jueves, 30 de diciembre de 2010

Usos de la lechuga silvestre


La lechuga silvestre no es una lechuga común y corriente. Esta es una planta con diversas propiedades, entre ellas propiedades psicoactivas y sedantes, las cuales motivaron que varios pueblos a lo largo de la historia de la humanidad la aprovecharan medicinalmente.
La lechuga silvestre es una planta perteneciente a la familia de las Asteráceas, de origen europeo, bianual, con raíz ampliamente ramificada. El tallo es recto, hueco, ramificado y liso, que suele pasar el metro de altura. Tiene hojas aserradas en los bordes, de color verde azulado o morado. La inflorescencia está formada por una pequeña espiga de capítulos de color amarillo claro. Los frutos son negros y de pequeñas dimensiones.
Analgésico alternativo, relajación total. Tipo opio. La lechuga silvestre se conoce como opio de lechuga. Esto se debe a que tiene unos potentes efectos narcóticos e hipnóticos, aunque sus efectos psicoactivos son más suaves que los del opio de Papaver somniferum. La planta se viene utilizando durante hace siglos por sus propiedades sedantes y anestésicas. En el siglo XIX, los médicos y farmacéuticos utilizaban regularmente el Lactucarium, un extracto de plantas, cuando no disponían de opio normal. El Lactucarium es un sustitutivo seguro del opio porque no es adictivo y nunca se han dado casos de sobredosis, ni con grandes cantidades de Lactucarium (extracto de Lactuca virosa o lechuga silvestre). En los años 70, la Lactuca virosa (lechuga silvestre) era muy popular en EE.UU. Se vendía bajo muchos nombres distintos, como Lettuce opium, l'opium y lettucene. Con unos pocos porros de lechuga silvestre se consigue un estado de gran relajación y euforia. También facilita mucho el sueño. El ingrediente activo de la lechuga silvestre es la lactucina.
Esta planta se utiliza desde el Antiguo Egipto, y sus propiedades nacen de su excelente composición de agentes saludables para el organismo, como flavonoides, vitaminas A, C y K, calcio, proteínas, ácidos omega 3 y otros.
Por ejemplo, la planta puede utilizarse con una gran efectividad para tratar problemas de tipo alérgico/gripal. Es que su composición alivia la tos de forma considerable, y una infusión de lechuga silvestre basta para que tus bronquios se recuperen.
Además tiene propiedades sedantes, y se utiliza para calmar el sistema nervioso y reducir la ansiedad. Para aprovechar esta capacidad de la lechuga silvestre debes beber un té, que puedes combinarlo con plantas de propiedades similares como la manzanilla, la pasiflora o la valeriana.
Finalmente, ayuda a aliviar el dolor muscular y calambres, el producido por la artritis y por otros problemas articulatorios.

Bebe una vez por día, porque si abusas de ella puede causar sueño, reacciones alérgicas y falta de atención. Tiene efectos anafrodisíacos; un uso continuo podría reducir drásticamente el apetito sexual.
En papiros egipcios datados hacia el 1600 a. C. se cita la lechuga silvestre como remedio para diversas dolencias. Fue documentada por el botánico Dioscórides en sus obras como "amiga del estómago; provoca el sueño, ablanda el vientre...". La planta se viene utilizando durante siglos por sus propiedades sedantes y anestésicas. En el Cáucaso y el Turquestán la Lactuca virosa era una planta utilizada por los derviches, quienes consumían su látex puro o mezclado con hachís para tener visiones y entrar en trance. En los siglos XVIII y XIX, los médicos y farmacéuticos utilizaban regularmente el Lactucarium, extracto del látex de la planta, cuando no disponían de opio. En áreas rurales de Francia y España fue relativamente popular el uso del cocimiento de tallos y hojas de lechuga silvestre como somnífero a finales del mismo siglo. En la década de 1970 se popularizó su consumo en EE. UU., vendiéndose bajo muchos nombres distintos, como Lettuce opium, l'opium y lettucene. Según parece el famoso artista catalán Gaudí, lo usaba como agente potenciador onirógeno.

2 comentarios:

  1. dicen x ahí q tiene efectos alucinogenos...sera cierto?...al menos yo lo probare para ver si alucino hehehehe...

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, nos agrada tu visita y que sea de provecho lo que aquí encontraste.

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.