¿Estoy gordo o hinchado?

El promedio de las personas suelen confundir la hinchazón con el exceso de peso. Grave error. A menudo, un sujeto que se encuentra saludable, padece diversos problemas no por tener unos kilos de más sino por la inoperancia de su organismo para procesar determinados alimentos.

Así, al verse ellos frente al espejo, se observan un tanto más pesados y, en verdad, no se trata de otra cosa más que una mala alimentación y, luego, una peor digestión. Léase: la balanza indica una cosa, pero el cuerpo otra.

¿Qué debemos hacer para solucionar esto y sentirnos bien?

Utilizar una dieta desarrollada especialmente para individuos con problemas de hinchazón.

¿Te sientes hinchado/a?

Es algo frecuente notarnos hinchados, la causa suele ser la acumulación de gases en la zona del intestino. Y los motivos de este acúmulo no son nada rebuscados: Comer deprisa es el principal de ellos; no masticar bien y, a veces, simplemente sentirnos estresados o ansiosos. Las bebidas con gas son otra causa frecuente.

¿Qué podemos hacer para prevenirlo?
  • Si conoce aquellos alimentos que le sientan mal, intente evitarlos.
  • Evite las comidas abundantes. Más vale más comidas al día, pero menor cantidad.
  • Elimine los picantes y las salsas de su dieta.
  • Intente, dentro de lo posible, comer sentado, despacio, y masticar bien los alimentos.
  • Beba líquido, pero intente que sea sin gas.
  • Evite chupar caramelos y masticar chicle.
  • No fume.
  • No hable acaloradamente mientras come.
  • No tome alcohol ni café, que pueden aumentar los síntomas referidos.
  • No se estrese, si es posible. Y menos, mientras come.
  • Si predomina un ardor, éste puede agravarse al tumbarse o inclinarse hacia delante. Evite hacerlo en las 2-3 horas posteriores a las comidas.
  • No tome medicamentos por su cuenta. Si ha de tomar analgésicos, intente evitar los antiinflamatorios. Tome paracetamol.
¿Y en cuanto a alimentación?
  • Disminuya o evite las legumbres, arroz, guisantes, habas, coliflor, col, repollo, rábanos, cebollas, acelgas y papas.
  • Disminuya o evite las sopas.
  • Tome fruta madura y sin piel. Puede tomar jugos, pero sin gas.
  • Baje el consumo de azúcar, dulces y pasteles.
  • Si por ignorancia, aún no es vegetariano, a la hora de cocinar carne y pescado, hágalo a la plancha, asado o cocido. Evite freír o rebozar.
  • No tome leche. Puede consumir yogur natural o mejor rejuvelac.
  • Procure volcarse al vegetarianismo, los alimentos de procedencia animal agravan la acidez del cuerpo y las enfermedades.
¿Cuándo acudir al médico?
  1. Si las molestias empiezan cuando usted ya tiene más de 55 años.
  2. Si no desaparecen pese a lo indicado arriba.
  3. Si tiene pérdida de peso, vómitos, dolor al tragar alimentos.
  4. Si sus heces son negras, como el alquitrán, y se enganchan a la taza del váter.
  5. Si nota un bulto en la barriga.
  6. Si alguno de los medicamentos que le han dado producen molestias.