Cuidado con Vacunarse - Narcolepsia tras vacunarse de la gripe. No sólo en niños


Ya empieza a ser costumbre el encontrar noticias que solo podrás leer en blogs, noticias a las que no se le da mucha publicidad y todos sabemos porqué: La falsimedia procura servir lo mejor que puede a sus amos. En el caso que nos ocupa lo que no desean es que lleguemos a la conclusión de que todas las vacunas son peligrosas y la mayoría inútiles. En concreto, la noticia que da título a este texto apenas ha sido publicada en una minúscula reseña en la sección de “sociedad” de un par de diarios, donde la resumieron en un brevísimo artículo de ¡dos frases!

A pesar de hay estudios realizados que indican lo contrario, la OMS afirma que aún no están seguros al 100% de que la vacuna sea la responsable de daños cerebrales en los niños. Si, como lo oyes, pues la alarma ha saltado en Finlandia cuando se ha comprobado que de los 60 casos de narcolepsia descubiertos en niños entre 2009-2010, el 90% correspondían a niños que se habían vacunado con este fármaco fabricado por GlaxoSmithKline, un índice de casos muy inusual en aquel país. El descubrimiento fue realizado gracias a un estudio publicado por el Instituto Nacional de Salud y Bienestar de Finlandia (THL) en Helsinki.

La OMS estudiará los informes presentados por THL a fin de evaluar el posible riesgo de esa vacuna, puesto que aparte de Finlandia, también se ha notado un incremento inusual de casos de narcolepsia en Islandia y Suecia. La OMS ha distribuido 36 millones de dosis de Pandemrix -nombre comercial de la vacuna- en 38 países, aunque hasta ahora solo estos tres países han descubierto estos efectos secundarios. La explicación de esta “sequía” de efectos secundarios en el resto de países europeos es sencilla: Solo estos tres países tienen un sistema sanitario lo suficiente honesto y eficaz para atreverse a dar una voz de alarma que podría hacer perder millones a la industria farmacéutica.


El “no va más” de estos turbios asuntos llega cuando escuchamos decir al portavoz de la OMS, Gregory Hartl, que “pese a los efectos secundarios, recomendamos encarecidamente la inoculación contra la influenza en niños y adolescentes”, algo absurdo si escuchamos las declaraciones de los científicos autores de dicho estudio: “La asociación observada entre la vacuna y los casos de narcolepsia es tan evidente que es poco probable que otros factores puedan explicar plenamente este fenómeno”. Y cualquiera se podría preguntar: Pero bueno, a quién hago caso, ¿Al portavoz de la OMS o a los autores del estudio?

No hay que buscar mucho para descubrir que en realidad ya se conocían estos peligrosos efectos secundarios hace meses, a pesar de lo cual la vacuna se sigue aplicando de manera indiscriminada.


Vamos a decirlo claro: Las vacunas que aplicamos a nuestros niños son muy peligrosas y su uso no es justificable bajo ningún punto de vista. Cualquier voz desinteresada estará completamente de acuerdo con esta información, exactamente al contrario que los que afirman que las vacunas son buenas e imprescindibles (donde siempre existe algún tipo de interés que no es precisamente la salud).

El Profesor Serafín Málaga, presidente de la Asociación Española de Pediatría, y el coordinador de la asociación, el Dr. Cristóbal Buñuel afirmaron en el 2009 que “cabe esperar que aproximadamente la mayoría de los niños y adolescentes que contraigan la enfermedad, la padezcan de forma leve y se resuelva en pocos días sin necesidad de otras medidas que las habituales frente a la gripe estacional de cada invierno”. Como vemos, no se equivocaron. Ahora bien, si quieres arriesgar la salud de tu hijo con productos químicos artificiales, es cosa tuya.

INGREDIENTES: Esta vacuna lleva Tiomersal, proteína de huevo y de pollo, ovoalbúmina, formaldehido, gentamicina (antibiótico) o desoxicolato sódico, además de los virus correspondientes, parcialmente desactivados. Bonito cóctel.

Mañana día 18 de marzo es el Día Europeo de la Narcolepsia. La Revista de Neurología publica una entrevista interesante con el profesor Yves Dauvilliers, Neurólogo del Departamento de Neurología del Hospital Universitario Gui de Chauliac, Montpellier (Francia). Dirige el Centro de Sueño y el Centro de Referencia de Hipersomnias Raras. Relaciona sin tapujos la vacuna de la gripe con la narcolepsia.


El Prof. Dauvilliers está reconocido a nivel internacional como experto en hipersomnias de origen central. Cofundador de la European Narcolepsy Network (EU-NN), ha sido miembro de su directiva durante cinco años. En la última década ha publicado numerosos artículos sobre narcolepsia.

La pregunta-respuesta clave de la entrevista es esta:

P. Estamos interesados en los artículos que ha publicado sobre vacunación H1N1 (vacuna excipiente ASO) y el aumento de casos de narcolepsia-cataplejía en niños y adolescentes en Francia. Recientemente, Ud. ha publicado en Brain (2013), con el grupo de estudio Narcoflu-VF, que incluso en la población adulta han observado un riesgo importante. El hecho de que únicamente en Francia se hayan publicado casos en adultos merece una explicación. ¿Podría comentar los aspectos claves de este estudio? ¿Qué factores de riesgo han contribuido a extender el riesgo en adultos?

R. "Hemos encontrado en Francia una asociación entre la vacuna H1N1 y la narcolepsia-cataplejía en niños y adultos, en relación con controles, comparando el fenotipo de la narcolepsia según la exposición a la vacuna. La vacuna H1N1 se asocia a la narcolepsia-cataplejía, con una odds ratio de 6,5 en los niños y de 4,8 en los adultos. Existen escasas diferencias entre casos expuestos y no expuestos. Esta asociación es robusta a los análisis sensibles, y un análisis específico de la vacuna con el excipiente muestra resultados similares. Pienso que la asociación existe independientemente de la edad, aunque parece más marcada en el niño, en relación con otros factores medioambientales, como las infecciones".

Muy importante este dato, toda vez que en los últimos tiempos se han publicado estudios científicos hechos en los países noreuropeos que concluyen que dicha vacuna provoca narcolepsia. Incluso el Reino Unido ha comenzado a reconocer estos daños e indemnizar a las víctimas. Lo que no sabíamos es que también en adultos. Y en España ¿qué? ¿No se han producido este tipo de daños? Raro, raro, raro.