Beneficios de la Dieta Crudívora

La palabra crudívora significa aquel que come alimento crudo. Cuando hablamos de una dieta crudívora estamos hablando de todos aquellos alimentos que se pueden comer crudos y sin conservantes, ni fermentados, ni cocinados, los cuales son muchos: las legumbres (zanahoria, apio, germinados, soja, repollo, etcétera.), las frutas (naranja, higo, limón, mango, fresas, etcétera), las semillas como el sésamo, girasol, amaranto, o las oleaginosas como las nueces, almendras, pistachos, cacahuates, etcétera.
Un alimento crudo significa aquel que no ha sufrido modificaciones por la temperatura, es decir, que no ha sido cocinado de ninguna forma. Este tipo de alimentos son en verdad una gran ventaja para el organismo humano, ya que al no pasar por ningún proceso de calentamiento mantienen intactas sus propiedades físico-químicas (nutricionales), siendo fuente de elementos esenciales (como vitaminas, aceites grasos esenciales, minerales, proteínas, etcétera) para el la salud general del cuerpo. 
Aquí te presentamos una pequeña tabla resaltando las virtudes y ventajas de los alimentos crudos sobre los cocinados:
ALIMENTOS CRUDOS:
Son alimentos vivos, aún poseen energía vital, evitan la leucocitosis, no pierden vitaminas ni minerales de origen, poseen su esencia aromática y sabor natural, su digestión es más fácil, aumentan la energía vital, no producen pesadez ni sueño después de comer, ayudan a eliminar bacterias putrefaccientes, generan una flora colónica favorable y no son mucógenos.
ALIMENTOS COCINADOS:
Es un alimento muerto (al pasar por el cocinado pierden toda su energía vital), producen leucocitosis postprandial (aumento anormal de los glóbulos blancos, leucocitos, debido a que el cuerpo no reconoce el alimento cocinado, por lo que al ingerirlo el cuerpo inicia el proceso digestivo con una especie de defensa ante el alimento cocinado.), pierde casi (o todas) sus vitaminas y minerales, pierde su esencia y sabor natural, son de difícil digestión, en lugar de aportar energía vital la consumen, provocan cansancio y pesadez después de comer, Inflama las mucosas y es mucógeno, además de que aumentan  bacterias putrefaccientes en colon.
ENZIMAS Y ALIMENTOS CRUDOS
La actividad enzimática es de suma importancia en el organismo, y es necesario saber que cada vez que se cocina un alimento se pierde esta actividad enzimática tan importante para la digestión. Por esta razón los alimentos crudos son más fáciles de digerir que los cocidos, por la presencia de las enzimas que actúan en el catabolismo celular de los tejidos que forman el alimento.
CRUDIVORISMO
Los crudívoros tienen claro que el organismo del ser humano está perfectamente preparado para digerir y asimilar alimentos crudos. El crudívoro es aquella persona que tiene hábitos de acuerdo a una armonía con la naturaleza, por lo que mantiene una dieta cruda, natural y lo más sencilla posible, basada en el consumo de frutas y verduras, incluyendo frutos secos y semillas.
Dieta crudivora
Las dieta crudívora puede llevarse de muchas formas y en diferentes niveles. Hay quienes aconsejan consumir la mitad de alimentos cocinados y la otra de alimentos crudos, formando así un equilibrio en el organismo. Hay quienes practican, por otro lado, una dieta más estricta incluyendo en sus comidas tan solo legumbres y frutas frescas, así como semillas y frutos secos. Los que siguen este tipo de dietas están muy al tanto de los alimentos de temporada.
Hay quienes la llevan a cabo siguiendo la frecuencia vibratoria de los alimentos, los cuáles, mediante su color determinan que funciones tienen en el organismo y que órganos y sistemas nutren y vitalizan.   La alimentación “Arco-Iris” o dieta crudívora se basa en principios naturales. Esta dieta la explica la doctora Nuria Roig, directora del Centro de Medicina Cuántica y Cristaloterapia “Krysalux” de Caracas, Venezuela. Ella habla acerca de la ‘frecuencia vibratoria’ de los alimentos más que de la típica teoría de las proteínas, grasas o carbohidratos.
En esta teoría, se parte de la idea de mantener un equilibrio energético para garantizar la salud del cuerpo físico.
Beneficios de la dieta crudívora:
• Cuerpo libre de tóxicos: al consumir el alimento en su estado más natural, uno evita todo tipo de intoxicaciones innecesarias que ocurren cuando uno ingiere productos procesados o cocinados que contienen sustancias de todo tipo como son los colorantes y saborizantes artificiales, los espesantes y químicos conservadores, así como los endulzantes y condimentos excesivos e innecesarios que llevan las preparaciones de muchos alimentos, no sin dejar de mencionar todas las sustancias químicas para que el alimento tenga buena textura y apariencia, así como las grasas saturadas que tiene los productos cocinados y fritos. 
• Intestinos limpios: sabemos que en intestinos limpios no cabe enfermedad, y esta dieta es excelente para mantener el ambiente intestinal en condiciones excelentes.
• No alergias y menos predisposición a las enfermedades: al tener unos intestinos limpios, el organismo no tiene ambiente para generar alergias ni mantener enfermedades de ningún tipo, el estómago funcionará de maravilla y podremos recordar esa sabia frase que canta “En el estómago se fragua la salud”.
• Belleza y juventud: una alimentación basada en alimentos crudos otorga a quien la lleva a cabo una piel, un cabello y mirada en verdad frescos y joviales, con una energía natural muy especial. 
• Ahorro de tiempo, gas, dinero y esfuerzo: es casi evidente saber que si no se cocina el alimento hay un ahorro significativo de tiempo, trabajo, gas y esfuerzo. La preparación de los alimentos de la dieta crudivora está basada en lavar bien la fruta o la verdura y colocarla sobre una fuente.
Se recomienda que, si se va a seguir esta dieta, se consulte con un especialista en nutrición, en especial en el caso de los niños en etapa de desarrollo o en las mujeres embarazadas, de manera de evitar deficiencias nutricionales debido a una inadecuada integración de los alimentos.