El Flúor: Veneno en el Agua

Flúor, veneno en el agua

Veneno en el Agua

A lo largo del planeta, concentraciones altas de fluoruro que ocurre naturalmente en el agua del subsuelo han causado fluorosis seria del tejido óseo entre las poblaciones.

En muchos países, el fluoruro se agrega intencionalmente al suministro de agua, pasta dentífrica y a veces otros productos para promover la salud dental. Se ha sabido durante mucho tiempo que la ingesta de fluoruros en forma excesiva tiene efectos tóxicos serios.

 El flúor, es un veneno casi tan potente como el arsénico, sólo dos gramos de flúor son capaces de matar a un adulto y 500 gr son suficientes para matar un niño.
Por increíble que parezca, no sólo el flúor no previene las caries, sino que daña el esmalte de los dientes provocando fluorosis dental: los dientes pierden su coloración natural, se vuelven más frágiles y se rompen con facilidad. Además, el flúor provoca la precipitación del calcio, lo que daña la estructura ósea, de la que los dientes forman parte, al estar compuesta principalmente por calcio.

También puede provocar osteoporosis. La acumulación de depósitos de calcio en las arterias puede dar lugar a afecciones cardiacas y arterioesclerosis.
El flúor es un potente veneno que puede provocar múltiples patologías como cáncer, (principalmente osteosarcoma, el tipo más común de cáncer de huesos, y cáncer de tiroides), hipotiroidismo, fibrosis pulmonar, enfermedades renales, roturas de tendones (el flúor ataca el colágeno), infertilidad (baja los niveles de testosterona, así como la movilidad y el número de espermatozoides), artritis y obesidad. En niños disminuye su coeficiente intelectural (IQ) y puede ser causa del Síndrome de Deficiencia de Atención con Hiperactividad (ADHD)

El flúor se acumula en la glándula pineal, provocando una reducción en la producción de melatonina, una hormona de efectos anticancerígenos que producimos durante el sueño.
Investigadores austriacos verificaron en 1970 que incluso 1 ppm (1 parte por millón equivale a 1 mg por litro) de concentración de flúor puede provocar hasta un 50% de daño en las enzimas del ADN que se encargan de reparar las células, lo que acelera el proceso de envejecimiento.

Estas fueron las palabras que pronunció el responsable del departamento químico del Instituto Nacional de Cáncer, el doctor Dean Burk, ante el congreso de USA en Julio de 1976: “De hecho, el flúor causa más mortalidad por cáncer en humanos y más rápido que cualquier otra sustancia química.”

El flúor es un producto de desecho de la industria de los fertilizantes de fosfato. Estos desechos son demasiado peligrosos para verterlos en el medio ambiente, con lo que decidieron usarlos para la “higiene oral” y añadirlos al agua de consumo. El flúor también se emplea en la fabricación de uranio enriquecido para las centrales de uranio y la construcción de armas nucleares, así como en la fabricación de insecticidas y veneno para ratas y cucarachas.

La razón oculta del uso del flúor

Charles Eliot Perkins, uno de los químicos industriales más famosos de América fue contratado por el gobierno de EE.UU. después de la segunda guerra mundial para ayudar en la absorción de la alemana “I.G.Farben”, un gigante dentro de la industria. En una carta que Perkins envió el 2.10.1954 a la fundación Lee para la investigación de la nutrición, en Milwaukee, Wisconsin, dice entre otras cosas:
“…ideólogos fanáticos, que respaldan la fluorización de las reservas de agua, nos dicen que persiguen como fin la reducción de la caries dental infantil. La credulidad del público es la responsable de la actual distribución de agua artificialmente fluorizada”. (en Alemania el agua está protegida, y por eso nos recomiendan el flúor en dentífricos y en sal de mesa.)” Pero,- y esto lo digo clara y decididamente – la verdadera razón oculta tras la fluorización del agua no es la salud de los dientes de niños. Si esa fuera realmente la razón, habría otras posibilidades mas fáciles, económicas y mucho mas eficaces de llevarlo a cabo. La verdadera razón para el tratamiento del agua es la de REDUCIR LA RESISTENCIA DE LAS MASAS CONTRA LA DOMINACION Y EL CONTROL Y LA PERDIDA DE LIBERTAD. En la parte posterior del hemisferio encefálico izquierdo existe un área pequeña responsable de la fuerza del individuo para resistir contra la dominación. Repetidas dosis mínimas de fluoruros reducirán después de cierto tiempo y poco a poco la fuerza del individuo para resistir contra la dominación mediante el envenenamiento y la narcotización paulatinos de dicha parte del cerebro. La consecuencia es la incapacidad de tomar decisiones por si mismo. ¡Esto hace que se sea MANIPULABLE! Digo esto con toda la seriedad y sinceridad de un científico que lleva casi 20 años investigando en la química, bioquímica, fisiología y patología de los fluoruros. Toda persona que tome agua artificialmente fluorizada durante un año o más, no volverá a ser la misma nunca más, ni psíquica ni físicamente.”
En un artículo de 1995 que aparece en la revista Neurotoxicology y Teratology, el Dr. Phyllis J Estados Mullenix,dice:
“Aún sin explorar, sin embargo, es la posibilidad de que la exposición al fluoruro esté ligada con trastornos sutiles del cerebro. Este es el primer estudio que demuestra que la salida del sistema nervioso central es vulnerable a fluoruro, que los efectos en la conducta dependen de la edad a la exposición y que el fluoruro acumula en los tejidos del cerebro. Por supuesto que las conductas per se no extrapolar, sino un genérico de interrupción de patrones de comportamiento que se encuentran en este estudio en ratas puede ser indicativo de sustancias potenciales para la disfunción motora, déficit de IQ y / o dificultades de aprendizaje en los humanos. que se acumulan en el cerebro tejido potenciar las preocupaciones sobre riesgo neurotóxico.”
Se utilizó flúor por primera vez en los campos de concentración nazis. Charles Perkins, un químico, escribió lo siguiente a la Fundación de Investigación Nutricional Lee, en Milwaukee, Winsconsin, el 2 de octubre de 1954:
“… en los años ’30, Hitler y los Nazis alemanes visionaban un mundo que fuese dominado y controlado por la filosofía nazi pangermánica. Los químicos alemanes idearon un plan ingenioso y de largo alcance para el control total, que fue sometido y adoptado por el Staff General Alemán. Este plan era para controlar a la población en cualquier área mediante la medicación total de las fuentes de agua potable. Por este método ellos podrían controlar a la población en áreas enteras, reducir poblaciones mediante la medicación del agua, lo que induciría esterilidad en mujeres y así sucesivamente. En este esquema del control total el fluoruro del sodio ocupó un lugar prominente”

Refutando el pretexto de la protección de los dientes

 

Un mantra popular en la odontología afirma que los tratamientos tópicos de flúor ayuda a proteger los dientes de las caries, formando un escudo protector sobre el esmalte de los dientes. Sin embargo, un nuevo estudio publicado en la American Chemical Society (ACS)revista Langmuir ha encontrado que la “capa protectora”, creada por el flúor es en realidad 100 veces más delgada de lo que antes se creía, lo que puede hacer que sea prácticamente inútil como una intervención en la prevención de las caries.
Frank Muller, PhD, y sus colegas de la Universidad de Saarland en Alemania descubrieron que la capa de fluorapatita formada por flúor en los dientes es de sólo seis nanómetros de espesor. Para poner esto en perspectiva, el ancho de un cabello humano promedio es de aproximadamente 10.000 capas gruesas. Actividades de manera cotidiana, como la masticación de alimentos, dicen los científicos, es suficiente para desintegrar la delgada capa de fluoruro en cuestión de segundos.
El hallazgo, que los investigadores todavía tienen que validarlo por el seguimiento de otros estudios, pone en duda décadas de pensamiento acerca de los supuestos beneficios del flúor para la protección de los dientes. También se añade al creciente cuerpo de evidencias que demuestran que el fluoruro es inútil como un protector de dientes y perjudicial para la salud pública.
Numerosos estudios recientes han cuestionado la seguridad del fluoruro, incluyendo un estudio publicado en la revista Environmental Health Perspectives, que encontró que los fluoruros tóxicos contribuyen a la disminución de la función cognitiva en los niños. Un estudio similar en China ha encontrado que el fluoruro reduce los niveles de coeficiente intelectual de los niños.
Irónicamente, ningún legítimo estudio ha encontrado que el agua fluorada en realidad contribuya a la mejora en la salud dental en general. La idea no es más que un mito médico moderno respaldado por la pseudociencia. Muchas áreas desfluoradas, incluyendo la mayoría de países europeos, por ejemplo, tienen el mismo o incluso más bajos índices de cavidad que en las zonas fluoradas.

Prevención y desintoxicación de envenenamiento por fluoruro

 

Puede prevenirse el envenenamiento por fluoruro o puede minimizarse usando las fuentes de agua alternativas, quitando el fluoruro excesivo del agua, y mejorando el estado nutritivo de las poblaciones en riesgo.

Existen dos métodos para quitar el flúor del agua: floculación y adsorción:

Floculación: La técnica de Nalgonda , nombre del pueblo en India dónde el método fue realizado. El método consiste en agregar alumbre al agua a tratar produciendo la precipitación del flúor. Desde que el proceso se lleva a cabo es más eficaz bajo condiciones alcalinas, agregando cal y que además sirve como desinfectante. Después de revolver la cuba, los elementos químicos se coagulan y precipitan en el fondo del recipiente, debido a que es más pesado que el agua. El agua tratada se retira en forma superficial sin remover el fondo.

Adsorción: El otro sistema es filtrar el agua a través de una columna condensada con un adsorbente, como la alúmina activada (Al2O3), el carbón de leña activado, o resinas de intercambio iónico, no son eficacez para la eliminación del fúor. Este método, también, es conveniente para las comunidades pequeñas y uso en el hogar. Cuando el adsorbente se satura con los iones de fluoruro, el material del filtro tiene que ser lavado con un ácido débil y eliminado con solución alcalina. El efluente del lavado es rico en fluoruro y debe eliminarse cuidadosamente para evitar la contaminación del agua subterránea. Las unidades de casa son más convenientes para filtrar cantidades pequeñas de agua pensadas sólo para beber; pero un sistema de servicio extenso y eficaz exige asegurar que los filtros se reemplazan o se regeneren en el momento correcto. La tecnología es sólo parte del problema: la comunidad deberá entrenar al personal que lleve a cabo la tarea más los insumos químicos necesarios, por ello su puesta en funcionamiento es más difícil.

Desintoxicación:
El yodo ayuda a eliminar el flúor del organismo. Es recomendable suplementar con yodo lugol al menos durante un par de meses.
Uno de los mejores desintoxicantes, que podría ayudar a la eliminación de las concentraciones del flúor en el organismo es el Goldenseal o Raiz de Sello de Oro (Hidrastis Canadensis) actualmente se vende en tabletas comprimidas sola o a veces acompañado de otros extractos como la zarzaparrilla (Smilaz aspera L.) diente de león (taraxacum officinale weber) o Bardana (Articum lappa L.) REMEDIOS TRADICIONALES y muy populares para purificar la sangre, excelentes diuréticos y depurativos.


Fuentes: naturalnews dietametabolica revistadespierta sdpt