Mascarilla casera de fresas contra la piel grasa

Las fresas, como todo buen cítrico, tienen un fuerte efecto astringente sobre la piel. Así es como, combinadas con otros ingredientes idóneos, pueden ayudar y mucho a formar una buena mascarilla casera para la piel grasa. No tendrás más que seguir esta sencilla receta y disponerte a realizar este truco de belleza para que tu piel se quite esa grasitud de encima.

Ingredientes:
  • Algunas fresas bien maduras
  • Una cucharada de leche de vaca
  • La clara de un huevo
  • Una pizca de bicarbonato de sodio
Preparación:
Coloca las fresas en un recipiente y machácalas bien. Puedes emplear también un mortero o batidora sin ningún tipo de problema. Mientras tanto, comienza a batir las claras hasta que estén a punto nieve.
Cuando tomen dicha contextura, será el momento de incorporar las fresas machacadas, la leche y el bicarbonato de sodio. Mezcla bien con movimientos envolventes hasta que la preparación se integre (quedará parecida a un postre, aunque suene gracioso).
Finalmente, no tendrás más que aplicar la mascarilla para la piel grasa sobre tu rostro y dejarla actuar durante unos 20 minutos. Retira posteriormente con agua tibia y, si lo deseas, repite su aplicación dos o tres veces a la semana.