La Remolacha


Las remolachas, además de ser muy ricas y vistosas, son un alimento muy nutritivo y con propiedades únicas que benefician la salud, aunque estas dependerán del modo en que se la consuma.

¿Remolachas cocidas o jugo de remolachas? La elección dependerá de los beneficios que quieras obtener, ya que mientras una es abundante en fibras dietéticas, la otra se constituye como un excelente antioxidante.

¿Qué es la remolacha?

La remolacha es una hortaliza rica en unos fitonutrientes únicos denominados betalaínas, unos pigmentos carotenoides de coloración rojiza y amarilla que si bien se encuentran en otros alimentos como la acelga. Las remolachas son los vegetales que presentan mayor concentración.

Se destacan especialmente la vulgaxantina y la betanina, dos batalaínas con importantes propiedades antioxidantes, desintoxicantes y anti-inflamatorias. Además, las betalaínas favorecen el sistema nervioso y la vista, y constituyen una excelente fuente de ácido fólico, potasio, manganeso, fibra dietética y vitamina C.

Jugo de remolacha

El jugo suele ser una forma rápida y sencilla de consumir las propiedades nutritivas de las frutas y verduras, y en el caso de la remolacha se trata de un jugo suave y fácilmente combinable con otros vegetales y frutas, ya que es un excelente tratamiento para desintoxicar el organismo al impulsar la producción de glutatión, uno de los antioxidantes más poderosos con que cuenta el organismo, el cual, por su estructura natural, es de difícil estimulación.

Además, el jugo de remolacha beneficia la composición sanguínea al estimular la liberación de glóbulos rojos, ayuda a eliminar cálculos renales y reduce la presión arterial.

Las remolachas cocidas

Por su parte, las remolachas cocidas contienen menores cantidades de betalaínas y nutrientes que se eliminan en parte durante el proceso de cocción, por lo que se recomienda que se cocine estas hortalizas al vapor y por no más de 15 minutos, para así conservar la mayor parte de nutrientes posible.

De todas formas, también las remolachas cocidas resultan beneficiosas para la salud, presentando en este caso un alto contenido en fibras dietéticas, mayor que en el jugo de remolacha. La fibra dietética ayuda a reducir los niveles de colesterol, estimula el control intestinal y reduce el hambre.

Precauciones

Una de las consecuencias más características de consumir remolacha de forma continua que suele presentarse en alrededor del 15% de los casos es la beeturia, o el enrojecimiento de la orina, debiéndose probablemente a un problema en el metabolismo del hierro, y aunque no se considera problemática, es mejor que se consulte a un médico al momento de notar beeturia después de haber consumido remolacha.