viernes, 29 de octubre de 2010

¿Qué cura la saliva y por qué? La saliva, un antibiótico.

Muy seguramente habras escuchado alguna vez hablar del potencial curativo de la saliva de los perros. Al menos yo, cuando me he cortado o quemado en más de una ocasión he recibido el consejo de darle la herida a un perro para que la lama, y esto me dejó siempre preguntándome si la saliva es realmente capaz de sanar…
 “Aulo Cornelio Celso: No es verdad que en su origen la medicina haya sido la consecuencia de cuestiones previamente planteadas, puesto que ha nacido de la observación de los hechos... Por tanto la medicina no nació del razonamiento, sino que éste vino después…”.[1]
Afirmación de Velásquez, estudioso de la farmacia natural indígena: “...después de cuatro siglos de investigación terapéutica metódica, todavía debemos más a los salvajes que a los sabios; tal es en medicina el poder de la experiencia acumulada, aunque la acumule la ignorancia.”[2]
El texto que a continuación presentamos es parte de un libro “¿Qué cura la saliva y por qué?”, (Autor: Zuno Arce, Amado - ISBN/EAN: 9789707830820) y puede ser adquirido en librerías de renombre y amplia distribución. Cuando lo haya leído, indica el autor, usted verá que los aspectos que se encuentran y/o conectan con la saliva son de una riqueza enorme, amplia y profunda, vital, admirable y única.
La han empleado y estudiado reyes, gente del pueblo, hombres místicos, sabios. (Aristóteles, A. C. Celso, Cristo, Hipócrates, Galeno, Mahoma, Jung, Kant, Maimónides, Paracelso, Plinio). Todos los humanos, pues, e incluso los animales. Y hay quienes suponen que fuimos hechos con saliva y barro, por Dios. [3] (El soplo divino ¿llevaba gotitas de saliva, como sucede cuando soplamos?)
Se ha usado y hablado de ella en las casas de los humildes, en las universidades, en los templos. Los libros sagrados la mencionan: El Bhagavad-Gita, La Biblia; El Corán; El Popol Vuh, El Ramayana, El Talmud, etc., y hasta ha sido usada para crear dioses, según el Libro de los Muertos, de Egipto.
Sirve para casi toda dolencia, desde un pequeño golpe, hasta para ¡la eterna juventud y la inmortalidad!, de acuerdo a estudiosos de oriente, y no distingue, no discrimina, razas, credos, profesiones, estratos sociales...nada, aunque no es panacea. Y fue el primer antibiótico usado. Además, complementa a los otros medios curativos. Sola no puede con todo. [4]
También se la ha equiparado a la sangre y al semen (sumerios: “Vehículo del soplo de la vida”[5],)
¿Durante cuánto tiempo se ha usado? Ayer, hoy, siempre. Supera la limitación temporal de la moda pasajera o de las personalidades de personajes que la mencionen o estudien. Jamás será “Hipocrática”, “Hahnemanniana”, “Galénica”, etc. O de nacionalidades determinadas. Nunca será “medicina china” o “india”. No; es mundial.
Actúa químicamente a nivel celular y reactivamente en el S. N., acupunturalmente, y tal vez homeopáticamente. (Hay similitud. Al salir de la boca se transforma en similar, no es ya igual, y opera por la información que porta).
Sus componentes, incluidos los microbios, son prácticamente los mismos en las personas de todo el mundo.[6]
Ningún medio curativo se ha usado tanto en la historia de la humanidad. Hoy mismo, millones de lobos, leones, tigres, perros, gatos, etc., más los humanos, la usamos.
Por todo esto, se merece el máximo respeto, el interés de la gente y los investigadores y su utilidad debe ser divulgada para beneficio de todos, y más que nada para los más necesitados, quienes carecen, algunos completamente, del dinero necesario para medicinas y gastos médicos.
En este libro se lee que con saliva se pueden curar: Dolores de cabeza, de estómago, lumbares, musculares, etc. Calambres, cataratas, verrugas, carnosidades en los ojos, tos, amigdalitis, hipo. Problemas de la piel: Arrugas, cicatrices, hongos, rozaduras, resequedad.
Aquí se intenta rescatar nuestras raíces más profundas en cuanto a la curación; La aplicación de saliva es la forma más natural que existe. Hay muchos datos obtenidos de gigantes de la medicina como Celso, Galeno e Hipócrates.
Cuánto hay de verdad y cuánto de mentira en esto la ciencia no lo sabe con certeza, pero sí se sabe que la saliva tiene determinado contenido de tipo químico que podría significar una reducción del riesgo de infección.
De hecho, cuando una herida se produce en la boca se cura cinco veces más rápido que si la herida se produce en otra parte del cuerpo. Además, no se producirá cicatriz. Esta capacidad de sanar se asocia a la saliva, y ello la justifica como un agente sanador.
Incluso en cuanto a su análisis químico, la saliva contiene ciertas propiedades que son de tipo inmune, además de proteínas antimicrobianas y antifúngicas.
Sin embargo, la saliva tiene ciertas bacterias que si son aplicadas sobre la piel, reducirán la capacidad de este órgano para enfrentar una infección.
En realidad, el potencial curativo de la saliva no está 100% asegurado por la ciencia. Sí se reconoce que hay algunos ingredientes activos que realmente son beneficiosos para el organismo; no obstante, no hay evidencia contundente como para “cuantificar” o medir el aporte que la saliva puede realizar ante una herida de forma concluyente.
¿Por qué cura? Aquí está la explicación:
DR. GUILLERMO ESQUIVIAS LEAÑO (Autor. Ex Director de la Facultad de Medicina y ex maestro de tiempo completo de la misma, en la Universidad de Guadalajara. Políglota. Iniciador de la neurocirugía mediante anestesia local): “Una gran obra. Ya recomiendo la saliva para curarse”.
DR. CARLOS HÄUBI SEGURA (Autor. Investigador. Maestro universitario. Políglota): “Andrés ahora nos vuelve a bombardear con sus revolucionarias ideas…sugiriendo que la curación de muchas afecciones está... en la punta de la lengua”.
INSTITUTO PASTEUR, DE FRANCIA: “En la saliva hay un analgésico 6 veces más fuerte que la morfina”.
UNIVERSIDAD DE AMSTERDAM, HOLANDA: "La histatina en la saliva produce cicatrización rápida en heridas".
UNIVERSIDAD ALEMANA DE GREIFSWALD. "Escupir no es saludable. El sistema de defensas se desequilibra".
UNIVERSIDAD DE HARVARD: "La lisozima en la saliva protege contra microbios".
[1] A. C. Celso, en “Los ocho libros de la Medicina”, un inigualable resumen de cuanto se había dicho y hecho en medicina hasta la primera mitad del siglo I a.C. Aquí quiero acentuar el hecho de que los testimonios valen, pero la investigación metódica es indispensable. http://www.sepeap.org/archivos/libros/antibioticos/1.pdf
Nos corresponde ahora estudiar, investigar en serio, científicamente, "el poder de la experiencia acumulada", los  hechos curativos  registrados salivales, "aunque los acumule la ignorancia". Además,  hoy es necesario reconocer que los sabios ya han hecho aportes fundamentales. A. A. Z. A. 2009.
[4] “registros sugieren que se usa la saliva en el tratamiento de todas las enfermedades entre los Somalí (sic)”. Ver capítulo primero e índice.