MANZANAS PARA VIVIR MÁS AÑOS



Ya sabemos que las manzanas son sanísimas y están buenísimas. Con ellas todo son ventajas, porque hasta a los niños les gustan y hay muchísimos postres bajos en azúcar que nos ayudarán a combatir la “gula” en las dietas. Pero es que además ahora los estudios científicos nos recomiendan comer manzanas para vivir más años. 


Comer manzanas puede alargar la vida hasta un 10% en animales gracias a su contenido en antioxidantes, según acaba de demostrar un estudio publicado en la revista Journal of Agricultural and Food Chemistry. 

Zhen-Yu Chen y sus colegas de la Universidad de Hong Kong, autores del artículo, explican que desde hace algún tiempo sabemos que los radicales libres, unas sustancias dañinas generadas en el organismo, provocan cambios que están relacionados con el proceso de envejecimiento y con algunas enfermedades como el cáncer. Y que los antioxidantes presentes en ciertas frutas y verduras pueden combatirlo. 

En el nuevo estudio, los investigadores decidieron estudiar el efecto concreto de los polifenoles antioxidantes presentes en la manzana. Los experimentos con moscas de la fruta (Drosophila melanogaster) demostraron que estas sustancias no sólo aumentaban la longevidad en un 10% sino que, además, durante ese tiempo “extra” de vida los insectos conservaban intacta su capacidad de caminar, escalar y desplazarse ágilmente. 

Además, las manzanas invertían los niveles de ciertas sustancias bioquímicas presentes en otras moscas de mayor edad que se usan como marcadores del deterioro causado por el envejecimiento. 

Y es que, como dice el refranero español, “no hay cosa más sana que comer en ayunas una manzana”. 

Chen y sus colegas concluyen que el resultado de su trabajo podría extenderse a otros animales, incluido el ser humano, y que refuerza la idea extendida en la cultura popular de que la manzana es uno de los alimentos más saludables. 

Otros beneficios del consumo de manzanas 


Muchos son los beneficios y las propiedades de las manzanas, dado que además de estimular tanto el hígado como los riñones, son capaces de limpiar el organismo de toxinas (lo que sirve, a su vez, como depuración en sí). 

Son ricas en pectina, una mezcla de polímeros ácidos y neutros muy ramificados que ayudan a eliminar precisamente esas toxinas citadas y a reducir el colesterol. 

También cuentan con ácido málico, que es capaz de neutralizar los derivados ácidos, y dada su riqueza en fibra, resultan un remedio natural muy bueno para combatir el estreñimiento y la diarrea, mejorando el tránsito intestinal y ayudando en la digestión. 

Reducen además el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares gracias a su contenido en quercitina, e incluso son ideales para diabéticos, ya que ayudan a controlar la diebetes al reducir los niveles de azúcar en la sangre. 

Contienen pectina, ácido málico, flavonoides y quercitina, entre otros importantes componentes. 

Las manzanas ayudan a reducir el colesterol alto, los niveles de azúcar en sangre y el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. 

Son buenas para combatir el estreñimiento y la diarrea. 

Eliminan las toxinas, al ser buenas estimulantes de los riñones y el hígado. 

 Valores nutricionales de la manzana 


En lo que se refiere al valor nutritivo o nutricional en sí de las manzanas, el 85% de su composición es agua, y la mayor parte de sus azúcares derivan de la fructosa, aunque en menor cantidad tiene glucosa y sacarosa.

Aporta una escasa cantidad de vitamina C, aunque también aporta vitamina E (como bien sabemos, un gran antioxidante). En lo que respecta a los minerales destaca su contenido en potasio.

Su contenido calórico es bajo, dado que 100 gramos de manzana aportan solo unas 50 calorías.


Remedios caseros a base de manzana 

Remedio depurativo: 


Su composición las hace muy apropiadas para depurar nuestro intestino y a protegerlo contra infecciones. Para ello es idóneo que las consumas asadas o hervidas, medio kilo al menos, pero cuida sobre todo que las manzanas estén libres de tratamientos químicos o pesticidas.

Manzana para evitar el colesterol alto. 



La Asociación Americana del Corazón nos recomienda consumir manzanas deshidratadas junto con ciruelas pasas para regular los niveles de triglicéridos y el colesterol.

Manzanas para perder peso: 



Tal y como hemos señalado anteriormente, la manzana tiene propiedades saciantes, de ahí que consumirla en momentos puntuales del día nos ayude a ir regulando nuestro peso. Es muy acertado por ejemplo consumirlas antes de comer y de cenar, nos la cortamos a trocitos (piel incluida) y la consumimos como si fuera una ensalada. Recuerda como siempre lavarla bien antes de comerla.

Remedio para la diarrea: 



Para aliviar este molesto estado podemos recurrir a una papilla de manzanas. Cogemos medio kilo de ellas, crudas y peladas, y la pasamos por la batidora para conseguir una pasta espesa que sea sencilla de tragar y de digerir.

Remedio para la tos y los resfriados:



Para beneficiarnos de sus propiedades en estos estados, podemos coger una manzana, quitarle el corazón y las semillas, y en el centro, aplicarle una buena cucharada de miel. (Los Veganos usar jarabe de alta fructuosa en lugar de la miel, jarabe de maíz o jarabe de eucaliptus)  Después la vamos cocinando a fuego lento para que desprenda su jarabe natural, increíblemente beneficioso para las molestias de los catarros. Toma su zumo por las noches.


Zumo para el estrés y la fatiga: 



La manzana, por su alto nivel de Fósforo y Potasio, es adecuada para resolver estados de excitación y nerviosismo, para darnos fuerzas y limpiar nuestro organismo. Si cada mañana desayunas un vaso de zumo de manzanas mezclado también con el zumo de una zanahoria, verás sus resultados revitalizantes.

Mascarilla antienvejecimiento con manzana: 



En este caso necesitaremos una manzana verde picada y sin cáscara. La podemos pasar por la batidora para obtener una mezcla homogénea, una vez conseguida, añade dos cucharadas de azúcar y dos de leche de avena. Vuelve a batir para conseguir una masa espesa. Si te la aplicas por la noche antes de dormir durante 15 minutos, notarás sus beneficios a largo plazo.

Zhen-Yu Chen (Universidad de Hong Kong)