¿Es el Colesterol el malo de la Película?


“Para controlar el colesterol voy a suprimir las grasas…” Esta frase resulta muy común en el general de las personas. Pero, ¿cuan real es?
Nos han repetido hasta hace poco tiempo que los alimentos grasos ricos en colesterol nos conducen a una muerte prematura, sin embargo, éste es quizá el mayor mito de los muchos que abundan actualmente en el campo de la salud.
No es el colesterol, sino el colesterol oxidado el que daña las arterias y puede producir problemas cardiacos.
No son las grasas saturadas de procedencia animal, sino las grasas hidrogenadas de los alimentos procesados (margarina, bollería industrial, papas fritas, chocolate, comida preparada…) las causantes de numerosas patologías como diabetes, arteriosclerosis y enfermedades coronarias.