Hernia de Hiato y Reflujo Gástrico: cura efectiva con Medicina Tradicional China

El hiato es un músculo circular situado entre el estómago y el esófago, el cual se abre para permitir el paso del bolo alimenticio hacia el estómago. Una vez que pasa el alimento al estómago, el hiato se vuelve a cerrar para impedir que los jugos o secreciones ácidas del estómago  pasen del estómago hacia el esófago, y provoquen lo que se conoce como reflujo gástrico.


Cuando el hiato no actúa eficientemente debido a que perdió volumen o está débil, y abre y cierra deficientemente, entonces el paso de los líquidos gástricos regresa al esófago, lo cual provoca  una sensación ácida nada grata. Eso también ocurre cuando el estómago no puede digerir algo porque es irritante o intolerante a ciertos alimentos (alergia alimenticia), lo cual provoca que el alimento se regrese hacia el esófago nuevamente.

Estómago-Bazo y reflujo

El estómago-bazo regula el movimiento Tierra en el cuerpo. Cuando ocurre el reflujo, el estómago experimenta un rechazo energético que es captado por el Plano regulador que equilibra y armoniza todos los movimientos de energía en el cuerpo. Este rechazo provoca que el Movimiento que somatiza y regula (hígado-V.biliar), bloqueé la entrada y paso de comida desde el estómago al duodeno, lo cual produce nauseas y vómito, o crea un movimiento en contracorriente que hace que la energía del proceso digestivo, que debería de bajar al estómago, suba de nuevo hacia la garganta, irritándola y provocando lo que llamamos reflujo gástrico.

Miedo- enojo y reflujo gástrico

El movimiento Madera, asociado al hígado- vesícula biliar, es el encargado de regular el músculo del hiato y cardias. Cuando el mundo emocional de la persona o su filosofía personal le llevan a reaccionar con miedo, ansiedad o angustia, el cuerpo interpreta esto como una acción de rechazo o un estado defensivo o alerta constante. Este estado anticipado de que “algo malo sucederá”, provoca que la persona se esté cuidando constantemente y que quiera tener un control excesivo sobre las cosas, personas y acontecimientos. Esta reacción defensiva constante hace que todo el cuerpo este bajo una tensión desgastante, las glándulas suprarrenales están en una actividad excesiva segregando adrenalina “en caso de ataque”, lo cual agota al riñón principalmente.

Hernia de hiato

La hernia de hiato se provoca principalmente cuando el hiato no está cerrado completamente, lo cual provoca que el estómago se empuje hacia arriba y una parte de él se desliza por el orificio abierto del hiato, lo cual provoca la hernia.
Este tipo de hernia se provocan debido a emociones que hacen que ascienda el diafragma, como un estado de tensión fuerte, pánico, miedo, angustia, ansiedad, etc.
Cuando este tipo de emociones predominan en la vida, el diafragma permanece ascendido reduciendo su capacidad de movimiento. En este caso, el plexo solar suele estar contraído y endurecido (tenso), y hay dolor ante la presión.

Tratamiento contra la hernia de hiato y el reflujo gástrico:

Las alternativas naturales para tratar este tipo de afecciones son:
  • Las técnicas de respiración, muy buenas para ayudar al diafragma a descender. Todas las personas con hernia de hiato presentan problemas respiratorios funcionales. La respiración es deficiente y esta de alguna forma bloqueada.  Si el diafragma no desciende lo suficiente no deja cavidad para que los pulmones se llenen de aire.
  • El masaje de bioenergía, la osteopatía, etc. son técnicas que aplicadas por profesionales pueden ayudar a descender el estómago.
  • Terapia emocional para aprender a descargar emociones y darles entendimiento.
  • Trabajar con la propia filosofía de vida.
  • Acupuntura y reflexología.
Otra forma de apoyar el proceso curativo es mediante la alimntación:

La persona con este tipo de afecciones debe llevar una vida donde elimine alimentos irritantes, vinagres, alcoholes, chile, panadería blanca o refinada, azúcar refinada, fritos y toda la comida chatarra si como gaseosas, chocolates, café, etc.  También se debe evitar las nueces y pasas que activan la secreción gástrica. Es muy importante que la persona no se sobrepase a la hora de comer, que no haga combinaciones fuertes de alimentos, como comer dos alimentos cocinados a la vez, o combinar las frutas con los alimentos. Se deben comer más veces al dia (5) y con menos cantidad, de forma de no saturar al cuerpo.Se deben evitar, además, aquello alimentos a los que presentes intolerancia o alergia, mientras el cuerpo se cura y puede asimilar estos alimentos.

Los alimentos indicados para estas personas son: papaya en las mañanas, jugo de naranja o un vaso de agua tibia con el jugo de un limón en ayunas,  (quitarse la creencia de que el jugo, por ser ácido, es “malo·, pues esto no es así. El jugo de naranja o el de limón son excelentes medios curativos naturales para estas afecciones). La persona debe tomar dos litros de agua al día pero no en la comida, en este horario beber jugos de vegetales frescos. El huevo, los caldos de vegetales, los cereales integrales, etc., son recomendados.

Es importante que se beba te de manzanilla o hierbabuena veinte minutos después de comer o desayunar, e incluir en la dieta diaria los siguientes alimentos:

Aceite de oliva extra-virgen en ayunas, linaza, papaya en el desayuno, manzana en la tarde o noche, leche de almendras, avena o arroz para sustituir la de vaca (hay que evitar la leche de vaca y sus derivados), un poco de miel de abeja o azúcar morena para sustituir el azúcar refinada. Debe beberse un jugo de vegetales diariamente, combinando dos o tres verduras variadas cada día.

Es muy importante que respetas las combinaciones adecuadas a la hora de comer, que no mezcles dos proteínas en una misma comida, ni proteínas con carbohidratos, y no combines nada azucarado cuando comas, ni postre.