Plaquetas altas (trombocitosis)

Las plaquetas (trombocitos), son pequeños fragmentos citoplasmáticos que circulan en la sangre y cuya función es la de formar coágulos o trombos, es decir, que ayudan a la sangre a su proceso de coagulación, a mantener un equilibrio en el sistema cardiovascular y a evitar hemorragias cuando hay heridas, formando por medio de coágulos costras que ayudan a detener la hemorragia mientras el vaso dañado es reparado.
Cuando el número de plaquetas es demasiado bajo se podría producir una hemorragia excesiva, y si el número de plaquetas es muy alto, se llegan a formar coágulos sanguíneos que pueden llegar a ocasionar lo que se conoce como trombosis, lo cual ocurre cuando los vasos sanguíneos llegan a obstruirse por los coágulos ocasionando severas reacciones como un accidente cerebro vascular, infarto agudo de miocardio, embolismo pulmonar,  o bloqueo en cualquier otra parte del cuerpo como en las extremidades superiores e inferiores.
A todo desequilibrio o enfermedad de las plaquetas se le llama trombocitopatía, la cual puede ser ya sea un número reducido de plaquetas (trombocitopenia), un déficit en la función (tromboastenia), o un incremento en el número (trombocitosis).

Continuar leyendo...