Conoce a un hermoso ser de luz, un niño alcalino

Siempre defenderemos que la medicina natural debería ser, sin lugar a dudas, la primera en ser utilizada ante un problema de salud o como prevención para la enfermedad. En una gran mayoría de los casos la naturaleza tiene el remedio y no vamos a necesitar más. Sin embargo, habrá situaciones (accidentes, traumatismos, trastornos genéticos, etc.) en los que la medicina química haga su aportación. Pero desgraciadamente lo que observamos es lo contrario (cada vez menos), primero la gente prueba con la medicina química alopática y cuando ve que no le ha dado resultado o está en contra, o harta, de sus efectos secundarios o de sus tratamientos agresivos busca a la medicina natural como la solución para sus problemas. Nosotros siempre defenderemos el uso de la medicina natural con todas sus diferentes terapias como el primer y mejor tratamiento para la salud, y dejaremos la medicina química para un accidente o cuando no tengamos otra alternativa. Resumiendo este punto:

Continuar con la lectura...