Una aproximación a la Kinesiología

Acaba de pasar el 2º Congreso Internacional de Kinesiología en España, recuerdo que mi primera experiencia con esta terapia fue como asistente a una conferencia-taller sobre Brain Gym®. La también denominada kinesiología educativa es un conjunto de técnicas (movimientos corporales) que facilitan que las diferentes áreas del cerebro se interrelacionen y trabajen de manera global.

Esto conlleva beneficios como una mejor concentración, comprensión y gestión emocional, entre otros. Es por ello que se aplica en el deporte y en el ámbito empresarial y, cómo no, en el aprendizaje. Lo que más me sorprendió de aquella conferencia fue cuando la ponente dijo que muchos de los problemas de aprendizaje de los niños tienen que ver con la no aceptación de su cuerpo.

Pero la kinesiología va mucho más allá y ha evolucionado mucho desde que a principios de los años sesenta George Goodheart descubrió la relación existente entre los músculos y los órganos del cuerpo, así como los meridianos energéticos de la medicina tradicional china y su reacción ante factores estresantes. Ante una situación de estrés los músculos se tensan o se debilitan, provocando un desequilibrio en el cuerpo. La labor del kinesiólogo es averiguar la causa que provoca dicho estrés para luego actuar y facilitar el proceso de reequilibrio en el organismo del paciente.

La kinesiología (que etimológicamente significa estudio del movimiento) se ayuda del test muscular para identificar desequilibrios y bloqueos. El kinesiólogo provoca un estímulo que genera una respuesta inconsciente por parte del cuerpo del paciente. Tal respuesta permite conocer alteraciones en la persona así como sus causas: estrés, dolor, falta de nutrientes, alteraciones emocionales, dificultades para aprender, alergias, por citar algunos ejemplos.

La kinesiología es hoy en día una de las terapias naturales de mayor aplicación en el campo de la denominada interacción cuerpo-mente. Un 11% de la población española conoce esta disciplina, como apunté en el artículo sobre el Observatorio de las Terapias Naturales, elaborado por la asociación APTN_Cofenat. Algunos de los beneficios de la kinesiología tienen que ver con la reducción del estrés, la potenciación del rendimiento y la mejora de la capacidad de memoria, comprensión y expresión. De este modo, también se mejora la autoestima. La kinesiología ha encontrado aplicaciones en disciplinas como la educación, el deporte de alta competición, la psicología, la alimentación y los recursos humanos.

Para acabar con esta aproximación a la kinesiología, me ha gustado mucho el vídeo explicativo de Jaume Campos (imprescindibles los primeros 4 minutos. También son buenos los ejemplos que pone desde el minuto 6’30” hasta el 10′).