Mejor con Antibióticos Naturales

Durante las últimas décadas, el uso excesivo de antibióticos ha llegado a un máximo histórico. El resultado ha sido que las bacterias se han hecho resistentes a los fármacos y las “superbacterias” evolucionan más rápido que los científicos en encontrar la manera de luchar contra ellas.

Mucho antes de que hubiera antibióticos farmacéuticos, desarrollados en la década de 1940, había alimentos y hierbas que ayudaron a proteger contra las infecciones y las enfermedades. Muchos de estos defensores naturales todavía se usan hoy en día por los curanderos holísticos en todo el mundo.

Ventajas de los antibióticos herbales

"Los antibióticos químicos poseen sólo una o pocas sustancias activas, mientras que las plantas poseen muchas", explica el Dr. Stephen Buhner, autor de "Antibióticos herbales, alternativas para tratar bacterias resistentes", "gracias a esto, los antibióticos naturales serían muy efectivos sin generar resistencia en las bacterias”. Nuestros antepasados también tenían una solución para la curación, el uso de antibióticos de la naturaleza y es bueno recordar lo bueno que son estos antibióticos y posiblemente pensar en usarlos en caso de padecer una enfermedad.

Los antibióticos naturales que nuestros antepasados usaban en vez de pastillas.

Cada vez son más los médicos que restringen el uso de antibióticos. Y aunque muchos no lo saben, la naturaleza tiene todo un arsenal de plantas que pueden ayudarte a combatir bacterias, e incluso, curar infecciones leves. La ventaja es que, la mayoría, no tiene efectos secundarios. ¡Conócelos!

1.- Acacia.

La acacia sería útil contra infecciones en la piel, infecciones urinarias y para desinfectar heridas. Y esto se debería a que "El extracto de acacia tendría un efecto antibiótico de amplio espectro, gracias a sus alcaloides", asegura la Dra. Norma Cudmani, del Hospital Dr. Nicolás Avellaneda, en Argentina.

2.- Orégano y el aceite de orégano.

Probablemente ha utilizado el orégano para condimentar sus platos favoritos sin siquiera darse cuenta de los beneficios que contiene para la salud. Más allá de sus propiedades antibacterianas, el orégano puede ayudar con la digestión y ayuda en la pérdida de peso. Un aceite que se encuentra en el orégano, el carvacrol, combate las bacterias que pueden conducir a infecciones. El aceite de orégano sirve para tratar infecciones digestivas, e incluso en particular, una infección por levaduras. Es algo más que un saborizante de alimentos.

3.- Áloe Vera.

La Dra. Asma Bashir, del Stem Cell Research Center en Pakistán, encontró que el áloe ayudaría a tratar problemas de la piel, como acné, forúnculos e infecciones por bacterias y hongos. "El gel del aloe contendría cerca de 70 activos, entre antiinflamatorios, antibacteriales y antimicóticos", concluye.

4.- Vinagre de sidra de manzana (ACV).

Los beneficios de largo alcance de las dosis diarias de vinagre de sidra de manzana (ACV) incluyen propiedades antibióticas y antisépticas, alcalinizantes naturales, ayuda a su sistema, y le puede ayudar en todo, desde el control de su peso, a bajar el colesterol y el riesgo de padecer cáncer. Un astringente libre de químicos, el vinagre de sidra de manzana se puede utilizar por vía tópica para desinfectar y esterilizar.

5.- Miel.

Los antiguos romanos utilizaron la miel en el campo de batalla para tratar heridas y prevenir las infecciones. Civilizaciones de todo el mundo siguen considerando la miel como uno de los mejores antibióticos naturales, antimicrobianos, antiinflamatorios y antisépticos conocidos por el hombre después de miles de años. La miel de Manuka, de Nueva Zelanda, se ha demostrado que tiene los más altos niveles de antioxidantes y poderes curativos. Una enzima que se encuentra en la miel libera peróxido de hidrógeno. Este proceso ayuda al cuerpo a combatir infecciones y previene el crecimiento de bacterias. Es un calmante para el sistema digestivo, la miel elimina las toxinas de la sangre y ayuda al hígado a que funcione de manera más eficiente. Es un gran impulso para el sistema inmunológico, combine la miel con canela para fortalecer las células blancas de la sangre. La miel orgánica es la mejor opción ya que la mayoría de los métodos de pasteurización mata los efectos antioxidantes. "La miel sería útil en el tratamiento de infecciones", asegura el Dr. Sebastián Zaat, del Academic Medical Center en Amsterdam, “Esto gracias a una proteína llamada denfensina, la cual combatiría bacterias, hongos y virus”. La miel puede tomarse para tratar infecciones en la garganta, o aplicarse en la piel.

6.- Eucalipto

El aceite de eucalipto sería efectivo para tratar diversas infecciones en las vías respiratorias. La Dra. Angela Sadlon, de la Clínica Tahoma en Seattle, explica que "Este aceite es rico en cineol, sustancia con propiedades antibióticas y antivirales de amplio espectro, además de ser analgésico e inmunoestimulante".


7.- Regaliz.

Según un estudio del Journal of Natural Products, la raíz de regaliz contendría sustancias capaces de aniquilar las principales bacterias causantes de caries y problemas en las encías. "El extracto de regaliz sería de gran ayuda para mantener dientes y encías saludables, tanto en niños como en adultos", asegura el Dr. Stefan Gafner, de la Sociedad Americana de Química.

8.- Cúrcuma.

Esta especia no es sólo rica en color y sabor. La cúrcuma puede ser consumida o aplicada externamente, por lo que es una gran opción para luchar contra las bacterias. Para obtener un beneficio extra, puede mezclar la cúrcuma con miel y crear una pasta para aplicar en las áreas infectadas de la piel. Puede proteger su cuerpo contra infecciones y enfermedades bacterianas basadas en el aprovechamiento de estos remedios naturales y seguros que están disponibles en la cocina. Proteja su cuerpo sin el uso de medicamentos recetados mediante el uso de la miel, el orégano, el ajo, la equinácea y la cúrcuma.

9.- Aceite del árbol del té.

“Este aceite tiene poderosos efectos antibacteriales, por lo que puede ser aplicado sobre la piel para combatir el acné y diversas infecciones, y también sería útil como desinfectante y antiséptico”, asegura el Dr. Haekyun Park, de la Universidad Chosun, en Corea del Sur. Este árbol es propio de Australia, y no está relacionado con el té, de donde se obtiene la bebida.

10.- Ajo.

El ajo puede combatir las infecciones simples como el resfriado común, ya que elimina los gérmenes antes de que perturben su vida. La alicina que contiene el ajo protege contra la levadura, parásitos, bacterias, y más. Si usted está buscando una manera sencilla de vivir de forma más saludable, añada más ajo a su dieta. Esta planta es rica en alicina, además de contener otros 70 compuestos con propiedades antimicrobianas. "El ajo sería tan efectivos como un antibiótico de amplio espectro, y puede comerse o aplicarse sobre la piel para tratar diversos tipos de infecciones", asegura el Dr. Serge Ankri, del Instituto Weizmann de Ciencias en Israel.

11.- Extracto de semilla de pomelo.

El Diario de la Medicina Alternativa y Complementaria publicó un estudio que encontró que el extracto de semilla de pomelo (GSE) es eficaz contra más de 800 formas de virus y bacterias, más de un centenar de cepas de hongos, y muchos parásitos. Alto en antioxidantes, aumenta la inmunidad de IGE, alcaliniza el cuerpo de forma natural, y ayuda en la digestión mediante la mejora de su flora intestinal beneficiosa.

12.- Equinácea.

Puede que no tenga tanta experiencia con este producto, pero es una hierba segura que se encuentra en muchas cocinas. El consumo de esta hierba se ha demostrado que reduce la cantidad de resfriados que una persona trata en su vida, y se acortan los resfriados a los que la persona tiene que hacer frente. Esta hierba es una gran opción cuando se toma como una medida preventiva. Según el Dr. Lawrence Wilson, del Instituto Tecnológico de Massachusetts, "La equinácea, ya sea en extracto o en infusión, sería una gran aliada para combatir diversas infecciones, pues contendría activos que atacarían tanto bacterias como virus, al mismo tiempo que fortalecería el sistema inmune".


13.- Jengibre.

Consumir jengibre en infusión o en los alimentos ayudaría a combatir infecciones orales, estomacales e intestinales. Para la Dra. Miri Park, del Instituto Coreano de Biociencia y Biotecnología, "El jengibre es rico en gingerol, que tendría poderosos efectos antibacteriales y antimicóticos, y que además fortalecería el sistema inmune”.

14.- Repollo.

Hay compuestos de azufre que se encuentran en la col, un miembro de la familia de las crucíferas, que incluye el brócoli y la col rizada, se han demostrado eficaces para combatir el cáncer. Lo que muchas personas no saben es la cantidad de vitamina C que se encuentra en la col. Una taza proporciona el 75% de lo que se necesita cada día. Es un antibacteriano natural, coma col cruda rallada en su ensalada, como guarnición en forma de ensalada o beba zumo de col fresca (con miel  para endulzar) es una excelente manera de mejorar la digestión, prevenir las enfermedades, e incluso controlar su peso.

15.- Aceite de coco virgen extra.

No es suficiente lo que se puede decir de los beneficios del aceite de coco. Tiene propiedades anti-hongos y anti-microbianas y está lleno de antioxidantes. Se utiliza para estimular el sistema inmunológico, equilibrar la tiroides, el colesterol y los niveles de azúcar en la sangre, e incluso mejora la función cerebral. Se puede usar de modo interno y externo, el aceite de coco es uno de los regalos más versátiles y únicos de la madre naturaleza. Ponga una cucharada de aceite de coco en su café por la mañana para obtener energía adicional y tener la mente más clara durante todo el día.

16.- Comida fermentada.

Repollo sin pasteurizar, encurtidos caseros, kéfir y yogures probióticos, todos ellos renuevan nuestra flora intestinal, protege del cáncer y mantiene nuestro cuerpo en forma para combatir las infecciones.

17.- Plata coloidal.

Es un antibiótico natural, la plata coloidal es una mezcla de partículas de plata en suspensión en líquido que se han utilizado durante siglos. Este tratamiento debe ser  temporal, ya que demasiada plata, un metal pesado, puede ser tóxico. Sin embargo, desactiva la enzima que las bacterias unicelulares requieren para multiplicarse. Privados de suministro de oxígeno, las bacterias y los virus son destruidos sin daño para usted.

18.- Sello de oro.

Esta planta es rica en berberina, una sustancia capaz de combatir bacterias, virus y hongos. "Si se toma como infusión, ayudaría a combatir infecciones urinarias, y también puede utilizarse como tintura o jarabe contra infecciones en la garganta o en la piel", explica la Dra. Pina LoGiudice, directora de la Clínica Inner Source.


"Usando adecuadamente los antibióticos, podremos evitar que surjan más bacterias resistentes", asegura el Dr. Buhner. "Para ello, hay que tomarlos sólo cuando sea necesario, y hacerlo hasta completar el tratamiento. También sería útil optar por antibióticos herbales en caso de infecciones ligeras para no recurrir a las drogas". Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), no completar el tratamiento o tomar antibióticos aun si no son necesarios, permitiría a las bacterias evolucionar y desarrollar resistencia a las drogas, dificultando su tratamiento. A este paso, cada vez habría menos medicamentos efectivos para combatir infecciones, incluso las más comunes.

Atendemos consultas sobre trastornos Físicos y Emocionales
Realizamos tratamientos con:

Acupuntura, Terapia Neural, Homeopatía, Osteopatía, Fitoterapia, Homotoxicología, Radiónica, Cromoterapia, Visualización Creativa, Terapia de Regresión, Armonización de Chakras y Equilibramiento del Campo Energético.

Informes en Concordia (Argentina) llama a:
Claro (345) 15 4249785 - Personal (345) 15 4050303
Viber: +5493454249785 WhatsApp: +5493454050303

Nuestro correo: armoniasaludyvida@gmail.com

Si consideras ÚTIL ESTA INFORMACIÓN;
compártela con tus amistades y familiares.