Como tomar una siesta perfecta

Dormir siesta nos permite recargarnos de energía en medio de un cansador día y, según estudios, rendir más y mejor. Si es que eres un apasionado de las siestas o, crees que no te están funcionando tan bien como deberían, hoy vamos a entregarte las claves para dormir la siesta perfecta.


Cuándo dormir siesta

Investigaciones, demuestran que dormir una siesta antes de una actividad que requiera concentración o creatividad es beneficioso, pero no es llegar y acostarse a dormir a cualquier hora.

La mejor hora para dormir una siesta está entre 1 y 3 de la tarde, ya que corresponde al segundo periodo del día en que sentimos mayor cantidad de sueño, el otro es entre las 2 y 4 de la mañana.

Si bien esos son datos para el promedio de las personas, nuestro horario perfecto varía según la hora en que nos vamos a la cama cada noche:
  • Si te duermes a medianoche, la siesta debería ser a las 3 de la tarde.
  • Si vas a la cama entre las 9 y las 10 de la noche, te beneficiarás de una siesta a las 2 de la tarde.

Estos datos consideran que duermes 7 u 8 horas, lo que necesita un adulto.

Cuánto debe durar la siesta

En cuanto a la duración, existen tres tipos de siestas, que comprenden diferentes fases del sueño. Debes considerar cuánto tiempo tienes para tu siesta, antes de programarla.

Una siesta efectiva puede durar:
  • 20 minutos: aumenta tu concentración y mejora el humor. Para estar alerta al momento de despertar, se sugiere tomar una taza de café 5 minutos antes de acostarte a dormir. Así, despertarás justo cuando la cafeína comience a hacer efecto.
  • Máximo de 45 minutos: si tienes más de 20 minutos pero menos de una hora y media, debes dormir siestas que tenga como máximo una duración de 45 minutos. Si te pasas, te costará mucho más despertar y reincorporarte a tus labores diarias.
  • Entre 90 y 120 minutos: si tienes el tiempo, una siesta de entre 90 minutos y dos horas te permitirá recorrer las diferentes etapas del sueño. Despertarás de mejor humor, con más energía y sin dificultades.

Dónde dormir

Una buena siesta requiere no solo ser a la hora adecuada y tener la duración necesaria, sino que también tomarla en un lugar que reúna las condiciones para asegurar nuestro descanso.

Busca un lugar tranquilo y ojalá con poca luminosidad, en el que puedas recostarte completamente. Si es que no hay un sitio que cumpla con esas condiciones, puedes usar una mascara sobre los ojos para evitar la luz y, audífonos que reproduzcan ruido blanco.

El dormir siesta acostados es muy importante: quienes duermen sentados se demoran un 50% más de tiempo en quedarse dormidos. Para mayor comodidad, ten una manta liviana a mano.

Antes de empezar disfrutar de tu siesta perfecta, coloca una alarma que te permita despertar en el momento indicado, según el tiempo que hayas escogido.

No tomes la siesta como una perdida de tiempo o señal de pereza, sino que como una inversión para optimizar tu trabajo y rendimiento en el resto de las actividades del día.