La Ciencia Nutricional Promueve la Comida Chatarra?


https://media.mercola.com/ImageServer/Public/2015/July/comida-chatarra-apoderado-ciencia-fb.jpg

 
Desde su creación en 1928, la Sociedad Americana de Nutrición (ASN por sus siglas en inglés) se ha convertido en la institución académica más conocida en el campo de la nutrición hoy en día, publicando tres revistas académicas, incluyendo una revista muy respetada, la American Journal of Clinical Nutrition. Como resultado, esperaríamos que el consejo de la ASN fuera realmente sólido.
Por desgracia, como se señaló en un reporte publicado en junio del 2015 por Michele Simon, “La ASN tiene muchos lazos problemáticos con la industria de alimentos y bebidas.” Estos lazos pueden “manchar la objetividad científica, impactar de forma negativa las recomendaciones de la organización y dar como resultado investigaciones que beneficien a la industria, influyendo en los profesionales de nutrición como en el público por igual,” añade ella.

De acuerdo con Michele:
“El investigador de obesidad, David Allison, se ha ganado el premio de la persona con más relaciones con: PepsiCo, Asociación  Azucarera, World Sugar Research Organization, Red Bull, Kellog, Mars, Sopas Campbell y Dr. Pepper Snapple.
Tal vez lo más preocupante es que Allison trabaja en el consejo editorial de American Journal of Clinical Nutrition, la revista principal de ASN. Aunque se han revelado sus intereses, tener a Allison en una posición tan crítica demuestra que la industria puede influir potencialmente incluso en la ciencia que se publica.”
Michele Simons ha practicado la ley de salud pública durante casi 20 años, luchando contra las tácticas corporativas que te engañan y manipulan poniendo en juego tu salud. Entrevisté a  Michele Simon en 2013, después de que expuso los lazos entre la industria de comida chatarra y la Academia de Nutrición y Diabetes (AND) y su influencia sobre los dietistas registrados (RDs).
En su último informe, titulado, “Nutrition Scientists on the Take from Big Food—Has the American Society for Nutrition Lost All Credibility?”, Michele revela los inquietantes lazos entre la Sociedad Americana de Nutrición (ASN) – una de las fuentes principales de ciencia nutricional – y los proveedores de obesidad y enfermedades crónicas.
http://www.adelgace.cl/fotos/chatarra.jpg

Los principales proveedores de obesidad y enfermedades crónicas patrocinan la ciencia de la nutrición y educación pública

La ASN comúnmente es vista como una fuente independiente de información nutricional basada en la ciencia, pero ¿qué tan independiente realmente puede ser cuando es patrocinada por Coca-Cola, Kelloggs, Monsanto y la Asociación Azucarera, sólo por mencionar algunos?
En total, la ASN es patrocinada por 30 compañías diferentes, cada una le paga $10,000 anuales a cambio de su “sello y exposición en línea, beneficios de las reuniones anuales y ser la primera opción para patrocinar sesiones educativas, subvenciones, premios y otras oportunidades que se presenten.”
Como lo señaló Michele:
“En otras palabras, la industria de los alimentos, bebidas, suplementos, biotecnología y farmacéutica son capaces de comprar relaciones con algunos de los principales investigadores de este país.”
Los proveedores de comida chatarra incluso tienen aún más influencia al patrocinar las sesiones educativas en varias conferencias y reuniones anuales, así como llevar a cabo conferencias que representan a la industria.
Algunas de estas relaciones son obvias, mientras que otras no tanto, oscurecido por así decirlo por las afiliaciones con diversos grupos del frente industrial.

¿Por qué la ASN está promoviendo los alimentos procesados?

 http://blogs.diariovasco.com/nutricion-cocina-saludable/files/2015/03/alimentos-procesados.jpg

Como lo señaló el informe de Michele, el Comité de Información Pública de la ASN fue formado para “promover a la ASN como la principal fuente de información a base de ciencia para los medios de comunicación y el público.”
La interpretación objetiva de la ciencia de la nutrición, transparencia y enseñanza de la nutrición son los tres valores que el Comité afirma mantener, sin embargo muchas de las recomendaciones que hace la ASN están influenciadas por la industria de la comida chatarra…
Por ejemplo, en abril del 2014, la ASN publicó una declaración científica titulada “Processed Foods: Contributions to Nutrition – (Alimentos Procesados: Su Contribución a la Nutrición).” Esta es una abominación para una de las principales normas de salud, que es evitar los alimentos procesados y consumir alimentos REALES.
Sin embargo, la ASN afirma que el procesamiento no necesariamente resulta en un producto nutricionalmente inferior, añadiendo que los alimentos procesados pueden hacerle frente a la epidemia de obesidad a través del uso de endulzantes artificiales, nano tecnología y química del sabor.
El informe también afirma tontamente que “no hay diferencias entre el procesamiento de alimentos por parte de la industria y el procesamiento de los alimentos en su propia cocina – señalando que limpiar y pelar también son tipos de “procesamiento” de los alimentos – restando importancia a los efectos reales que tiene el procesamiento industrial en la calidad de los alimentos.
No mencionan las miles de sustancias químicas artificiales que han sido aprobadas por la industria como GRAS y que jamás han sido analizadas por su seguridad. ¡Estas sustancias químicas añadidas durante el procesamiento y que hacen que un alimento tenga un mejor sabor una vez que ha sido procesado, es algo que NO pasa en su cocina!
Por otra parte, el informe de la ASN afirma que las descripciones como “mínimamente procesado” y “ultra-procesado” son “términos llenos de valores” que no caracterizan a los alimentos de una manera útil. Como los señaló Michele:
“Esta defensa de los alimentos procesados de una organización de nutrición tiene sentido, considerando a los socios de la ASN, todos los cuales tienen un interés financiero al hacer que las personas en Estados Unidos compren alimentos procesados – ya sea Pop Tarts de Kellogg´s, el cereal Cookie Crisp de General Mills, Doritos de PepsiCo o los nuggets de pollo de McDonald´s.”

La ASN no piensa que es importante advertirle sobre los azúcares añadidos

http://alianzasalud.org.mx/wp-content/uploads/2015/03/OMS-Az%C3%BAcar.jpg

La ASN también ha adoptado una postura firme en contra de la propuesta de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos de enlistar el “azúcar añadido” en la etiqueta de Información Nutricional de los alimentos procesados, señalando que:
“Sigue habiendo una falta de consenso en la evidencia científica sobre los efectos de salud de los azúcares añadidos por sí solos versus los azúcares en conjunto” y que “la inclusión de azúcares añadidos en la etiqueta podría confundir a los consumidores y crear la percepción de que los azúcares naturales son de alguna forma más benéficos porque son “naturales” y no tiene efectos de salud similares a los azúcares añadidos.”
Esta es un posición que se esperaría de la industria azucarera, por lo que no es una sorpresa que la Asociación Azucarera sea uno de los patrocinadores de la ASN. Como lo señaló Michele, “los azúcares naturales vienen con nutrientes, mientras que los azúcares añadidos sólo contribuyen con calorías y cero nutrición. En ese sentido, los azúcares naturales (consumidos en alimentos enteros) pueden ser considerados más benéficos. Esta es la ciencia básica de la nutrición y es la razón por la que comer una manzana o un durazno es completamente diferente a comerse un dulce.”
Como la principal organización de la ciencia de la nutrición, la postura obsoleta de la ASN sobre los azúcares y grasas es una sospecha por decir lo menos y su defensa de los alimentos altamente procesados es francamente inconcebible, considerando toda la evidencia científica que relaciona a una alimentación a base de alimentos procesados con la disfunción metabólica, obesidad y enfermedades crónicas.

Hay una MUCHO mejor alternativa a la ASN

Afortunadamente no tenemos que depender de organizaciones como la Sociedad Americana de Nutrición que es patrocinada por la industria de la comida chatarra para promover los alimentos procesados. Una de las mejores organizaciones que hay actualmente es American College of Nutrition que no se ha vendido a la industria. Están comprometidos con enseñar los verdaderos principios de salud que realmente ayuden a combatir la causa de las enfermedades.

Las bebidas azucaradas son responsables de 184,000 Muertes Cada Año

http://www.jabefitness.com/wp-content/uploads/2013/04/Sugary_Beverages.png

Recientemente, un equipo de investigadores estimó la tasa global de muertes atribuida a las bebidas azucaradas, concluyendo que las sodas y otras bebidas azucaradas probablemente sean las causantes de al menos 184,000 muertes prematuras cada año – principalmente al impulsar enfermedades crónicas como la diabetes, enfermedades cardíacas y cáncer.
De acuerdo con el autor principal, el Dr. Dariush Mozaffarian, reducir sustancialmente o eliminar las bebidas endulzadas con azúcar de la alimentación debería ser “una prioridad global”, señalando que “esto no es algo complicado de hacer. Las bebidas endulzadas con azúcar y el impacto potencial de reducir el consumo es prevenir decenas de miles de muertes cada año.”
La Asociación Americana de Bebidas contrarrestó estos hallazgos diciendo que “el estudio no demuestra que consumir bebidas endulzadas con azúcar causen enfermedades crónicas,” ignorando por completoque que el hecho de que el azúcar y la fructosa causan enfermedades crónicas ya es algo que ha sido establecido por completo por otros estudios.
Por ejemplo, en una prueba clínica, los sujetos de prueba que consumieron jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF) desarrollaron más factores de riesgo para enfermedades cardiovasculares en tan sólo dos semanas.
Otro artículo publicado el año pasado en JAMA Internal Medicine observó el consumo de azúcar añadido durante dos décadas, como un porcentaje del total de calorías, concluyendo que contribuía significativamente con las muertes cardiovasculares. Las personas que consumieron el 30 por ciento de sus calorías diarias en forma de azúcar añadido (como es el caso de muchos adolescentes) tuvieron un riesgo cuatro veces mayor de morir a causa de una enfermedad cardíaca.
Considerando la cantidad de azúcar refinada y fructosa procesada que consumen los niños hoy en día, el impacto en las estadísticas de mortalidad irá empeorando año a  año – a menos que se haga un cambio significativo en la alimentación. Es preocupante que este mismo cambio tenga que hacerse en la Sociedad Americana de Nutrición (ASN), ya que está contribuyendo con este problema al apoyar el consumo de alimentos y bebidas procesadas.
Los datos de un informe reciente realizado por Health and Social Care Information Center del Reino Unido revela que una cuarta parte de los niños que ingresan a la primaria tienen sobrepeso u obesidad y para cuando acaban esta etapa de sus vidas esa proporción aumenta a un tercio. El Dr. Colin Michie, de Royal College of Pediatrics and Child Health le dijo a la BBC:
“Si el problema de niños enormes, de no ser obesos, sigue hasta su edad adulta, entonces todos los que estamos en el campo de salud nos estaremos enfrentando a un problema enorme.”

Ingredientes artificiales – Otro peligro de salud que no puede ser ignorado

https://entierrasamericanas.files.wordpress.com/2015/03/colorantes.jpg?w=676

Es importante darse cuenta que el contenido de azúcar no es el único peligro presente en los alimentos y bebidas procesadas. Los ingredientes artificiales, por ejemplo, han demostrado promover el aumento de peso en lugar de frenarlo.
Recientes investigaciones también sugieren que un aditivo utilizado en algunas sodas, incluyendo Hawaiian Punch y Fanta, puede aumentar el riesgo de aumentar el peso alterando la forma en la que su cuerpo responde a las calorías.
Recuerde que estos ingredientes fueron aprobados por la industria como GRAS (generalmente reconocidos como seguros) y JAMÁS han sido analizados para la seguridad en los seres humanos.
http://www.ecoosfera.com/wp-content/imagenes/colores-artificiales.png
De acuerdo con Environmental Health News:
“La sustancia química es utilizada como laxante y en las sodas para ayudar a los ingredientes a que se mezclen adecuadamente. También es el ingrediente principal en Corexit, el dispersante aplicado en el Golfo de México durante el desastre de Deepwater Horizon en el 2010.
Pero la sustancia química, dioctilsulfosuccinato de sodio o DOSS, probablemente es miembro de una familia de sustancias químicas que contribuyen con la obesidad, dicen los investigadores en un estudio publicado en la revista Environmental Health Perspectives…
Temkin y colegas expusieron a un ratón y células humanas a diferentes mezclas de dispersantes. El DOSS aumentó los genes relacionados con las células de grasa y receptores activos que estimulan el proceso de convertir las células no maduras en células maduras. 
“Que una sustancia química produzca más células de grasa es algo preocupante,” dijo Blumberg…Que la sustancia química haya estado en el mercado durante décadas pero que ahora esté siendo vista como posiblemente problemática ofrece más evidencia de un régimen federal de pruebas de sustancias químicas poco eficaz…”

Expectativas de crecimiento empresarial irrazonables corrompen a la ciencia nutricional y las recomendaciones de salud pública

El excelente libro de Zoë Harcombe, titulado The Obesity Epidemic, habla de forma concisa de las expectativas irrazonables de las corporaciones que crecen más o menos de forma automática y que generan conflictos de intereses, señalando que: “el hecho de que el crecimiento real no puede ser sostenido, parece haber sido pasado por alto por los mercados financieros e inversionistas.”
De hecho, los fabricantes de alimentos y accionistas son responsables de este resultado que los ha llevado por un sistema en donde la verdad científica ha sido puesta en segundo plano. Por otra parte, las compañías de alimentos procesados necesitan que la recomendación de salud pública sea conforme a lo que ofrecen – cualquier otra cosa sería devastadora para sus ganancias.
Si ese consejo se queda corto, la industria recurrirá a diferentes medidas para proteger su lugar como proveedora de “alimentos nutritivos y saludables,” oponiéndose a la verdad, que es que una alimentación a base de alimentos procesados acorta la esperanza de vida…
Una solución que coloca a la industria de la comida chatarra en el asiento del conductor es su infiltración en organizaciones nutricionales como la ASN. Mejor aún, al restringir la difusión “legal” de las recomendaciones alimentarias a una organización nacional, la industria de la comida chatarra puede asegurar su futuro y eso es exactamente los que tenemos con la Comisión de Registro Dietético (CDR), la agencia acreditada para la Asociación Americana de la Diabetes.
La mayoría de los estados en el país (46 de 50) han aprobado leyes para regular quien tiene permiso legal de proporcionar recomendaciones nutricionales, restringir este “derecho” a los dietistas registrados (RDs). A menos que usted sea un RD, está practicando una profesión sin una licencia y puede ser objeto de enjuiciamiento.
nutricion
Como lo señaló Harcombe:
“Los dietistas en Estados Unidos, por lo tanto, disfrutan de una posición de monopolio y tienen acceso sin restricciones a hospitales, escuelas, grandes instituciones, prisiones – todas las recomendaciones de salud pública…los dietistas también tienen acceso exclusivo a las recomendaciones de salud privadas. Así que es sumamente importante para nosotros saber quién está detrás de todo este monopolio de recomendaciones.”
No es ninguna sorpresa saber que los socios de la Asociación Americana de Diabetes incluyen a Coca-Cola, GlaxoSmithKline, National Dairy Council, PepsiCo y Unilever. Otros de sus patrocinadores también incluyen a Abbott Nutrition, Cargill, General Mills, Kellogg’s, Mars, SoyJoy y Truvia, que dan a la asociación $467 billones en patrocinios.
Los Estados Unidos no es el único país en esta situación. Países como Australia y Reino Unido también tienen monopolios de nutrición similares y son financiados por las mismas compañías de alimentos procesados multinacionales.

Para una buena Salud, consuma alimentos REALES

Si quieres estar sano, no hay sustitutos a los alimentos REALES, es decir los alimentos enteros que compra y con los que cocina desde cero. Como regla general, una alimentación que promueve la salud tiene que ser rica en grasas saludables y muy pero muy baja en azúcar y carbohidratos no vegetales, junto con cantidades moderadas de proteína de alta calidad.
http://www.alimentacion-cardiosaludable.com/web/wp-content/uploads/2014/12/dreamstime_xl_15528773.jpg


Fuente