La Acupuntura Bioenergética.

 El conocimiento es un Tao (equilibrio y complementaridad) compuesto por un Yang (ciencia) y un Yin (filosofía). No hay ciencia sin filosofía ni filosofía sin ciencia.

En el camino de la vida (verdadero significado del Tao) deben de conjugarse de una manera armónica las dos para que haya producción, progreso y futuro.

Dentro del campo médico sanitario se da la misma circunstancia, el problema estriba en que en occidente predomina la ciencia (método ortodoxo y científico de corte cartesiano) y en oriente la filosofía (desarrollo empírico – místico). Ello impide la unión de los opuestos y complementarios y la instauración de la deseada MEDICINA INTREGATIVA O INTEGRADORA.

Las dos piedras angulares que sustentan la medicina china como son la ley Yin-Yang y los cinco movimientos son, a su vez, los dos grandes principios de la física cuántica como son la Relatividad y la Interdependencia.


“Para un paralelismo con la lección de teoría atómica… debemos volvernos a esa clase de problemas epistemológicos con los que ya pensadores como Buda o Lao Tse se han enfrentado..” (1)

“Un análisis sencillo, pero profundo de la relatividad de Einstein nos hace comprender científicamente lo que hasta ahora solo ha sido posible vivir en el sentimiento intuitivo de la mística.” (2).

La única posibilidad que existe para integrar ambas medicinas es la Bioenergética como respuesta Biofísica a los postulados básicos de las medicinas orientales sobre todo las China.

Es necesario que los Acupuntores sepan que la energía que circula por los meridianos de acupuntura (independiente de su nombre chino: Rong, Jing adquirido, Zhong, etc.) está producida por una glucólisis aeróbica a nivel pulmonar. Que el halo místico llamado Wei, es un infrarrojo de una determinada longitud de onda. Que el riñón Yang, llamado Migmen, es un acumulador energético al igual que lo puede ser glucógeno o la grasa. Que los Meridianos (llamadas vías Jing Mai) son rutas electromagnéticas que ofrecen menos resistencia al paso de corriente de bajo voltaje y que por tanto son detectables a través de un simple puente de Winston. Que materia y energía son una misma cosa en diferente estado de manifestación y que por tanto existirán infinitas formas de materia y de energía en función de su densidad o cohesión molecular... Ya no cabe duda de que para que se realice una reacción química se precisa un aporte energético que permita el enlace.

Por ello, manejar la energía humana desde el campo científico, metódico y racional, es redescubrir aquella inmensa sabiduría de los Grandes Maestro de la antigüedad que conocían las leyes que rigen al Hombre entre el Cielo y la Tierra y que sabían las consecuencias que para la salud tenía el no respetarlas.

A lo largo del Máster de Acupuntura Bionergética iremos “traduciendo“ al campo biofísico y científico todos los principios de la medicina china para que pueda ser incorporada, dentro del contexto académico, de pleno derecho como una ciencia biomédica y que permita a unos y otro: conspicuos científicos y místicos esotéricos, encontrar el camino del progreso. Desembarazándose de los corsés limitadores de la ortodoxia científica y racionalizando la, en muchas ocasiones, parafernalia ocultista que deforma y mutila las Medicinas Tradicionales de tan rico y esplendoroso pasado.

Dr. A Carlos Nogueira Pérez


(1) Niels Bohr
(2) S. Van Nes Ziegler