jueves, 14 de julio de 2011

Semillas de Calabaza


Semillas de Calabaza o Zapallo

Muchas personas emplean la pulpa de la calabaza y luego tiran sus semillas, sin sospechar que justamente esa parte del fruto, aparentemente inútil, contiene una serie de propiedades que ayudan a combatir enfermedades en el organismo. 

En primer lugar, estas simientes son consideradas antiparasitarios por excelencia. También se le han empleado para tratar trastornos renales, problemas en el tracto urinario, gastritis y para expulsar las lombrices intestinales.

Una de las dolencias más frecuentes en las poblaciones maduras es la artritis. Los estudios han señalado que el aceite que contienen las semillas de calabaza es un similar a la indometacina, por lo cual alivia los estados artríticos y reumatoides crónicos.

Por otro lado, su alto contenido en zinc y ácidos grasos libres ejerce un efecto favorable en los hombres que padecen de desórdenes en la próstata. El extracto de estas semillas puede mejorar el funcionamiento tanto de la vejiga como de la uretra.

Esta parte de la calabaza contiene cucurbitin, un aminoácido muy eficaz contra los parásitos. En las regiones asiáticas hay una enfermedad parasitaria llamada esquistosomiasis aguda, que se transmite a través de los caracoles. Ha sido tratada con las semillas de calabaza con muy buenos resultados.

Al parecer, el aceite de las pepas reduce considerablemente el efecto de las grasas en el organismo, por lo que es muy beneficioso para disminuir el colesterol, pero también para minimizar la hipertensión arterial.

Otro efecto positivo de consumir las semillas es que previene los cálculos renales, ya que reduce las sustancias potencialmente formadoras de piedras en la orina. Además, disminuye la presión de la vejiga y la presión uretral, mejorando el funcionamiento de todo el sistema.

Leche de Semillas de Calabaza

La leche vegetal de semillas o pipas de calabaza tiene propiedades muy beneficiosas sobre los problemas de próstata y contra los parásitos intestinales.
Ingredientes de la leche de semillas de calabaza
  • 1 taza de semillas de calabaza crudas y peladas (cuatro horas en remojo)
  • 2 cucharadas soperas azúcar morena, agave, miel u otro endulzante natural.
  • 6 tazas de agua.
  • 1 cucharadita de canela o vainilla, en polvo.
Preparación de la leche de semillas de calabaza
  • Dejaremos, previamente, las semillas de calabaza en remojo durante unas cuatro horas.
  • Añadiremos todos los ingredientes y pasaremos por una licuadora (batidora o trituradora)
  • Si aun así nos quedara una textura muy granulosa podríamos pasar la leche de semillas de calabaza por un colador o a través de un paño muy fino.
  • Según el sabor que nos guste podemos añadir más endulzante o más canela o vainilla.
  • Una vez preparada la leche de semillas de calabaza hemos de ponerla en el frigorífico (refrigerador o friser) y consumir en un par de días.
  • Podemos tomar al día un par de vasos preferentemente antes o fuera de las comidas.
¿Cuáles son las propiedades de la leche de semillas de calabaza?
  • Es de gran ayuda en caso de parásitos intestinales, incluido la Tenia o Solitaria. Es un buen remedio cuando tenemos o sospechamos que podemos tener parásitos y no queremos tomar ningún medicamento.
  • Los hombres con problemas de próstata encontrarán en la leche de semillas de calabaza un gran aliado ya que desinfecta y desinflama la próstata y las vías urinarias en general.
  • Su riqueza en Zinc también la hacen conveniente cuando buscamos fortalecer nuestra vista o nuestras defensas.
  • Nuestra piel y nuestro sistema cardiovascular se beneficiarán de su aporte de ácidos grasos.
Información nutricional de la leche de pipas o semillas de calabaza
Destaca su gran aporte de ácidos grasos linoleicos y linolenicos, Zinc, vitaminas A, E y F, Magnesio, Fósforo y hierro.
Si queremos dar a esta leche de semillas de calabaza un buen contenido en calcio podemos añadir en su preparación una taza de almendras crudas peladas o media taza de semillas de sésamo o ajonjolí.
Propiedades de las semillas de calabaza
Las semillas de calabaza o pipas de calabaza o  semillas de zapallo son conocidas desde hace siglos como remedio natural para eliminar parásitos intestinales, incluso la tan temida tenia que tantos trastornos ocasiona.
Pero las semillas de calabaza tienen muchas más propiedades curativas y muchos desconocen que son una fuente de vitaminas, minerales, proteínas, ácidos grasos y aminoácidos que aportan grandes beneficios al organismo.
Estas semillas se comen frescas o secas previamente se les quita la cáscara y se puede consumir molidas, solas, mezcladas con miel o como sea más fácil digerirlas.
Remedios naturales con semillas de calabaza
Para eliminar parásitos intestinales se come una cucharada de semillas de calabaza con miel en ayunas hasta que los parásitos hayan desaparecido.
Para eliminar la tenia se come una cucharada de semillas de calabaza con miel en ayunas, otra a la tarde y otra a la noche, sin ingerir ningún otro alimento.
Este tratamiento se realiza un sólo día y puede repetirse en caso de que la tenia no haya sido expulsada.
El reúma y la artritis se verán mejorados con el consumo diario de semillas de calabaza ya que contiene ácido salicílico componente de la aspirina que actúa como calmante y desinflamatorio.
Para  evitar o mejorar la Hipertrofia benigna de próstata consumir diariamente una cucharada de semillas de calabaza en ayunas ya que contienen una sustancia que evita el agrandamiento de la próstata.
El colesterol se verá disminuído con el consumo regular de semillas de calabaza debido a que contienen Omega 3 y Omega 6 cuyos efectos son conocidos en la disminución del colesterol y la presión arterial protegiendo de esta forma contra los problemas cerebrovasculares.
El sistema circulatorio y el corazón se ven beneficiados también por las propiedades de las semillas de calabaza controlando la Hipertensión y el colesterol.
Las semillas de calabaza estimulan la secreción del páncreas disminuyendo los niveles de glucosa en la sangre con lo cual se puede controlar la Diabetes, en estos casos se necesita una autorización y un control médico.
El sistema respiratorio también se ve beneficiado por las propiedades de las semillas de calabaza ya que ayudan a disolver y eliminar la mucosidad.
Estas semillas contribuyen a que no se produzca retención de líquido en el organismo.
Las vitaminas A y E contenidas en las semillas de calabaza mejoran el acné y la piel en general debido al poder antioxidante y rejuvenecedor de estas vitaminas.
Propiedades medicinales
La pulpa de la calabaza es laxante y diurética. Las semillas son nutritivas y vermífugas. La pulpa fresca, aplicada localmente, es magnífica contra quemaduras e irritaciones de la piel (como las ocasionadas por los pañales), y además combate la sarna. Contra los cálculos renales y la irritación de las vías urinarias se puede administrar una decocción suave (50 gr. de pulpa de calabaza para un litro de agua) como agua de uso.
El uso más conocido de las semillas de calabaza es como vermífugo, es decir, útil para expulsar parásitos (lombrices) intestinales y en especial a la tenia o solitaria. En este aspecto las semillas de calabaza son tan eficaces como el aceite de nuez y mucho más seguras que el helecho macho.
La cura contra la solitaria se realiza a lo largo de todo un día, durante el cual se ingieren 600 mg (la mitad de esta cantidad en niños de entre 8 y 12 años) de pepitas reducidas a puré, dividido en tres tomas de 200 gr. que se ingieren en vez de los alimentos de costumbre. Una hora después de la última toma se administra una purga salina o de aceite de ricino, que hará expulsar al parásito a la mañana siguiente.
Ventajas
La pulpa de la calabaza no sólo abunda en betacaroteno y otros carotenoides, también es moderadamente rica en potasio y provee una respetable cantidad de fibra dietética. Todo esto con un contenido calórico ínfimo. Sus semillas en cambio, tienen 42 por ciento de grasa, pero la naturaleza compensó esto haciéndolas sumamente nutritivas.
Las semillas de calabaza superan a todas las carnes en riqueza proteínica (sus proteínas no son completas, pero pueden balancearse consumiéndolas junto con granos y cereales como la avena, los frijoles, las habas, los garbanzos, etc.) y son tan ricas en fósforo como el germen de trigo. Tienen un contenido de hierro superior al del hígado, el huevo y las carnes rojas. Son una excelente fuente de zinc, magnesio y potasio, y muy pobres en sodio.

Desventajas
Su contenido en grasa, en primer lugar. Quienes deseen limitar su consumo diario de grasa deben tenerlo en cuenta, en especial si se comen pepitas de calabaza fritas en aceite, que traen aún más grasa añadida.
La mejor forma de comerlas es ligeramente tostadas y sin salar; son tan nutritivas, que en vez de descartarlas, valdría la pena sustituir con ellas alimentos igualmente grasosos, pero menos nutritivos: mantequilla o margarina, caldo de pollo carnes frías y tocineta, mayonesa, pastelitos, papas fritas (de bolsita).
En segundo lugar, su exceso de sodio cuando se consumen saladas. Por lo tanto, evite las pepitas fritas y saladas; prefiéralas al natural o simplemente tostadas.


1 comentario:

  1. Sin dudas levantarse a las 2:30 de la madrugada y encontrar un articulo de esta naturaleza, modifica el sentir corporal, ya que nos infunde esperanza de que en la mañana hay que ir al mercado en búsqueda de la semilla y sus propiedades para beneficiarse se la misma. Gracias por el articulo esta para ser recomendado.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, nos agrada tu visita y que sea de provecho lo que aquí encontraste.

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.