Dos recetas con "leches" vegetales


Hace ya rato no colocaba recetas totalmente naturales, nutritivas, deliciosas, fáciles de preparar, económicas y con las que nos podemos lucir ante nuestra familia, amigos o sencillamente para darnos un gustito gastronómico. A continuación les comparto dos recetas hechas a base de "leches" vegetales.

Ya se que muchas personas me criticarán por dar el término "leche" a una preparación de origen vegetal; pero dicho término es utilizado hoy en día muy comúnmente (y no soy la excepción) para denominar esa sustancia de aspecto blancuzco muy similar en su aspecto a la leche humana o animal que hace tiempo dejé de consumir y reemplace por otras "leches" más nutritivas, sin efectos negativos para la salud y de forma natural sin sufrimiento animal. Pero ya esta bueno de explicaciones y acá están las recetas:

Pasteles de coco con leche de soja


¿Te gusta el coco? No es usual verlo en pasteles, parece que en materia de pasteles reina la vainilla, el limón, el chocolate o la naranja. Pero hagamos hoy pasteles de coco suplantando la nata por leche de coco. Queda estupendo y puedes hacer o bien un pastel grande o mini pasteles, más simpáticos a la hora de servir el té.

Ingredientes de los pasteles de coco
  • 3/4 taza de azúcar
  • 2 cucharadas de agua
  • 1 1/2 taza de harina
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 3/4 taza de leche de soja
  • 1/3 taza de leche de coco fría
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 1 pizca de sal

Para el baño
  • 1/2 taza de agua
  • 1/2 taza de azúcar
  • 1/4 taza de zumo de naranja

Preparación de los pasteles de coco

Primero enciendes el horno y preparas el o los moldes con un poco de margarina, rocío vegetal o aceite. En un bol mezclas todos los ingredientes secos y en otro todos los húmedos. Después combinas ambos, mezclas bien y rellenas el o los moldes. No por completo, pues la preparación debe tener espacio para levar.

Horneas entre 25 y 30 minutos. Deben estar dorados. Retiras y dejas enfriando. Después los desmoldas y preparas el baño: en un cazo hierves el agua y el azúcar hasta que esta se disuelva. Retiras del fuego y agregas el zumo de naranja. Para espesar devuelves un poco al fuego y llevas a hervor. Finalmente, bañas el o los pasteles, y... ¡A disfrutarlos!

Pancakes con leche de coco


Me encantan los pancakes. Salados o dulces me parecen una opción genial cuando se trata de disfrutar de un brunch, una comida mitad desayuno, mitad almuerzo. Su receta es sencilla y la cantidad de variantes que se pueden hacer va de la mano de cada cocinero.

Hoy tenemos pancakes con leche de coco. La leche de coco es muy usual en la cocina asiática pero de un tiempo a esta parte es común ver las botellas en los supermercados o tiendas de comida natural. Además, es una buena opción a la leche de vaca. Entre las propiedades de la leche de coco se cuenta la de quemar grasas, bajar el colesterol y bajar el riesgo cardíaco también. Ojo, la leche de coco no es agua de coco: la leche deriva del coco rallado y tiene mucho más sabor porque es más grasa.

Ingredientes de los pancakes con leche de coco
  • 1 taza de harina de trigo integral
  • 1/2 taza de harina común
  • 1 1/2 de cucharadas de azúcar
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 1 cucharada de harina de garbanzo
  • sal (mínima)
  • 400 ml de leche de coco
  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • coco rallado (para decorar)

Preparación de los pancakes con leche de coco

Primero, en un bowl, mezclas el polvo de hornear, la sal y las harinas. En otro mezclas la leche de coco, la harina de garbanzo, la vainilla y el aceite. Después combinas ambos bowls y bates un poco, no demasiado.

Calienta un molde de teflón o un molde común y vuelca una cucharadita de aceite. Haz uno a uno los pancakes dándolos vuelta una vez. Se sirven calientes o tibios con algo de fruta cortada o coco rallado. También puedes servirlos con melado (panela o rapadura derretida), caramelo, o crema chantilly vegetal (hecha con la grasa del coco).

Si conoces otras recetas, por favor compártelas o déjanos tus comentarios.