Eclampsia y Preeclampsia en el embarazo

La eclampsia y la preeclampsia son complicaciones graves del embarazo, que pueden surgir durante la segunda mitad del embarazo, generalmente después de 20 semanas de embarazo. En algunas mujeres, la eclampsia o preeclampsia pueden ocurrir solamente durante el trabajo de parto o incluso después de que el bebé ya haya nascido.

Sin embargo, la mayoría de los embarazos afectados por preeclampsia llega a las 37 semanas de embarazo, lo que caracteriza un embarazo a término; presentan un alto riesgo de complicaciones, incluyendo el riesgo de mortalidad materna o fetal.

La preeclampsia es una complicación del embarazo caracterizada por un cuadro de hipertensión arterial y proteinuria (pérdida de proteínas en la orina) que comienza después de 20 semanas de gestación. En algunas pacientes, la preeclampsia también causa daño a órganos importantes, tales como hígado, riñón, pulmones y cerebro.

Hay 4 tipos de hipertensión que pueden ocurrir durante el embarazo:
  1. Hipertensión crónica – es la hipertensión arterial alta que la paciente tenía antes de quedarse embarazada y seguirá teniendo durante y después del embarazo.
  2. Hipertensión gestacional – es la hipertensión que aparece después de la 20ª semana de gestación en mujeres que nunca han tenido la presión arterial alta.
  3. Preeclampsia – es la aparición de la hipertensión arterial después de la 20ª semana del embarazo asociada con la pérdida de proteína en la orina, llamada proteinuria. La preeclampsia se cura después del parto.
  4. Preeclampsia superpuesta a la hipertensión crónica – es la preeclampsia que ocurre en mujeres que ya eran previamente hipertensas.
La preeclampsia parece ocurrir debido a problemas en el desarrollo de los vasos de la placenta en el inicio del embarazo durante la implementación de la misma en el útero. Conforme se desarrolla el embarazo y la placenta crece, la falta de una perfecta vascularización lleva a una baja perfusión de sangre, causando isquemia placentaria. La placenta en sufrimiento debido a la falta de buena circulación produce una serie de sustancias que, al caer en la circulación de la sangre materna, causa descontrol de la presión arterial y lesión renal.

Síntomas de preeclampsia

La preeclampsia ocurre en 5% a 10% de los embarazos. El 75% de los casos son leves y el 25% son severos. Puede surgir en cualquier momento del embarazo entre la 20ª semana hasta unos días después del parto.

La hipertensión que se produce después de la 20ª semana del embarazo es el síntoma más común. Sin embargo, para caracterizarse preeclampsia y no solamente hipertensión gestacional, es necesario que exista también la presencia de proteinuria (por lo menos 300 mg de proteína en urinocultivo de 24 horas.

Casi toda mujer embarazada presenta edemas (hinchazón), sin embargo, un rápido y repentino empeoramiento de los edemas, afectando especialmente a la cara y las manos, puede ser un signo de preeclampsia.

Atendemos consultas sobre trastornos Físicos y Emocionales
Realizamos tratamientos con:

Acupuntura, Terapia Neural, Homeopatía, Osteopatía, Fitoterapia, Homotoxicología, Radiónica, Cromoterapia, Visualización Creativa, Terapia de Regresión, Armonización de Chakras y Equilibramiento del Campo Energético.

Informes en Concordia (Argentina) llama a:
Claro (345) 15 4249785 - Personal (345) 15 4050303
Viber: +5493454249785 WhatsApp: +5493454050303

Nuestro correo: armoniasaludyvida@gmail.com

Si consideras ÚTIL ESTA INFORMACIÓN;
compártela con tus amistades y familiares.