Oxitocina y Sexualidad (II)


Cuando en 1936 el farmacólogo británico Henry Dale observó que una sustancia cerebral provocaba contracciones en el útero de una gata a punto de parir no se imaginaba las múltiples funciones que esa molécula tenía en la fisiología de los vertebrados. La llamó oxitocina (del griego oxi tokos = parto rápido) y su investigación con ella le supuso el Premio Nobel de Fisiología (junto al Dr. Otto Loewi).

Seguir la lectura...