lunes, 10 de enero de 2011

Recetas para preparar mermeladas caseras

Las mermeladas son un complemento muy popular en la cocina, se usan para rellenar pasteles y tartas, para untar sobre pan, para poner en el yogurt, helado, fruta, cereal, avena, leche, etc., para preparar aderezos de platos principales, etc.
Es muy sencillo y además mucho más nutritivo preparar mermeladas caseras, además, es fácil conservarlas, basta que esterilices un envase de vidrio con tapa hermética para que puedas guardar ahí tus mermeladas y usarlas cuando quieras. Para esterilizar un frasco basta que lo hiervas por 10 minutos y listo. Guarda ahí la mermelada y luego resérvalas en un lugar oscuro y fresco, de preferencia en el refrigerador.
Consejos previos para elaborar buenas mermeladas:
1. Elegir fruta madura y de buena calidad, evitar la fruta no madura, de mala calidad, golpeada o magullada.
2. Al macerar la fruta déjala en un lugar fresco y oscuro y no menos de 12 horas. Remueve la mermelada cada 2 o 3 horas mientras se macera.
3. Usar azúcar morena o piloncillo es más nutritivo, puede variar un poco el sabor pero le da un toque único a la mermelada.
4. Lava muy bien la fruta antes de prepararla, evita usar jabón o detergente para lavarla ya que podría la fruta coge el sabor de los detergentes e incluso el cloro. Remoja la fruta en agua con gotas especiales para desinfectar fruta.
5. Para que la cocción esté en su mejor punto, revisa que la mermelada este "pegajosa" y consistente.
6. Cuando esterilices los envases, déjalos destapados un par de días para que sequen perfectamente, y usa tarros de cristal de preferencia. Etiqueta el día en que fue elaborada para que tengas un registro.
Mermelada de durazno
Necesitas:
• 2 kg de duraznos pelados y descarozados (o sea, sólo la pulpa)
• 1.200 g de azúcar morena (mascabado)  piloncillo
• El jugo de 2 limones
• 3 carozos de durazno
Preparación:
1. Para pelar los duraznos se puede usar un pela papas o, simplemente, un cuchillo.
2. Hace falta colocar en una cacerola -si es de hierro, mejor- la fruta cortada en cubos, el azúcar, los carozos y el jugo de limón.
3. Dejar en la heladera toda la noche (o por lo menos 6 horas).
4. Retirar del frío y poner sobre el fuego intenso hasta que hierva con fuerza, revolver y bajar el fuego al mínimo.
5. Seguir revolviendo de vez en cuando durante 40 a 50 minutos.
6. Apagar y retirar de las hornallas, extraer los carozos y colocar la cacerola en la mesada.
7. Se puede poner una cuchara por debajo de la cacerola para que enfríe más vez frío (aproximadamente a las dos horas), el dulce va a estar cocido, pero muy chirle. La segunda cocción es para la consistencia.
8. Volver al fuego fuerte, dejar que hierva y bajar al mínimo.
9. Esta vez dejar cocinar 25 minutos. Luego, debe enfriarse en la misma olla y sin pasar a otro recipiente llevar a la heladera.
Mermelada de manzana
Ingredientes (4 personas): 
•1,4 kilos de manzana
•1 litro de agua
•1/2 cucharadita de canela
•1/2 cucharadita de nuez moscada
•800g azúcar moreno
Preparación:
1. Lavar las manzanas y cortar en trozos sin pelar. Cubrir con agua en un cazo y calentar a fuego medio tapado, hasta que se ablandecen los trozos de manzanas.
2. Pasar la mezcla de manzanas por un colador para quitar el líquido que sobra, y devolver la mezcla al cazo.
3. Añadir 350g de azúcar por cada 450g de pulpo de manzana. Añadir la canela y la nuez moscada. Calentar poco a poco, removiendo poco a poco hasta que se funda el azúcar. Una vez fundido el azúcar, hervir hasta que tenga una consistencia espesa y cremosa.

4. Guardar en botes de cristal y sellar.
Mermelada de piña (ananás)
Ingredientes: 
• 1 piña grande, pelada y rallada por la parte gruesa del rallador
• 1 camote amarillo pequeño
• Azúcar al gusto, dependiendo de la piña (generalmente se usa el mismo peso que la fruta)
• Jugo de ½ limón
 Preparación: 
1. Colocar la piña rallada gruesa en una olla. Pelar el camote y rallarlo fino. Colocarlo en la olla encima de la piña.
2. La acidez de la piña no permite que el camote se oscurezca. Tapar la olla y llevar al fuego mediano.
3. Llevar a hervir y agregarle el azúcar encima, gradualmente.
4. Una vez que el azúcar haya penetrado, comenzar a mover con una cuchara de madera. Cuando la mermelada esté con la consistencia de una compota, probarla y agregarle más azúcar si fuese necesario.
5. Mover frecuentemente la mermelada para evitar que se pegue a la olla. Al final es mejor moverla todo el tiempo. Una vez que tenga el punto deseado agregar el jugo de ½ limón, dejar que dé un hervor y retirar del fuego.
6. Dejar enfriar y proceder a envasar.
Mermelada de fresa:
Ingredientes:
• 1 Kg de Fresas
• 2 Limones
• 3/4 k de azúcar
Elaboración:
1. Lava bien las fresas y córtalas en pequeños trozos.
2. Ponlas en una olla con el jugo de los limones. No debes agregar agua!!!
3. Ahora hiérvelas por 20 minutos sin azúcar y luego 10 minutos más incorporándole el azúcar.
Mermelada de pétalos de rosas
Ingredientes:
• 100 gr pétalos de rosa
• 150-200 gr de azúcar
• 1 ½ limón
• 1 litro de agua
Preparación:
1. Corta la base pálida de los pétalos utilizando unas tijeras. Lávalos y escúrrelos bien. Rocíalos con el jugo de un limón y presiónalos ligeramente.
2. Mezcla en una olla el agua con el azúcar y pon a fuego medio hasta que se haga un almíbar. Agrega los pétalos al almíbar y pon a calentar a fuego lento por 15 minutos. Retira del fuego, agrega el jugo de limón restante y remueve. Reposar por dos horas.
Mermelada de Higos
(Por el nivel de azúcar puede durar un mes en la nevera, en frasco esterilizado el tiempo de caducidad aumenta y puede durar hasta un año).
Ingredientes:
• 1kg de higos limpios y pelados
• 500 gr de azúcar
• 300 ml de agua
• Zumo de medio limón.
Preparación:
1. Limpiar los higos y pelarlos, y tal vez esto sea lo más complicado, sobre todo si los higos están muy tiernos. Una vez limpios los pesamos y tendremos en cuenta que de azúcar será la mitad que el peso de los higos.
2. Poner los higos en una cazuela con el agua, el agua más o menos debe llegar a la mitad de los higos. Cocemos durante unos 15 minutos a fuego medio y removemos de vez en cuando.
3. Añadir el azúcar. Yo he puesto un azúcar especial para mermeladas que lleva añadidos pectinas. Esto viene especialmente bien en los casos en los que la fruta no tiene muchas pectinas de forma natural. Aunque podemos utilizarla en todas las ocasiones. Si no tenéis este azúcar añadimos el limón que ayuda a que la fruta suelte la pectina con la cocción.
4. Dejar cocer hasta que espese, removiendo de vez en cuando y quitando la mayor parte de pepitas de los higos. Esto puede ser durante unos 15 o 20 minutos.
Autor K.L.Garcés

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, nos agrada tu visita y que sea de provecho lo que aquí encontraste.

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.