Los remedios psiquiátricos más comunes y sus efectos adversos



En etapas de nuestra vida en que nos encontramos desorientados y no sabemos como controlar las emociones negativas, por lo general se recurre a la psiquiatría, sin tener en cuenta que los medicamentos que ingerimos no van a solucionar nuestros problemas ni van a borrar el dolor, solo lo enmascaran hasta que dura el efecto de la pastilla y luego viene la adicción. En vez de solucionar los problemas le agregamos otros más y muchas veces es imposible salir de ese círculo. No conozco un solo caso psiquiétrico en que el paciente fuera dado de alta por haberse curado, si ustedes saben de alguno, por favor comenten. 
A continución les comparto un informe de la psiquiatra Rosemarie Fritsch.
 
https://2.bp.blogspot.com/-6acBShQMQAY/Uv9xexiUXGI/AAAAAAAAE54/hkLFBXV8v34/s1600/efectos+secundarios+-+adversos+-+farmacos+.jpg


Los remedios psiquiátricos más comunes y sus efectos adversos

Entre los medicamentos más frecuentemente recetados por psiquiatras se cuentan las Benzodiazepimas, agentes depresores del sistema nervioso que actúan como ansiolíticos y producen sensación de calma; y los distintos tipos de antidepresivos, que, entre otras funciones, regulan la producción de Serotonina, hormona del placer. Son indispensables en ciertos tratamientos, pero en general comparten su poder adictivo, entre otros efectos secundarios.

Cuando los cambios en el estilo de vida, el ejercicio regular y la dieta saludable no son suficientes para salir de un estado depresivo, esta es tratada con medicamentos ya que, prolongada en el tiempo, la depresión puede volverse más compleja de tratar.

Se recetan medicamentos antidepresivos en casos de depresiones crónicas o mayores, crisis de pánico y algunos trastornos del sueño. La efectividad puede variar de paciente a paciente, pero se ha demostrado que son de 60% a 70% efectivos para tratar la depresión.

http://img.terra.com.br/i/2005/10/04/267446-6314-ga.jpg

Entre estas drogas, "las benzodiazepinas y antidepresivos son las más usadas. Dentro de los antidepresivos, la Fluoxetina, mientras que, entre las benzodiazepinas, el Diazepam y el Alprazolam, ya que es mucho más barato y está entre los más usados", explica la psiquiatra Rosemarie Fritsch.

Según la doctora, un antidepresivo se toma como mínimo por seis meses, pero la duración del tratamiento es variable de acuerdo a cada fármaco, la edad y el trastorno del paciente. La medicación debe ser disminuida lentamente a lo largo de los meses en vez de detenerla abruptamente.(Esto no siempre es verdad sino parte del "negocio" ya que si se pueden eliminar, depende de la fuerza de voluntad y necesidad del enfermo a curarse)

Tras la medicación, algunos síntomas pueden decaer después de pocos días. Pero un mejoramiento más significativo ocurre después de 2 a 3 semanas de tratamiento. Las personas que han tenido tres o más episodios de depresión, generalmente son medicadas de por vida para prevenir la repetición del cuadro.

Entre los antidepresivos, los más comunes son:
Tricíclicos o Clásicos: Corresponden principalmente a inhibidores de la receptación de noradrenalina y serotonina. Los Triciclicos (TCA) son menos caros y pueden ayudar a reducir el dolor, generan aumento de peso y mejoran el sueño. Pueden causar mareos, disminución de la capacidad sexual, latidos rápidos o irregulares; alucinaciones, pérdida del equilibrio; nerviosismo o inquietud, problemas al orinar, movimientos retardados, estreñimiento y retención urinaria.

ISRS (Inhibidores Selectivos de la Recaptación de Serotonina) Fluoxetina, Prozac entre los más comunes. Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (SSRIs) tienen varias ventajas sobre los otros antidepresivos. Tienen menos efectos secundarios y son efectivos en dosis más bajas. Son más caros. Pueden causar nerviosismo, disfunción sexual, náuseas, diarrea, trastornos del sueño, sequedad de mucosas, malestar estomacal, pérdida del apetito, temblor, debilidad y dolor de cabeza. 

 

Y entre los ansiolíticos y Benzodiazepinas más comunes se cuentan:

Diazepam: Se usa para aliviar la ansiedad, los espasmos musculares y las crisis convulsivas, y para controlar la agitación causada por la abstinencia de alcohol. Podría causar somnolencia, mareos, cansancio, debilidad, sensación de sequedad en la boca, diarrea, malestar estomacal y cambios en el apetito. Se altera la libido y puede alterarse los ciclos menstruales en las mujeres y causar impotencia en los hombres.
Alprazolam. Se usa para tratar los trastornos de ansiedad y los ataques de pánico. Puede presentar somnolencia, mareos, cansancio, náuseas, irritabilidad, verborragia, sensación de sequedad en la boca, aumento de la salivación, cambios en la capacidad o el deseo sexual, cambios en el apetito, cambios de peso, dificultad para orinar.
Clonazepam: Anticonvulsivante, sedante, miorrelajante y efecto ansiolítico. Los efectos adversos más frecuentes son somnolencia, mareos, dificultades en la coordinación psicomotora y deterioro en las funciones cognitivas. También pueden presentarse nerviosismo, alteraciones del comportamiento, cansancio y debilidad, pérdida del equilibrio, y amnesia anterógrada.

En general, durante el tratamiento con Benzodiazepinas pueden aparecer convulsiones, fiebre, temblores, debilidad muscular, pérdida de reflejos, astenia intensa, movimientos involuntarios, respiración entrecortada, sequedad de mucosas, piel eritematosa, hipotensión, pulso lento y alteraciones mentales leves.

Copyright Terra Networks Chile S.A.