Tratamiento de Infecciones por Hongos


Medicina Holística vs. Medicina Convencional en el Tratamiento de Infecciones por Hongos
La Triste Verdad de los Medicamentos para las Infecciones por Hongos y la Trampa de la Medicación
Medicina Natural vs. Medicina Convencional (Las Diferencias Cruciales)



Mientras que la medicina natural percibe el cuerpo humano como un sistema completo holístico irrepetible por la naturaleza, la medicina convencional trata el cuerpo por órganos físicos por separado.

La medicina convencional ha fallado en reconocer la triste verdad de que el hombre, junto con todas las criaturas vivientes, nunca será compatible con los químicos artificiales, sin importar cuán idénticos estos químicos pudieran parecer, sentirse y oler comparados con sus adversarios naturales (por ej. Una bebida con sabor a naranja contra una naranja recién exprimida).

Las sustancias químicas sintéticas no pueden ser íntegramente o completamente absorbidas por el cuerpo. Debido a su forma artificial, las sustancias químicas sintéticas de cualquier tipo son incompletas para el cuerpo. Esta es la razón por la que estas sustancias químicas no pueden ingresar en su sistema sin con ello crear cierto nivel de catástrofe.

Mientras la convicción de la medicina holística es principalmente restaurar el cuerpo a un estado de equilibrio interno, aumentar la función genética óptima y ayudar al cuerpo a limpiarse y sanarse a sí mismo, la medicina convencional enfoca la totalidad de sus esfuerzos en “hacer que el paciente se sienta cómodo” y en calmar el dolor con fármacos y ungüentos, lo cual funciona como parches para los síntomas de la enfermedad.

La Triste Verdad de los Medicamentos para las Infecciones por Hongos y la Trampa de la Medicación




La triste verdad es que la mayoría de los médicos se preocupan más por su dinero y su estatus en vez de preocuparse en su bienestar. Otros médicos se preocupan por su salud, pero al mismo tiempo se mantienen fijos en una sola corriente de pensamiento científico e i nvestigación empírica.

Estos médicos están bajo una presión monstruosa de las compañías farmacéuticas para prescribir tratamientos tópicos, cremas, ungüentos y antibióticos. Las compañías farmacéuticas son las principales proveedoras de fondos para la investigación de las infecciones por hongos, y ellos tienen todo el interés en el mundo de no admitir que los fármacos son en su mayoría inútiles, perjudiciales y costosos.

El principal argumento que tienen los médicos de por qué no hay un vínculo entre la dieta y la infección por hongos es que dos personas pueden comer la misma comida, si n embargo, una tendrá infección por hongos, mientras que la otra no sufrirá esta afección. Simplemente ignoran el hecho de que hay otros factores involucrados, y eso no quiere decir que una dieta sana y balanceada sea insignificante en el tratamiento de las infecciones por hongos.

Es por eso que la mayoría de los médicos limitan sus tratamientos al uso de fármacos y productos químicos en lugar de escuchar la voz de la naturaleza. Muy pocos médicos han dado ese salto de fe y se han involucrado más con los aspectos asociados con la nutrición. Lamentablemente, son raras excepciones

La verdad es que todos nos vemos hipnotizados agresivamente en forma diaria. Nos mantienen en un estado de miedo, ya que vende más cantidad de medicamentos.

La verdad inquietante es que la industria médica y las compañías farmacéuticas no quieren encontrar una cura para una enfermedad como el cáncer, el SIDA o las infecciones por hongos. Ellos quieren seguir vendiendo fármacos que simplemente alivian los síntomas para mantener en ustedes la necesidad, de modo que gasten más dinero, y les produzca a ellos más ganancias.

Uno de los errores fundamentales del pensamiento la medicina occidental es su tendencia a clasificar a muchas enfermedades como trastornos genéticos. Este enfoque lleva a muchos a creer que en realidad nacieron de esa manera con esa determinada enfermedad, y no hay nada que puedan hacer para solucionarlo.

Esto explica en parte por qué la medicina occidental tiene una práctica metódica pre-diseñada destinada a aliviar los síntomas mientras ignora la verdadera causa de la enfermedad.

Irónicamente, al tomar los medicamentos y aplicarse cremas el resto de su vida, el enfoque de la medicina occidental de " no habrá cura" se convierte en verdad.

La verdad es que aunque nacemos con ciertas tendencias genéticas y debilidades, sí tenemos control sobre nuestra salud y bienestar.

Al entender el problema interno que causó la enfermedad, al escuchar a su cuerpo, asumiendo la responsabilidad sobre su salud y efectuando los cambios necesarios (estilo de vida, equilibrio de la dieta, hormonas y la limpieza interna) podemos recuperar nuestra salud y asumir el control de nuestras vidas sin el costo y los efectos secundarios de la medicina convencional.
Linda Allen
Es hora de despertar!!!