La Electroestética y sus beneficios

Hay un tipo de tratamiento estético que utiliza la electricidad como herramienta aplicando cargas eléctricas mediante iones para lograr mejorar la apariencia física. Gracias a este tipo de metodología, se ha podido experimentar un cambio e incremento dentro del campo de la estética gracias a la aplicación de novedosas tecnologías.

Su uso en centros estéticos

Son varios los que emplean a diario equipos de electro medicina sin la necesaria fundamentación científica y sin conocer por completo el abanico de posibilidades terapéuticas que existen en la utilización de este tipo de aparatos para adaptarse a las necesidades de cada paciente.

Es de suma importancia que el profesional, en este caso, el médico en estética, tenga presente los últimos avances dentro del campo de la estética con sus pros y sus contras para la aplicación de este tipo de tecnología.

Beneficios de la Electroestética

Este tratamiento consiste en aportar una gran cantidad de oxígeno a los tejidos procediendo así a la aceleración de la eliminación de los productos de desecho que puede llegar a generar el catabolismo celular (transformación de biomoléculas complejas en moléculas sencillas), lo que ayuda a  postergar la llegada del envejecimiento.

De igual manera, con la ayuda de la producción de oxígeno, también aumentamos el ritmo de la circulación sanguínea que permite un aumento de reabsorción de los líquidos retenidos lo que conlleva a una disminución del peso y del volumen corporal.

Otros beneficios destacables de la electroestática para el organismo son el aumento térmico para poder generar más secreción glandular; en los nervios sensitivos, actúa aportándoles un efecto analgésico y sedante y aporta una ascensión en la tonicidad muscular, desarrollando mayor movilidad en general.

Algunas de sus aplicaciones

Son numerosas las aplicaciones disponibles, pero principalmente se aplica por medio de gimnasia pasiva y como tratamientos faciales de limpieza (peelings). Se pueden beneficiar de la Electroestética:

  • Personas con celulitis y piernas pesadas.
  • Para tratamientos de adelgazamiento y post-parto.
  • Combatir la flacidez.
  • Retrasar el envejecimiento.
  • Estrías.
Para estos tratamientos se utilizan diferentes técnicas o corrientes eléctricas que, combinadas con determinados productos, consiguen penetrar mejor en la piel y aplicar el tratamiento de renovación celular en mayor profundidad.