Causas y síntomas de acidez



La acidez se explica como una condición en la que hay una excesiva secreción de ácido al estómago sin necesidad es decir, el ácido clorhídrico indispensable en la digestión de los alimentos daña la membrana mucosa. Se relaciona con la formación de gas, así como sensación de quemadura al lado del corazón.
¿Cuáles son las causas de la acidez
La acidez es un problema relacionado principalmente con el estilo de vida.
Sucede sobre todo cuando los hábitos alimenticios y el régimen de todos los días no estan de acuerdo con las necesidades de nuestro cuerpo.

Algunas de las causas principales se mencionan a continuación
1.   Comer de más
2.   Largas horas de ayuno o saltar alguna comida
3.   Poco consumo de agua
4.   Estreñimiento
5.   Poco consumo de fibras en la dieta
6.   Comer comida basura o alimentos refinados.
7.   Consumir en exceso té o café
8.   Pocas horas de sueño
9.   Indigestión
10. Incompatibilidad de alimentos
11. Fumar
12. Exceso de estrés
13. Exceso en el consumo de alcohol
14. Ingesta de alimentos ricos en calcio y proteínas.
15. Pocas actividades físicas
16. Toma de algunos medicamentos especialmente antibióticos y analgésicos.

¿Cuáles son los síntomas de la acidez?
1.   Sensación de ardor en la región del pecho
2.   Dolor en la parte superior del abdomen (epigastrio)
3.   Pesadez en el abdomen
4.   Tos
5.   Las náuseas y sensación de vómito
6.   El vómito agrio
7.   Los problemas respiratorios
8.   Cambio de la voz
9.   La inflamación en la región del pecho
10. Disminución del apetito.

Por lo tanto, puede ser muy claramente establecido que, debido a la falta o exceso de ciertas condiciones, puede conducir a una situación conocida como acidez que también se conoce como hiperacidez. Por ello se sugiere que se debe tener cuidado de sus hábitos alimenticios, así como el régimen dietético.

Remedios naturales para la acidez

  1. Beber medio vaso de jugo de papaya medio hora después de comer para evitar el ardor.
  2. Comer todas las mañanas un tazón de avena
  3. Beber ¼ de taza de agua que contenga dos cucharaditas de vinagre de sidra de manzana 30 minutos después de comer
  4. Mezclar 2 cucharadas de regaliz o de raíz de jengibre y media taza de agua.  Mezclar y hervir por 10 minutos.  Tomar antes de dormir.
  5. Elaborar un jugo con 4 zanahorias y 2 hojas de lechuga.  Colocar los ingredientes en una batidora  con 1 taza de agua por 5 minutos. Colar el líquido resultante y tomar por la mañana.
  6. Poner 1 ramita de ajenjo en una taza de agua hirviente.  Tapar y dejar reposar por unos minutos. Tomar una taza de esta infusión en ayunas.
  7. Consumir una taza de yogurt natural light o desnatada en ayunas a diario.
  8. Hervir 1 hoja de alcachofa picada y 1 cucharada de hojas de boldo en una taza de agua durante 5 minutos.  Retirar del fuego, refrescar y colar.  Beber 1 taza veces al dia por 30 días seguidos.
  9. Verter en una taza de agua hirviendo una cucharada de cardamomo. Tapar y dejar refrescar.  Tomar una taza dos veces al día.
  10. Verter en un vaso de agua 1 cucharadita de bicarbonato de sodio. Tomar una vez al día.  No se recomienda este remedio para las personas con hipertensión o con retención de líquidos, ya que el bicarbonato contiene sal (sodio).
  11. Verter 15 gramos de hojas de albahaca seca en 1 litro de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar refrescar. Tomar 3  tazas diarias después de las comidas.
  12. Mezclar 30 gramos de cedrón con 30 gramos de salvia y  preparar una infusión con 1 cucharadita de la mezcla en una taza de agua caliente. Tomar 1 taza después de las comidas.
  13. Hervir 1 puñado de flores de manzanilla en 1 taza de agua durante 3 minutos.  Retirar del fuego, colar y tomar antes de la comida.
Recomendaciones
Dormir con la cabeza levantada. Si duerme con la cabeza levantada con una buena almohada, esta inclinación ayudará a que la gravedad mantenga el contenido de su estómago donde debe.  Igualmente, puede colocar debajo de las patas del lado de la cabecera de la cama bloques de cuatro a seis pulgadas (10,16 cm -15,24 cm).

Evitar vestidos ceñidos o cinturones muy apretados Se debe evitar usar prendas apretadas como pantalones, medias (panty hose) o cinturones apretados (especialmente después de comer), ya que podría ejercer presión adicional haciendo que el ácido vaya hacia el esófago.

Evitar la gordura en el área del estómago La gordura puede causar reflujo.  Esta misma situación se puede presentar cuando una mujer está embarazada y, por ello, debe velar por consumir una dieta apropiada.

Hacer ejercicio es beneficioso contra la acidez Las personas que hacen ejercicio regularmente casi nunca tienen acidez.  Aun el ejercicio suave, como caminar a diario, puede ayudar a aliviar los problemas digestivos. Sin embargo, se debe evitar hacer ejercicios inmediatamente después de una comida.

Consumir verduras que ayudan a combatir la acidez Algunos alimentos que alivian la acidez son: patata, zanahoria y coliflor hervida, y el zumo de lechuga

Evitar las comidas con mucha grasa, con condimento o alimentos muy ácidos La grasa hace que el cuerpo produzca una hormona que debilita la válvula esofágica.  Esta situación propicia que el ácido suba al esófago.  En cuanto a los condimentos (especialmente la pimienta), ésos contribuyen a una mayor producción de ácidos. Igualmente, se debe evitar los alimentos ácidos como el tomate o la naranja.

No fumar. La nicotina irrita tanto a la válvula esofágica como el recubrimiento del estómago.  Debido a ello, los fumadores tienden a tener más acidez.

Reducir el consumo del café. Tal vez el problema no sea la cafeína sino losaceites que se encuentran en el café regular y en el descafeinado.  Por ello, se recomienda disminuir el consumo de café.

Evitar el consumo de menta. Aunque muchas personas toma infusión de menta y la yerbabuena sin problemas, existen otras que les causa acidez.  Por tal motivo, es recomendable que las personas que sufran de acidez eviten En algunas personas, parece que la menta les causa acidez. Trate de evitar los caramelos de menta después de la comida y vea si esto le ayuda.

Reducir el estrés La tensión emocional contribuye a la producción de ácidos

Evitar las bebidas alcohólicas y las gaseosas El alcohol puede irritar el estómago mientras que las bebidas gaseosas pueden producir distensión en el estómago.  Todo ello puede contribuir a causar reflujo.

Revisar sus analgésicos. Evitar las aspirinas, ya que éstas contienen un producto que molesta el estómago.  Es mejor la  acetaminofen.

Comer con frecuencia En estudios se ha observado que las personas que comen lentamente y con frecuencia comidas reducidas, en un ambiente tranquilo, pueden superar la acidez estomacal.

Evitar el azúcar y el chocolate. Pueden causar irritación en el estómago y reflujo.

No comer antes de dormir. Recostarse poco antes de comer permite que el ácido del estómago fluya con más facilidad al esófago.  Es mejor comer tres horas antes de irse a dormir.

Visitar al terapeuta si los síntomas de acidez persisten Si se observa que después de aplicar todos los remedios y recomendaciones antes mencionadas, la acidez continúa, es importante acudir al médico, ya que podría ser síntoma de alguna enfermedad importante como hernia hiatal, esofagitis (inflamación del esófago), úlcera en el estómago o en duodeno (parte del intestino delgado).