Sana Tus Enfermedades Conociendo Sus Causas



Alguna vez nos hemos preguntado por qué nos ponemos enfermos? ¿Por qué tenemos determinada enfermedad y por qué sufrimos dolores en nuestro cuerpo físico? Toda enfermedad que padecemos es un aviso, un llamado a que observemos nuestras emociones y nuestras acciones y pensamientos. Cada órgano y parte del cuerpo, así como las enfermedades desde la vista de la biodescodificación tiene su causa. Existe una relación cuerpo-mente que refleja cómo las actitudes conflictivas, los temores y los sentimientos reprimidos pueden influir directamente en el organismo y su funcionamiento.
La mente y el cuerpo trabajan juntos y no se pueden separar.



SÍNTOMAS DE LA ENFERMEDAD 


La tabla que viene a continuación, te ayudará a buscar los síntomas que reflejan, algunas de las enfermedades que ha menudo padecemos, si tratáramos de entenderlos nos ayudaría a curarnos desde el interior de nuestro ser. El síntoma, al hacer aflorar elementos reprimidos, hace sinceros a los seres humanos. Estas enfermedades nos están mandando un mensaje muy claro para que cambiemos de comportamiento, paremos o meditemos, nos están diciendo dónde fallamos, en qué tenemos que superarnos, dónde tenemos una CARENCIA importante.

Busca tu dolencia alfabéticamente

SÍNTOMA – CAUSAS QUE LO ORIGINAN

  • Aparato genital: Sexualidad
  • Aborto espontáneo: Miedo del futuro. Programación inoportuna
  • Accidentes: Incapacidad de hacerse valer. Rebelión contra la autoridad.
  • Achaques: Ansia de amor. Deseos de ser abrazado.
  • Acné: No aceptación de uno mismo. No gustarse.
  • Addison, enfermedad de: Grave desnutrición emocional. Cólera contra uno mismo.
  • Adicciones: Enfado por tomar decisiones equivocadas.
  • Alcoholismo: Sensación de futilidad, culpa e incapacidad. Rechazo de uno mismo.
  • Alergias: ¿Alérgico a quien?. Negación del propio poder.
  • Aliento desagradable: Rabia e ideas de venganza. Experiencias que respaldan.
  • Alzheimer, enfermedad de: Negarse a enfrentarse a la vida. Desesperanza y desamparo.
  • Amenorrea: Deseos de no ser mujer. No gustarse.
  • Amigdalitis: Miedo, emociones reprimidas. Creatividad sofocada.
  • Amnesia: Miedo. Huida de la vida. Incapacidad de defenderse.
  • Ampollas: Resistencia. Falta de protección emocional.
  • Anemia: Actitud de “si, pero”. Falta de alegría. Miedo a la vida. Sentimiento de no valer lo suficiente.
  • Anginas: Falta de confianza en el proceso de la vida.
  • Ano: Zona de liberación de deseos.
         – Absceso: Cólera relacionada con aquello que no se quiere soltar.
         – Comezón o prurito: Culpa por el pasado. Remordimiento
         – Dolor: Culpa. Deseo de castigo. “No valgo”.
         – Fístula: Liberación incompleta de desechos. Aferrarse a las basuras del pasado.
  • Anorexia: Negación de la propia vida. Mucho miedo. Rechazo y odio hacia uno mismo.
  • Apatía: Resistencia a sentir. Freno a la sensibilidad. Miedo.
  • Apendicitis: Miedo a la vida. El flujo del bien está bloqueado.
  • Apetito, pérdida del: Protección del yo. Desconfianza de la vida.
  • Apetito excesivo: Necesidad de protección. Juzgar las emociones.
  • Arañazos: Sensación de que la vida es una estafa, de que la vida desgarra.
  • Arrugas: Pensamientos depresivos. Resentimiento con la vida
  • Arterias: Portadoras del júbilo de la vida.
  • Articulaciones: Representan cambios en la orientación de la vida y la facilidad o dificultad con que se realizan.
  • Artritis: Sensación de no ser amado. Actitud de crítica. Resentimiento.
         – Artritis reumatoides: Fuerte crítica de la autoridad. Sensación de ser explotado.
  • Asfixia, ataques de: Temor. Desconfianza en el proceso de la vida. Estancamiento en la infancia.
  • Asma: Sofocamiento del amor. Incapacidad de respirar solo. Sensación de ahogo. Llanto reprimido.
  • Asma en los niños y bebés: Temor a la vida. Deseo de no estar aquí.
  • Astigmatismo: Problemas con el “yo”. Temor a verse realmente.
  • Boca: Apertura.
  • Bazo: Obsesión. Tendencia a abandonarse.
  • Biliares, cálculos: Amargura. Pensamientos rígidos. Juicios condenatorios. Orgullo.
  • Boca: Representa la incorporación de nuevas idas y sustento.
          – Problemas: Opiniones rígidas. Mentalidad cerrada. Incapacidad de aceptar ideas nuevas.
          – Llagas: Palabras enconadas retenidas por los labios. Tendencia a culpar.
  • Bocio: Odio por haber sido agraviado. Víctima. Sentimiento de frustración, de insatisfacción.
  • Brazos: Representan la capacidad y habilidad para abrazar las experiencias de la vida.
  • Bronquitis: Ambiente familiar conflictivo. Peleas y gritos. A veces, silencio.
  • Bulimia: Terror desesperado. Frenético atiborramiento y purga de odio a uno mismo.
  • Cabello: Libertad, poder
  • Cabeza, dolores de: Invalidación de uno mismo. Autocrítica. Miedo
  • Caderas: Transportan el cuerpo en perfecto equilibrio. Principal empuje para avanzar.
          – Problemas: Miedo de tomar decisiones importantes. No hay hacia donde avanzar.
  • Calambres: Tensión y miedo. Aferramiento, sujeción.
  • Callos: Zonas de pensamientos endurecidas; aferramiento terco al dolor del pasado.
  • Callosidades: Conceptos e ideas endurecidas. Miedo solidificado.
  • Calvicie: Miedo y tensión. Intento de controlarlo todo. Desconfianza en el proceso de la vida.
  • Canas: Estrés. Sumisión a la presión y esfuerzo excesivo.
  • Cáncer: Herida profunda. Rencor que se mantiene mucho tiempo. Secreto o aflicción profunda que carcome. Carga de odios. Creer que todo es inútil.
  • Cansancio, fatiga: Resistencia, aburrimiento. Falta de amor por lo que uno hace.
  • Cara: Representa lo que mostramos al mundo.
  • Cataratas: Incapacidad de mirar hacia adelante con alegría. Futuro sombrío.
  • Celulitis: Cólera acumulada y autocastigo.
  • Cerebro: Representa el ordenador, el teclado.
           – Tumor: Información incorrecta de las creencias. Obstinación. Negarse a cambiar viejas pautas.
  • Cerebrovascular, accidente: Rendición. Resistencia. “Antes morir que cambiar”. Rechazo a la vida.
  • Ciática: Hipocresía. Temor al dinero y al futuro.
  • Cifosis o joroba: Incapacidad para fluir con la Vida. Temor y aferramiento a viejas ideas. Desconfianza en la vida. Falta de integridad. Falta de valentía en las convicciones.
  • Circulación: Representa la capacidad de sentir y expresar las emociones de formas positivas.
  • Codos: Representan los cambios de dirección y la aceptación de experiencias nuevas.
  • Colesterol: Obstrucción de los canales del júbilo. Miedo de aceptar la alegría.
  • Cólicos: Irritación mental, impaciencia. Molestia por el entorno.
  • Colitis: Inseguridad. Representa la facilidad para dejar marchar lo que está superado.
  • Colon, mucosidades en el: Acumulación de pensamientos antiguos y confusos que obstruyen el canal de la eliminación. Revolcarse en el fango del pasado.
  • Colon irritable: Temor a relajarse. Inseguridad.
  • Columna: Apoyo flexible de la vida.
  • Coma: Miedo. Intento de escapar de alguien o algo.
  • Conjuntivitis: Enfado y frustración por lo que se ve en la vida.
  • Convulsiones, ataques: Deseo de huir de la familia, de uno mismo o de la vida.
  • Corazón: Capacidad afectiva. Representa el centro del amor y la seguridad.
     – Ataque: (infarto de miocardio): por ganar dinero o posición se ha arrancado toda la alegría del corazón.
    – Problemas: Viejos problemas emocionales no resueltos. Falta de alegría. Endurecimiento del corazón. Entrega al esfuerzo y al estrés.
  • Cuello: (vértebras cervicales): Representa la flexibilidad; la capacidad de ver lo que hay detrás.
            – Problemas: Negativa a ver otros aspectos de un asunto. Terquedad, inflexibilidad.
  • Cuerpo, lado derecho: Representa la emisión, la donación, la energía masculina, el hombre, el padre.Cuerpo, lado izquierdo: Representa la receptividad, la comprensión, la energía femenina, la madre.
  • Debilidad: Cansancio mental
  • Dedos: Detalles de la vida
          Pulgar: El intelecto y la inquietud
          Índice: El yo y el miedo
          Medio: La cólera y la sexualidad
          Anular: Las uniones y la aflicción
          Meñique: La familia y la falsedad
  • Dedos artríticos: Deseo de castigar. Acusación. Sentirse víctima.
  • Dedos de los pies: Representan los detalles del futuro.
  • Demencia: Negativa a enfrentar el mundo tal como es. Desesperanza y rabia.
  • Depresión: Enfado que no se tiene derecho a sentir.
  • Desmayos, desvanecimientos: Incapacidad para afrontar una situación. Apagón de la conciencia.
  • Diabetes (hiperglucemia): Nostalgia de lo que pudo haber sido. Gran necesidad de controlar. Tristeza profunda. Ni restos de dulzura.
  • Dientes: Representan las decisiones. Agresividad, vitalidad
     – Problemas: Indecisión mantenida mucho tiempo. Incapacidad de analizar las ideas para decidir.
  • Distrofia muscular: “No vale la pena crecer”.
  • Dolor: Culpa.
  • Eccema: Antagonismo intenso. Erupciones mentales.
  • Edema: ¿De qué o quien no quieres desprenderte?
  • Encías: Confianza.
  • Encías, problemas de: Incapacidad de mantener decisiones. Indiferencia ante la vida.
  • Encías sangrantes: Falta de alegría en las decisiones que se toman en la vida.
  • Endometriosis: Inseguridad, decepción y frustración. Sustitución del amor a uno mismo por azúcar. Tendencia a culpar.
  • Enfermedad crónica: Rechazo al cambio. Temor al futuro. Sensación de inseguridad.
  • Enfermedad incurable: Está en un punto en que no se puede curar por medios externos. Es preciso ir al interior para curarla. Vino de ninguna parte y volverá a ninguna parte.
  • Enfermedades de la infancia: Fe en los calendarios, convenciones y leyes falsas. Comportamiento infantil de los adultos que rodean al niño.
  • Enfermedades de transmisión sexual: Sentimiento de culpa por la sexualidad. Necesidad de castigo. Idea de que los genitales son algo sucio y pecaminoso. Maltrato a otra persona.
  • Entumecimiento u hormigueo: Represión en la manifestación del amor y la consideración. Morir mentalmente.
  • Enuresis: Miedo a uno de los progenitores, sobre todo al padre.
  • Envejecimiento, problemas del: Convenciones sociales. Vieja forma de pensar. Miedo a ser uno mismo. Rechazo del presente.
  • Envenenamiento por alimento: Permitir que otros asuman el control. Sentimiento de indefensión.
  • Epilepsia: Sensación de ser perseguido, de intensa pugna. Rechazo de la vida. Violencia contra uno mismo.
  • Equilibrio, pérdida del: Pensamiento disperso, descentrado.
  • Eructos: Tragarse la vida con demasiada rapidez.
  • Escalofríos: Contracción mental, alejamiento, retraimiento. Deseo de retirarse. “Déjenme en paz”.
  • Esclerodermia: Autoprotección contra la vida. Desconfianza de la propia capacidad de cuidarse.
  • Esclerosis lateral amiotrópica: Resistencia a aceptar la propia valía. Negación del éxito.
  • Esclerosis múltiple: Rigidez mental, dureza de corazón, voluntad de hierro, inflexibilidad. Miedo.
  • Espalda: Representa el apoyo de la vida. Rectitud.
          Parte superior, problemas: Falta de apoyo emocional. Sensación de no ser amado. Freno en la                       manifestación del amor.
          Parte media, problemas: Culpa. Atascamiento en el pasado. Sensación de carga.
          Parte inferior, problemas: Miedo al dinero. Falta de apoyo económico.
  • Espada inclinada: Transporta las cargas de la vida. Desvalimiento y desesperanza.
  • Espasmos: Tensión debida al miedo.
  • Espinilla (de la pierna), problemas: Ideales rotos. La espinilla representa el estilo de vida.
  • Esqueleto, problemas: Desmoronamiento de la estructura. Los huesos representan la estructura de la vida.
  • Esterilidad: Miedo y resistencia al proceso de la vida. O no tener necesidad de vivir la experiencia de tener hijos.
  • Estómago: Sensibilidad, aceptación, digiere las ideas.
Problemas: Temor a lo nuevo. Incapacidad de asimilar lo nuevo.
  • Estrabismo convergente: Deseo de no ver el exterior. Objetivos contradictorios.
  • Estrabismo divergente: Temor a mirar al presente, el aquí y el ahora.
  • Estreñimiento: Negativa a abandonar viejas ideas. Estancamiento en el pasado. A veces, mezquindad, tacañería.
  • Extremidades: Agilidad, flexibilidad, actividad.

  • Fibromas y quistes: Cultivo del rencor que se siente contra el novio o marido. Golpe para el yo femenino.
  • Fibrosis quística: Firme convicción de que la vida no te funcionará. “Pobre de mi”.
  • Fiebre: Cólera abrasadora.
  • Fístula: Bloqueo en el proceso de liberación.
  • Flebitis: Rabia y frustración. Culpar a otros de la limitación y la falta de alegría de la vida.
  • Frigidez: Negación del placer. Creer que la sexualidad es mala. Parejas sexuales insensibles. Temor al padre.
  • Furúnculo: Rabia que hierve. Furia.

  • Gangrena: Morbosidad mental. Pensamientos ponzoñosos que ahogan la alegría.
  • Garganta: Angustia.
Dolor, irritación: Represión del enfado. Sentirse incapaz de expresarse.
Nudo en la garganta: Miedo. Desconfianza del proceso de la vida.
Problemas: Incapacidad para hacerse valer. Rabia reprimida y tragada. Creatividad sofocada. Negativa a cambiar.
  • Gastritis: Incertidumbre prolongada. Sentimiento fatalista.
  • Genitales: Representan los principios masculino y femenino.
Problemas: preocupación por no sentirse valioso.
  • Glándulas: Representan las estaciones de abastecimiento. Son la actividad que se inicia.
  • Glandulares, problemas: Mala distribución de las ideas para organizarse y actuar. Autocontención.
  • Glaucoma: Necesidad de castigo por ser una mala persona.
  • Gota: Necesidad de dominar. Impaciencia, ira.
  • Gripe: Reacción ante creencias populares negativas. Miedo. Fe en las estadísticas.
  • Hemorragias: Se marcha la alegría. Fastidio.
  • Hemorroides: Miedo de los plazos establecidos. Rabia por el pasado. Temor a aflojarse. Sensación de carga.
  • Hepatitis: Resistencia al cambio. Miedo, ira, odio. El hígado es la sede de la indignación y la rabia.
  • Heridas: Enfado con uno mismo y sentimiento de culpabilidad.
  • Hernia: Relaciones rotas. Tensiones, cargas. Expresión creativa incorrecta.
  • Hernia discal: Sensación de no recibir ningún apoyo de la vida. Indecisión.
  • Herpes genital: Creencia popular en la culpa sexual y la necesidad de castigo. Escarmiento público. Fe en un Dios que castiga. Rechazo de los genitales.
  • Herpes labial: Enfado que carcome y temor de expresarlo.
  • Hígado: Valores morales, ideología. Sede de la rabia y de las acciones primitivas.
          Problemas: Hábito de quejarse. Justificación de las críticas para autoengañarse. Sentirse mal.
  • Hinchazón: Bloqueo del pensamiento. Ideas atascadas, dolorosas.
  • Hiperactividad: Temor. Sensación de estar presionado y frenético.
  • Hipermetropía: Temor del presente.
  • Hipertiroidismo: Rabia por ser dejado de lado.
  • Hiperventilación: Miedo, resistencia al cambio. Desconfianza e el proceso de la vida.
  • Hombros: Representan la capacidad para llevar alegremente nuestras experiencias. Con nuestra actitud hacemos de la vida una carga.
  • Hongos, infecciones por: Creencias estancadas. Aferramiento al pasado. Negación de las propias necesidades. Falta de apoyo a uno mismo.
  • Huesos: Firmeza, disciplina
            – Deformaciones: Tensión y presión mentales. Músculos que no se pueden estirar. Pérdida de                           movilidad mental.
            – Fracturas: Rebelión contra la autoridad

  • Impotencia: Presión, tensión y culpa sexuales. Convenciones sociales. Despecho contra una pareja anterior. Miedo de la madre.
  • Incontinencia: Exceso emocional a rebosar. Años de represión de las emociones.
  • Indigestión: Miedo visceral, terror y angustia. Quejas y gruñidos.
  • Infección: Conflicto mental (duda), que se exterioriza en forma de infección (estudiar la parte del cuerpo afectada). ¡Toda decisión libera!
  • Inflamación: Irritación, enfado, fastidio.
  • Insomnio: Miedo a soltar el control consciente y abandonarse al inconsciente
  • Intestinos: Asimilación. Absorción. Eliminación fácil de desechos.
          Problemas: temor de liberar lo viejo y que ya no se necesita.
  • Intestino delgado: Reflexión, análisis
  • Intestino grueso: Inconsciente, avaricia.


  • Juanete: Falta de alegría ante las experiencias de la vida.
  • Laringitis: Furia que impide hablar. Miedo de hacerse valer. Resentimiento contra la autoridad.
  • Lengua: Representa la capacidad de saborear con alegría los placeres de la vida.
  • Lesiones: Enfado con uno mismo. Sentimiento de culpabilidad.
  • Leucemia: Inspiración brutalmente letal. ¿Para que…?
  • Linfáticos, problemas: Advertencia de que hay que volver a centrar la mente en lo esencial de la vida: el amor y la alegría.
  • Líquido, retención de: ¿Qué tiene miedo a perderse?
  • Llagas, irritaciones: Rabia sin expresar que se instala.
  • Llanto: las lágrimas son el río de la vida, y se derraman por alegría, tristeza o miedo.
  • Locura: Huida de la familia. Escapismo, retraimiento. Violenta separación de la vida.
  • Magulladuras: Los pequeños golpes de la vida. Autocastigo.
  • Malaria: Estado de desequilibrio con la naturaleza y con la vida.
  • Mamas: Representan la maternidad, el cuidado y el sustento.
         Problemas: Negativa a cuidar de sí misma. Posponerse siempre en favor de los demás.
        Quistes, bultos, inflamación (mastitis): Cuidados maternales exagerados. Sobreprotección. Actitud                   autoritaria.
  • Manos: Sujetan y manejan. Aferran y sueltan. Pellizcan. Todas las formas de enfrentar las experiencias. Aprehensión, capacidad de manejo.
  • Mareo en barcos: Miedo a la muerte. Descontrol.
  • Mareo en coche: Miedo. Sensación de estar atrapado, cautivo.
  • Mareo al moverse: Miedo. Temor de no estar al mando.
  • Matriz: Entrega
  • Médula espinal: Representa las más profundas creencias sobre uno mismo. La forma de apoyarse y cuidarse.
  • Meningitis: Rabia contra la vida. Pensamientos inflamados.
  • Menopausia, problemas de la: Miedo a dejar de ser deseable. Rechazo de uno mismo. Miedo a envejecer. Sensación de valer muy poco.
  • Menstruación, problemas de la: Rechazo de la feminidad. Culpa, temor. Idea de que los genitales son algo sucio o pecaminoso.
  • Migraña: Aversión a ser manejado. Resistencia al fluir de la vida. temores sexuales. (La masturbación suele aliviarla).
  • Miopía: Miedo al futuro. Desconfianza en el porvenir.
  • Mordeduras: Cólera vuelta hacia adentro. Necesidad de castigo.
  • Muela del juicio impactada: Negarse el espacio mental para crearse una base firme.
  • Muerte: Representa abandonar este episodio de la película de la vida.
  • Mujer, problemas propios de la: Negación de una misma. Rechazo de la feminidad y del principio femenino.
  • Muñecas: Movimiento y soltura
  • Músculos: Movilidad, flexibilidad, actividad.
  • Nalgas: Representan el poder. Nalgas flácidas, pérdida de poder.
  • Nariz: Energía, orgullo, sexualidad
           -Goteo continúo: Necesidad de ayuda. Llanto interior.
           -Hemorragia: Necesidad de reconocimiento. Sensación de no ser valorado. Ansia de amor.
           -Moqueo hacia adentro: Llanto interior. Lágrimas pueriles. Sentimiento de víctima.
           -Nariz cargada: Falta de autovaloración.
  • Náuseas: Rechazo de una idea o una experiencia.
  • Nervios: Representan la comunicación. Son informadores receptivos.
  • Nerviosa, crisis: Egocentrismo. Bloqueo de los canales de la comunicación.
  • Nerviosismo: Miedo, angustia, esfuerzo, precipitación. Desconfianza del proceso de la vida.
  • Neumonía: Desesperación. Cansancio de la vida. Heridas emocionales a las que no se permite curar.
  • Neuralgia: Castigo por una culpa. Angustia por la comunicación.
  • Nódulos: Represión, frustración y ego herido por motivos profesionales.
  • Obesidad: Sensibilidad exagerada. Necesidad de protección. Resistencia a perdonar.
           – En los brazos: Rabia por falta de amor
           – En las caderas: Terca cólera contra los padres
           – En los muslos: Cólera desde la infancia. Suele ser contra el padre
           – En el vientre: Rabia por falta de sustento
  • Oídos: Obediencia. Capacidad de escuchar y oír.
          Dolor (otitis): Enfado. Deseo de no escuchar. Demasiado alboroto. Peleas entre los padres.
  • Ojos: Entendimiento. Capacidad de ver el pasado, presente y futuro.
          Irritación: Rabia y frustración. Deseo de no ver.
          Sequedad: Ojos furiosos. Negativa a mirar con amor. Antes morir que perdonar.
  • Olor corporal: Miedo. Disgusto consigo mismo. Despecho.
  • Orzuelo: Contemplación de la vida con ojos airados. Enfado con alguien.
  • Osteoporosis: Sensación de que ya no queda ningún apoyo en la vida.
  • Ovarios: Representan las cualidades creativas.
  • Páncreas: Representa la dulzura de la vida.
  • Pancreatitis: Rechazo. Enfado y frustración porque la vida parece haber perdido su dulzura.
  • Parálisis: Temor, terror. Huida de una situación o de una persona. Resistencia.
  • Parálisis agitante: Pensamientos paralizantes. Estancamiento.
  • Parálisis cerebral: Necesidad de unir a la familia en un acto de amor.
  • Parálisis facial: Control excesivo de la ira. Resistencia a expresar los sentimientos.
  • Parásitos: Entrega del poder a otras personas.
  • Parkinson, enfermedad de: Miedo e intenso deseo de controlarlo todo y a todos.
  • Pene: Energía.
  • Picaduras: Culpa por cosas pequeñas.
  • Pie de atleta: Frustración por no ser aceptado. Incapacidad de avanzar.
  • Piel: Protege nuestra individualidad. Órgano de los sentidos. Aislamiento, normas, contacto, delicadeza.
          Problemas: Angustia, miedo. Antigua repugnancia encubierta. Sensación de amenaza.
  • Piernas: Nos hacen avanzar en la vida.
          Problemas: Miedo al futuro. Deseo de no moverse.
  • Pies: Representan nuestra comprensión, firmeza, arraigo, modestia.
          Problemas: Temor al futuro y miedo de no avanzar en la vida.
  • Piorrea: Cólera ante la incapacidad de tomar decisiones. Personas indecisas.
  • Plexo solar: Reacciones viscerales. Centro del poder intuitivo.
  • Poliomielitis: Celos paralizantes. Deseo de detener a alguien.
  • Próstata: Representa el principio masculino.
          Problemas: Temores que debilitan la masculinidad. Renuncia. Presión y culpa sexual. Creencia en el               envejecimiento.
  • Pulmones: Capacidad de inspirar y comprender la vida. Contacto, comunicación, libertad
         Problemas: Depresión. Aflicción. Miedo de inspirar la vida. Sensación de no ser digno de vivir                      plenamente.

  • Quemaduras: Rabia, furia que arde.
  • Quistes: La vieja y dolorosa película que se pasa una y otra vez. Agravios que se cultiva. Falsos tumores.
  • Rabia: Cólera. Fe en que la violencia es la respuesta.
  • Raquitismo: Desnutrición emocional. Falta de amor y seguridad.
  • Renales, cálculos: Terrones de enfado no disuelto.
  • Resfriados, catarros: Suceden demasiadas cosas a la vez. Confusión, desorden metal. Pequeños agravios. Creencia en los “tres resfriados cada invierno”.
  • Respiración: Representa la capacidad de inspirar la vida.
          Problemas: Miedo o resistencia a aceptar la vida plenamente. Sensación de no tener derecho a                     ocupar espacio o a existir.
  • Reumatismo: Sentimiento de ser víctima. Falta de amor. Amargura crónica. Resentimiento.
  • Rigidez: Pensamientos rígidos y cerrados.
  • Riñones: Compañerismo. Crítica, decepción, fracaso. Vergüenza. Reacciones de niño pequeño.
  • Rodillas: Representan el orgullo y el yo. Modestia.
          Problemas: Orgullo y obstinación. Incapacidad de inclinarse. Temor. Inflexibilidad. Terquedad.

  • Ronquidos: Terca negativa a abandonar viejas pautas mentales

  • Sangre: Representa la alegría que recorre libremente el cuerpo. Vitalidad.
          Coágulos: Obstrucción de la alegría de vivir.
          Problemas: Falta de alegría. Las ideas no circulan.
  • Sarna: Pensamientos infectados. Permitir que otras personas nos acaparen el pensamiento.
  • Sarpullido: Irritación por los retrasos. Forma pueril de llamar la atención.
  • Senilidad: Regreso a la supuesta seguridad de la infancia. Exigencia de cuidados y atención. Forma de controlar a quienes nos rodean. Escapismo.
  • Sida: Sensación de indefensión y desesperanza. Firme convicción de no valer. Negación de uno mismo. Sentimiento de culpa por la sexualidad.
  • Sífilis: Entrega del poder y la eficacia.
  • Síndrome premenstrual: Confusión que domina. Entrega del poder a influencias externas. Rechazo de los procesos femeninos.
  • Sinusitis: Irritación contra una persona muy íntima.
  • Sobrepeso: Miedo, necesidad de protección. Huida de los sentimientos. Inseguridad. Rechazo de uno mismo. Búsqueda de satisfacción.
  • Somnolencia: Miedo a asumir las responsabilidades del día
  • Sordera: Rechazo, terquedad, aislamiento. ¿Qué es lo que no quieres escuchar?. “No me molesten.”
  • Suicidio: Visión de la vida en blanco y negro. Negativa a ver otra salida.
  • Suprarrenales, problemas de las: Derrotismo. Renuncia a cuidar de uno mismo. Angustia.
  • Tartamudez: Inseguridad. Incapacidad de expresar la propia personalidad. Prohibición de llorar.
  • Testículos: Principio masculino. Masculinidad.
  • Tétanos: Necesidad de liberar sentimientos de cólera enconada.
  • Tics, contracciones nerviosas: Miedo. Sensación de ser observado por los demás.
  • Timo: Glándula principal del sistema inmunológico. Cuando funciona mal: Sensación de ser atacado por la vida. “Desean hacerme daño.”
  • Tiroides: Humillación. ¿Nunca puedo hacer o que deseo?, ¿Cuándo llegará mi turno?.
  • Tobillos: Inflexibilidad y culpa. Los tobillos representan la capacidad de recibir placer.
          – Torceduras: Ira y resistencia. No querer avanzar en cierta dirección en la vida.
  • Tortícolis: Tozudez inflexible.
  • Tos: Deseo de ladrarle al mundo, ¡Escúchenme!
  • Trombosis coronaria: Sensación de soledad y miedo. “No sirvo. No hago lo suficiente. Jamás lo lograré.”
  • Tuberculosis: Egoísmo que carcome. Posesividad. Pensamientos crueles. Deseo de venganza.
  • Tumores: Remordimientos. Viejas heridas y disgustos que siguen alimentado.
  • Úlceras: Miedo. Convicción de no valer lo suficiente.
  • Uñas: Representan protección. Agresividad.
          Mordérselas: Frustración. Roerse a uno mismo. Despecho hacia uno de los padres.
  • Urinarias, infecciones: Fastidio, generalmente contra el sexo opuesto o contra la pareja. Tendencia a culpar.
  • Urticaria: Pequeños temores ocultos. Hacer una montaña de un grano de arena.
  • Útero: Sede de la creatividad.
  • Vaginitis: Enfado contra la pareja. Culpa sexual. Autocastigo.
  • Varicela: A la espera del siguiente problema o disgusto. Temor y tensión. Sensibilidad exagerada.
  • Varices: Situación que causa disgusto. Desaliento. Sentimiento de estar sobrecargado y con exceso de trabajo.
  • Vegetaciones: Conflictos internos y discusiones familiares. Niño que se siente un estorbo.
  • Vejiga, problemas de: Angustia. Aferramiento a viejas ideas y creencias. Miedo a relajarse. Fastidio.
  • Verrugas: Pequeñas manifestaciones de odio. Creencia en la fealdad
  • Vértigo: Fuga y dispersión de pensamiento. Negativa a mirar.
  • Vesícula: Agresividad
  • Víricas, infecciones: Falta de alegría. Amargura.
  • Vitíligo: Sensación de estar fuera de ambiente, fuera de todo, de no pertenecer al grupo.
  • Vómitos: Violento rechazo de ideas. Temor a lo nuevo
  • Zumbidos: Negativa a escuchar. No oír la voz interior. Tozudez

Fuente: Louis L. Hay. Sana tu cuerpo.