Ondas de forma


La materia no emite solo las radiaciones que conocemos sino también una vibración determinada por su forma: la refracción angular, que se encuentra a la base de todas las emisiones vibratorias y que se ha dado en llamar “emisión de ondas de forma”, una definición que hoy usan comúnmente todos los radiestesistas. La longitud de onda de las ondas de forma es infinitesimal, del orden de los angstrom, muy próxima a la de las células.
Los estudiosos más importantes de las ondas de forma fueron, a principios del siglo XX, dos científicos franceses, Chaumery y De Belizal. Con sus estudios sobre las vibraciones de los colores, que ellos asociaron a las ondas de forma, llegaron a identificar una radiación, ubicada en el sector entre el blanco y el negro, cargada de una considerable energía: “una vibración misteriosa, verdadero canal entre la vida y la muerte”.

Continuar la lectura...