Antimonium crudum: el gran comilón

Antimonium crudum es una persona con sobrepeso, glotón y que continuamente está pensando en comer. Este remedio tiene gran afinidad por el aparato digestivo y por la piel. Antimonium crudum es adecuado para evitar la ansiedad por comer y los excesos alimenticios.

La persona Antimonium crudum suele ser gorda, comilona, con trastornos digestivos y a nivel de la piel.

Necesita saturarse, atiborrarse, no tiene sensación de saciedad. Es una persona irritable y por lo general, triste y desanimado.

Son personas que subliman el amor y en un desengaño amoroso, somatizan a través de la piel y comen en exceso. Son personas faltas de afecto y cariño.

¿Cuándo prescribimos Antimonium crudum?
  • En caso de excesos alimentarios y en bulimias de compensación.
Síntomas
  • Tiene sensación de plenitud gástrica, de haber comido demasiado. Sus eructos tienen sabor de los alimentos ingeridos. Su lengua blanca, cubierta de una capa espesa “como si hubiese bebido leche” 
  • Las afecciones en la piel de Antimonium crudum son erupciones con pequeñas vesículas, especialmente alrededor de la boca. Verrugas córneas y duras que aparecen en las palmas o plantas de los pies. Las uñas son gruesas y duras, pero se agrietan fácilmente.
Catacterísticas del Antimonium crudum
  • Antimonium crudum empeora tras excesos alimentarios. Mejora sus síntomas aplicando calor local.
  • Suele sufrir cefaleas que aparecen junto a los trastornos digestivos. Tiene un gran deseo de comer embutidos y alimentos ácidos, pero le sientan mal.

Indicaciones principales del Antimonium crudum
  • Indigestiones
  • Impétigo, hiperqueratosis (callos o psoriasis) y verrugas plantares en forma de coliflor.
Sabías que…
El antimonium crudum o Trisulfuro de antimonio (no homeopatizado) se utiliza en la industria para la fabricación de bengalas, explosivos, bombas de humo y pigmentos para pinturas.