Una alimentación sana y deliciosa

Todos los sistemas orgánicos dependen de nuestra alimentación. Somos lo que comemos. Antes de que pienses que te voy a poner a dieta, en realidad te voy a decir que podemos seguir comiendo casi lo mismo, pero con algunos cuidados, nuestra alimentación será mucho mejor.

Podemos seguir comiendo prácticamente lo mismo de siempre, sustituyendo el pollo por quesos veganos, la carne por carne de soya, seitan, hongos o champiñones, y el caldo de pollo por caldo de jitomate, procurando no freir nada y acompañarlo de una ensalada de frutas o verduras.

Por ejemplo: comer para empezar una ensalada de lechuga, cebolla, jitomate, nueces y dos cucharadas de aceite de oliva o de soya (sin calentar). Seguimos con una sopa de verduras, o una crema de elote, chícharo o zanahoria. Luego comer arroz cocido (no frito) con plátano fresco. Tomar el guisado que puede ser chile relleno de queso vegano, o enchiladas de mole rellenas de queso y crema vegana, o chilaquiles con queso vegano, o tacos de queso vegano con guacamole, nopales y cebollitas.

Otros guisados son:
  • Lasagna de queso vegano con verduras
  • Pozole con caldo de jitomate, hongos en vez de carne, seitan, rábano, lechuga, cebolla, orégano, crema vegana, etc.
  • Quesadillas veganas de huitlacoche, papa, queso vegano, flor de calabaza, champiñones, hongos, quelites, etc. (sin freir)
  • Pambazos con papa sin chorizo, lechuga, jitomate, queso vegano, salsa, aguacate, etc. (frito con poco aceite de semilla de uva)
  • Espaghetti u otras pastas con jitomate, champiñones y queso vegano derretido encima
  • Tlacoyos de haba, frijol o requesón vegano sin freir, con salsa, aguacate, nopales, cebolla, queso, etc.
  • Sopes sin freir con frijoles, queso vegano, lechuga, cebolla, aguacate y salsa.
  • Sandwich de tofu con frijol, jitomate, aguacate, cebolla y lechuga
  • Torta de tofu, con frijol, aguacate, cebolla, jitomate y lechuga
  • Papas al horno con queso vegano gratinado y poca margarina
  • Jitomates rellenos de tofu, cebolla y crema
  • Calabacitas con papa, zanahoria, cebolla, epazote, granos de maíz, y caldo de jitomate
  • Hamburguesa de carne de soya con jitomate, lechuga, aguacate y cebolla
  • Taquitos potosinos con salsa de chile pasilla, ancho, jitomate y cebolla, acompañados de papa, zanahoria, cebolla, crema vegana, tofu, aguacate y salsa verde
  • Cuadritos de nopal cocido con cebolla y tofu, fritos en poco aceite de semilla de uva.
  • Pizza con calabacitas, granos de elote, pimientos, cebolla, chile y champiñones
  • Etc, etc, etc.
Como vemos, hay una gran variedad de platillos sumamente exquisitos y muy conocidos, en donde bajamos la cantidad de grasas y eliminamos las carnes, con lo que nuestro organismo puede empezar a limpiarse y recuperar la salud. Esto nos ayudará a bajar de peso y prácticametne estamos siendo vegetarianos, con comida que se puede encontrar en cualquier parte, sin sacrificar el sabor.

No es una dieta especializada para bajar de peso, pero es un muy buen ejemplo de las alternativas que tenemos para comer rico y sano. Además, si la combinas con el yoga, efectivamente te hará bajar de peso.

Estos platillos incluyen carbohidratos en el pan, maíz o tortillas, proteínas en el tofu, la crema y queso veganos y los aminoácidos de las distintas verduras, muchas fibras, vitaminas, minerales y aminoácidos en todas las verduras usadas, y además es baja en grasa al no freir las cosas ni usar carnes, y además tiene muy pocas toxinas, si es que las tiene.

Como vimos, el aceite se usa muy poco o definitivamente no se usa. El tofu, la crema vegana y la margarina tienen muchas proteínas, pero no hay qué abusar de su consumo, ya que tienen mucha grasa, aunque mucho menos que la carne, y son mucho más fáciles de digerir.

Los orientales acostumbran tomar una taza de agua caliente después de los alimentos, para ayudar a disolver la grasa que pudieramos haber ingerido, y con ello se ayuda a una mejor digestión.

Nosotros podemos tomar un jugo de antioxidantes, para lograr que las grasas no sean muy dañinas y ayudar a tener una mejor digestión. Además contribuirán a fortalecer el corazón, a combatir o prevenir gastritis y evitar que las células funcionen mal por los radicales libres, previniendo que envejezcan prematuramente y que funcionen correctamente.

Además puedes completar tu práctica de yoga con temazcal, que ayuda a sudar intensamente abriendo los poros de la piel, produciendo una limpieza profunda en el interior de nuestro cuerpo, eliminando toxinas, ácio úrico, ácidoláctico, creatinina, urea, etc.