¿Alimentas a tu enfermedad?

Tenemos una increíble tendencia a alimentar nuestras enfermedades en forma tan inconsciente, que nos resulta casi imposible advertir cuando lo estamos haciendo. Esta actitud nos parece tan inofensiva y tan normal, que no advertimos el juego en que nos involucramos voluntariamente. Es muy común escucharnos decir algunas frases como: todos los años me resfrió, con este frio seguro que me enfermo, esta es mi enfermedad, me siento pésimo con esta enfermedad, estoy muy enfermo, me siento tan mal y tantas otras.
Seguir la lectura...