contando con aliados de la talla del aceite de almendras y la miel, que aportan vitamina E, suavidad y más humectación, la cosa no puede fallar. No tienes más que probar la receta y ver qué tal te resulta.

Ingredientes:
  • Medio aguacate
  • Una cucharada de aceite de almendras
  • Una cucharada de miel
Preparación:
Retira el aguacate de su piel y quítale también el hueso. Luego colócalo en un recipiente, donde lo pisarás con un tenedor hasta que se forme una pasta. Añade la miel y el aceite de almendras, machacando hasta que los ingredientes se integren y así se forme la mascarilla.
Por último, no tendrás más que colocar esta mascarilla sobre las zonas de tu piel que quieras revitalizar. Déjala actuar unos 15-20 minutos y luego retira con agua fría. Verás que el uso repetitivo de este truco te traerá mejoras notables para tu cutis.