Antibióticos naturales

Existen frutas y verduras que constituyen no sólo una verdadera defensa contra las infecciones sino también combaten los resfriados y alivian otras dolencias relacionadas. Por ello, son considerados verdaderos antibióticos naturales.
Lo importante es que no producen efectos secundarios serios sobre el organismo como podrían causar los antibióticos sintéticos comerciales, pero si pueden ayudarnos a reforzar nuestras defensas y mantener una buena salud.
Además, pueden ser elaborados en la comodidad de la casa con elementos naturales que están al alcance de todos.
A continuación algunos alimentos que mezclados en jugos potencian sus efectos curativos y antibacteriales.
Ajo
Es considerado un elemento antibacterial por excelencia y que, además, mejora la circulación y reduce hipertensión y colesterol alto.
Inflamación de las amígdalas
Ingredientes
1 rábano maduro
3 pedazos de piña-(ananá)
2 dientes de ajo
Preparación
Lavar, pelar y cortar todos los ingredientes en pedazos. Después colocarlos en la licuadora y batir por unos segundos. Beber a diario, preferiblemente por la mañana, hasta que la inflamación de las amígdalas ceda.
Garganta irritada
Ingredientes
1 cebolla morada
1 manojo de perejil.
1 diente de ajo
Preparación
Lavar los ingredientes. Cortar la cebolla en pedazos y pelar el diente de ajo. Luego, colocar todos los ingredientes en la licuadora. Batir por unos instantes. Tomar un vaso diario hasta que no se sienta la irritación.
Cebolla
La cebolla resulta ideal especialmente en caso de enfermedades respiratorias, digestiones lentas y fermentaciones intestinales. Igualmente, evita parásitos y regula glucosa en la sangre. Es depurativa y previene afecciones cardiovasculares.
Aumenta defensas
Ingredientes
1 cebolla
1 naranja
1 brócoli
2 dientes de ajo.
Preparación
Lavar los ingredientes. Cortar la naranja y extraer su jugo. Cortar el brócoli, la cebolla y los ajos en pedazos y luego licuar todos los ingredientes. Batir por unos instantes. Tomar un vaso de este jugo diariamente para mantener un buen sistema de defensa.
Congestión nasal y bronquitis
Este jugo, además de facilitar la expectoración y descongestión, tiene una acción antioxidante y puede frenar el envejecimiento prematuro e inhibir el desarrollo de células cancerígenas.
Ingredientes
3 jitomates picados (tomates)
1 manojo de perejil
1 tallo de apio
1 pepino picado
1 diente de ajo machacado
2 rodajas de cebolla
Agua, la necesaria
Preparación
Lavar y licuar perfectamente los ingredientes por unos segundos. Beber un vaso por la mañana, dos veces a la semana.
Fresa (frutilla)
Esta fruta posee función antiviral y, a la vez, es depurativa y diurética. Con respecto a la belleza natural, es una fruta que combate la celulitis y favorece la salud de la piel, ataca bacterias y estimula la regeneración de las células.
Resfriado
Ingredientes
5 fresas
2 kiwis
1/2 melón
Preparación
Lavar todas las frutas. Partir los kiwis en pedazos y el melón. Quitar las hojas que, en ocasiones, tienen las fresas. Luego colocar los ingredientes en la licuadora y batir por unos segundos. Agregar hielo al gusto y tomar tres veces por semana para prevenir el resfriado. Beber todos los días si se está pasando por un resfriado.
Descongestionante
Ingredientes
1/2 taza de jugo de manzana
1 cucharada de miel de abeja
1 taza de plátano rebanado
1 taza de fresas-(frutillas)
Preparación
Lavar muy bien los ingredientes que lo necesiten, en especial las fresas. Colocar los ingredientes en la licuadora. Procesar hasta que obtenga una mezcla homogénea. Tomar especialmente por la mañana.
Limón
Esta fruta cítrica es considerada un poderoso fortalecedor del sistema inmunológico, ya que es rico en vitamina C lo cual representa una ayuda activa contra las infecciones. Además es un desinfectante, reduce fiebre e irritación de garganta y es auxiliar contra enfermedades reumáticas.
Resfriados
Ingredientes
1 limón
1/2 naranja
1 ramita de apio
Preparación
Retirar la cáscara de los limones, cortar en mitades, pasar por el extractor junto con el apio, Obtener el jugo de naranja, mezclar con la preparación del limón y el apio.