Mujeres que aman sin ‘dolor’ en el intento

“Amar demasiado no significa amar a demasiados hombres, ni enamorarse con demasiada frecuencia, ni sentir un amor genuino demasiado profundo por otro ser. En verdad significa obsesionarse por un hombre y llamar a esa obsesión “amor”, permitiendo que esta controle nuestras emociones y gran parte de nuestra conducta y, si bien comprendemos que ejerce una influencia negativa sobre nuestra salud y nuestro bienestar, nos sentimos incapaces de librarnos de ella. Significa medir nuestro amor por la profundidad de nuestro tormento”. Robin Norwood. ‘Las mujeres que aman demasiado’.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informa que el 95% de la humanidad padece enfermedades emocionales y entre ellas las adicciones ocupan el primer lugar. Por lo tanto, se afecta la base misma de la personalidad provocando trastornos en las áreas físicas, emocionales y espirituales del individuo. Las mujeres suelen ser más propensas a este fenómeno. Si usted se encuentra en este ‘selecto grupo’, aquí le sugerimos como superar su duelo amoroso.

“Saber detectar, reconocer y solucionar el impacto que las relaciones conflictivas generan en la salud física, mental y emocional, se constituye en una acción efectiva para que tanto amor no termine con ustedes mismas”, asegura María Marcela Herrera, coordinadora general de la Fundación Adictas Anónimas a las Relaciones Afectivas (AARA).

Además es importante admitir la incapacidad de la mujer para relacionarse de una manera sana especialmente con los hombres.

La adicción a las relaciones afectivas

¿Cómo me relaciono en el amor? Es la pregunta que toda mujer debe plantearse cuando interioriza que algo no anda bien en su noviazgo o al momento de una pérdida amorosa. La clave está, precisamente, en detectar y ser consciente que esa relación le está causando daño.

“Estás experiencias, por lo general, tienen una característica fundamental para aquellas mujeres a quienes el hecho de amar ha representado alguna vez una situación dolorosa: la obsesión o apego, condición que genera una influencia negativa sobre su salud y bienestar, pero de la cual no es posible liberarse”, explica la doctora Herrera.

15 respuestas para recuperarse

Subsanar esa adicción a las relaciones afectivas y ayudar a otras mujeres a recuperarse de esta enfermedad, es posible. Una metodología que permite compartir las experiencias de mujeres que han vivido y viven esta situación, facilita la recuperación y ayuda, permite liberarse de la obsesión, para llegar a una vivencia del amor plena, equilibrada y feliz.

Responda este cuestionario y evalúe el nivel de su obsesión. Es el primer paso para sanar:
  1. ¿Es muy difícil para usted estar sin pareja aunque el hecho de tenerla le cause mucho dolor y sufrimiento?
  2. ¿Hace cualquier cosa para evitar que una relación se disuelva y sentirse abandonada?
  3. ¿Usted está dispuesta a esperar, conservar esperanzas y esforzarse más para complacer al hombre que ama?
  4. ¿Cuándo se enamora siente que nada es demasiado problemático, ni tarda demasiado tiempo, ni es demasiado costoso si “ayuda” al hombre con quien usted mantiene relaciones?
  5. No la atraen los hombres amables, dignos de confianza, estables y que se interesan por usted. Esos hombres “agradables” ¿Le parecen aburridos?
  6. ¿Está dispuesta a aceptar mucho más del 50% de la responsabilidad, la culpa y los reproches en cualquier relación?
  7. ¿Necesita con desesperación controlar a sus hombres y sus relaciones, y disimula sus esfuerzos por controlar a la gente y las situaciones bajo la apariencia de “ser útil”?
  8. ¿En una relación está mucho más en contacto con su sueño de cómo podría ser que con la realidad de la situación que vive?
  9. ¿Cuándo se acaba una relación siente deseos de acudir a las drogas, al alcohol y/o a ciertas comidas, en particular los dulces?
  10. ¿Vive usted episodios depresivos con cierta frecuencia?
  11. ¿Mientras crecía sintió usted que sus necesidades emocionales de amor y protección no eran suficientemente satisfechas y que por el contrario le tocaba asumir responsabilidades de adulta?
  12. ¿Usted trata de compensar indirectamente esa necesidad insatisfecha proporcionando afecto, en especial a hombres que parecen de alguna manera necesitados?
  13. ¿Intentó usted convertir a su(s) progenitores en los seres atentos y cariñosos que usted ansiaba? ¿En su edad adulta busca relacionarse con hombres emocionalmente inaccesibles creyendo que con su amor puede intentar cambiarlos?
  14. ¿A veces se ve atraída hacia personas que tienen problemas por resolver o involucradas en situaciones que son caóticas o inciertas y emocionalmente dolorosas?
  15. ¿Cree no merecer la felicidad y en cambio cree que debe ganarse el derecho de disfrutar la vida?
  • Si respondió afirmativamente por lo menos a tres de estas preguntas, va en camino de tener serios problemas.
  • Si contestó SI a más de cuatro, usted necesita ayuda.
Un programa con mucho amor

AARA es una comunidad que identificó 12 pasos y 12 tradiciones que responden a este problema, integrando principios de la medicina, la psiquiatría y crecimiento espiritual.

“Nuestro programa busca la recuperación en todas las áreas de la vida, para que la mujer pueda integrarse a la sociedad de manera útil, y de esta forma logre alcanzar una vida plena y feliz”, complementa la especialista.

La comunidad de AARA presta ayuda de forma gratuita a mujeres sin distingo social, económico, religioso o filiación política, y cuya vida es ingobernable debido a que mantienen relaciones obsesivas con su pareja. Una inmensa cantidad de mujeres han logrado restablecer sus vidas, no solamente en el campo afectivo y familiar, sino en todas las demás áreas, como son la laboral y aún la social.


Más información
 AARA
 adictasanonimasrelaciones@gmail.com
 www.adictasanonimasalasrelaciones.wordpress.com
 Teléfonos: (051) 4815523 Cel. 321 463 3363
 Bogotá, D.C. – Colombia